Existe preocupación de los habitantes que residen en las riberas del canal El Macho, en Machala. Temen por el desbordamiento ante la llegada del fenómeno de El Niño

Al parecer, el fenómeno de El Niño cada día está más cerca y para ello las instituciones involucradas están preparándose para evitar que el impacto sea lo menos posible hacia la población.

Según el comité de Erfen, organismo que estudia el fenómeno de El Niño, ha pronosticado que las lluvias más intensas en Ecuador se registrarán en los meses de diciembre, enero y febrero, pero que empezará a partir del 15 de noviembre.

Vanessa Banda Luzuriaga, directora zonal subrogante de la Secretaría de Gestión de Riesgos, SGR, dijo que, en la provincia de El Oro y en la zona 7 que también abarca a las provincias de Loja y Zamora, el fenómeno chocaría con la época lluviosa.

Ante este anuncio, la SGR está tomando las acciones y los trabajos de prevención; además, es responsabilidad de los gobiernos autónomos descentralizados ejecutar los trabajos de mitigación en sus jurisdicciones y en las zonas de mayor riesgo, precisó.

“La provincia de El Oro sería la más afectada por este fenómeno. En Loja, en algunos cantones en mención y la provincia de Zamora Chinchipe. Como mencioné, se avecina la época lluviosa y ya sabemos en base a los antecedentes que han existido”, manifestó la directora.

ASISTENCIA HUMANITARIA

Banda detalló que la SGR cuenta con los insumos de asistencia humanitaria para los damnificados, esto incluye para las tres provincias de la zona. La idea es brindar la ayuda inmediata a la emergencia que se pueda presentar en cualquier parte de este territorio zonal, refirió.

En la adquisición constan 1000 kits complementarios de alimentos para 15 días, 2000 kits de primera respuesta para tres días, 1000 kits de limpieza familiar, 1000 kits de higiene, 1000 kits de vajilla, 400 tanques de 250 litros, 30 de 2500 litros y 1000 kits de dormir completo (colchón, almohada, frazada y sábanas).

“Aclarando que la atención inmediata o de primera respuesta es de los gobiernos municipales. Los GAD’s también están haciendo sus adquisiciones y nosotros entramos a la asistencia complementaria. En caso, algunos municipios no tengan los recursos suficientes, entramos con el contingente”, aseguró.

Dijo que en El Oro ya está identificado los puntos de encuentro para que las familias puedan evacuar. Resaltó que se han desarrollado simulacros para que la ciudadanía se mantenga informada.

Asimismo, está mapeado los alojamientos temporales y que los GAD’s tienen establecidos estos espacios con el equipamiento respectivo, añadió Banda.

Entre lunes y martes de la próxima semana se reunirá el Comité de Operaciones de Emergencia, COE Provincial, para evaluar y fijar las acciones a tomar por los estragos de la naturaleza.

ESTÁN ALERTAS

Rosa Sanmartín Sánchez, quien tiene una picantería a escasos metros del canal El Macho, está preparada en caso llegase a desbordarse, como ya sucedió en el 2016, donde las calles del sector Los Vergeles y barrios aledaños, se convirtieron en ríos. El agua les llegó hasta la cintura, recordó la fémina.

La dama que tiene 55 años y que lleva viviendo 30 años en el lugar, relata que solo Dios sabe si viene fuerte o no el fenómeno. “Uno debe de estar preparado, porque no sabemos el agua hasta dónde subirá”.

Sanmartín expresa que todos los orenses deben de poner de su parte, a fin de tener limpios sus alcantarillas para que pueda evacuar rápidamente el agua. “Aunque cuando llega el invierno o El Niño, no está viendo nada”, mencionó.

Este medio de comunicación trató de mantener entrevistas con el responsable de Riego de la Prefectura y con Gestión de Riesgo del Municipio de Machala para conocer las acciones a tomar ante estos anuncios, pero hasta el cierre de esta nota periodística no obtuvimos respuesta.

VOCES CIUDADANAS

Fermín Ortiz Argudo, 75 años:

“Del fenómeno de El Niño se ha dicho tantas cosas, pero no hemos tenido ningún apoyo. Estamos abandonados y nadie viene a incentivar nada. Tal vez por ahí algún albergue. Cuando se rebosa el canal nos entra el agua y tenemos que ver cómo la sacamos o esperamos que baje el nivel. Todo perdimos. Aquí no hay nadie que nos diga qué debemos de hacer”.

Patricia Valarezo, 60 años:

“Aquí no hay un lugar seguro, porque El Macho está cerca a nuestras casas. Yo vivo unos 3 años en la zona, pero más antes me han contado que se ha rebotado. Hasta ahora he escuchado a las autoridades decir algo, porque aquí no han llegado a socializar nada. Hay el temor a que se dañen nuestras cosas porque las casas son bajas y no están hechas para una cosa así”.

David Mejía, 35 años:

“Se vería afectado mi negocio porque está a unos 30 metros del canal. Ahora depende de la fuerza que venga el fenómeno de El Niño. Hay el temor a que se reboce y pueda perjudicar a negocios y viviendas. Podría haber pérdidas humanas. Por acá no han venido las autoridades a socializar y a capacitar. Nosotros conocemos que viene por la televisión y las redes sociales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí