Imagen Referencial. Por: Richard Zambrano

En el cantón Chone, provincia de Manabí, Pedro Chávez, quien es ingeniero ambiental y ganadero por más de diez años asegura que después de escuchar varios testimonios sobre esta forma de trabajar con las reses, optó por intentarlo y ahora en diciembre ya cumple un año con este nuevo sistema.

Para él la ganadería regenerativa es una de las formas de trabajo más amigables con el medio ambiente que existen, porque con este tipo de trabajo no se utiliza químico alguno para el control de malezas en los potreros, más bien se utilizan cercas eléctricas para controlar los espacios donde comen los animales, permitiendo así la existencia de nuevos árboles dentro del hábitat del ganado, ya que con este método se busca la recuperación de la fertilidad de los suelos y la restauración de los ciclos de nutrientes, de energía y agua.

Como ganadería regenerativa se entiende el diseño de proyectos que incluyen Sistemas Silvopastoriles donde se integran los árboles, forraje y pastoreo.

Chávez afirma que este nuevo mecanismo le ha permitido a él aumentar la carga animal. “Con el potrero tradicional manejábamos hasta 50 reses, ahora con el sistema regenerativo hasta 140”.

Asegura que otro gran beneficio es que, al eliminar el uso de químicos para el control de plagas en sus potreros tradicionales, la presencia de insectos benéficos para el suelo en donde pasan diariamente los animales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí