Quienes viven en la zona rural de Santo Domingo de los Tsáchilas piden a las autoridades que los mantenimientos viales sean más continuos, debido a que, con el paso diario de vehículos y la presencia de lluvia, se deterioran de manera rápida.

En la vía principal de la parroquia Santa María del Toachi se han formado huecos grandes que afectan tanto al transporte público como a los vehículos más pequeños. Esta carretera, que conecta las provincias de Los Ríos y Cotopaxi, presenta tramos con problemas en el pavimento asfáltico.

Hugo Alomoto, habitante del recinto Salinas de Monte Nuevo, señaló que han tenido que realizar mingas para restaurar el acceso vehicular. Además, han organizado comisiones con el propósito de entablar diálogos con las autoridades provinciales, quienes les han dicho que deben esperar el cronograma de trabajo.

“De acuerdo a la planificación del Gobierno Provincial, está previsto que el mantenimiento se lleve a cabo en febrero de 2024. Mientras tanto, es imperativo que busquemos alternativas para prevenir un mayor deterioro de las vías», expresó Alomoto, quien mostró escepticismo respecto a la eficacia de los parches provisionales que han estado realizando hasta el momento.

Valle Hermoso

En esta parroquia rural, uno de los inconvenientes más fuertes es el problema de la vía que conecta el recinto Cristóbal Colón con el sector del puente sobre el río Salazar, el cual marca el límite con la provincia de Pichincha.

Luis Farías, coordinador de vialidad del gobierno parroquial de Valle Hermoso, señaló que aproximadamente ocho kilómetros presentan grandes orificios, a pesar de que realizaron trabajos paliativos hace dos meses. Asimismo, indicó que aunque existe coordinación con las autoridades provinciales, hay carreteras transversales que reciben escasa atención en trabajos de mantenimiento.

Cronograma

Néstor Loaiza, director de Obras Públicas del Gobierno Provincial, informó que existe un cronograma establecido para las labores de mantenimiento en la zona rural. No obstante, enfatizó que en ciertos lugares, la atención puede demorar debido a diversas situaciones, como las emergencias que surjan durante la época invernal.

Especificó que trabajan con equipos camineros para el mantenimiento vial de las parroquias. La primera atención la realizan en Valle Hermoso y Puerto Limón. La segunda solo en Alluriquín, ya que es la única zona que cuenta una extensión vial considerable, alcanzando los 400 kilómetros.

Hay otro equipo que atiende exclusivamente a las comunas de la nacionalidad Tsáchila, mientras que otra maquinaria, designada por primera vez, presta servicio a las tres parroquias del cantón La Concordia. También hay técnicos que colaboran en las zonas de planificación.

En cuanto a las parroquias San Jacinto del Búa, Luz de América, El Esfuerzo y Santa María del Toachi, la labor la realizan mediante circuitos, es decir, que el equipo caminero se establece en cada uno de estos sectores durante 60 días.

Loaiza mencionó que tratan de ser equitativos y que los trabajos lleguen a las diez parroquias rurales. (CT)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí