Foto tomada de la web de podagro/

Propagación de enfermedades en cultivos de África impulsa precios a niveles históricos.

La actual propagación de enfermedades en los cultivos de cacao en África , que aportan aproximadamente el 70% de la producción mundial, estaría causando estragos en la producción. Estas presiones están llevando los precios a niveles sin precedentes, impactando también en el mercado del chocolate. Sin embargo, América Latina podría tener una nueva oportunidad en el horizonte, siendo que los mayores problemas recaen en los productores de África Occidental, puesto que sus cultivos están en alza y sus plantaciones son menos susceptibles a este tipo de problemáticas.

Según las proyecciones de Capital Economics, reportadas por Bloomberg en Línea, se espera que la producción de cacao aumente alrededor del 5% en la temporada 2023/24, con Ecuador contribuyendo con unas 410.000 toneladas y Brasil con 220.000 toneladas. Además, se pronostica un crecimiento anual compuesto de aproximadamente el 4,3% durante el período de 2024 a 2032.

Se estima que América Latina se beneficiará del descenso en la producción de África Occidental, ya que los altos precios del cacao han estimulado una mayor plantación en la región. Capital Economics señala el caso de Brasil, que aspira a ser autosuficiente en producción para satisfacer la demanda interna para el año 2025, eliminando así la necesidad de importaciones. Se hace hincapié en que, para finales de la década, Brasil y Ecuador hayan aumentado de gran manera su participación en el mercado mundial.

Cabe mencionar que Colombia se destaca como consumidor y exporta solo el 25% de su producción a mercados externos.

Una situación preocupante 

El colapso masivo de las cosechas es la causa principal de este aumento de precios, según reportó DW. Expertos como Friedel Hütz-Adams, del Instituto Südwind en Bonn, Alemania, indican que se estima una caída de al menos un tercio en las cosechas de Costa de Marfil y Ghana, creando un déficit en el mercado en el cual  América Latina cuenta con una ventana de oportunidad.

Para la industria procesadora en la región, el aumento en el precio del cacao implica mayores costos de producción. El profesor de Economía, Alexandre Pereira, mencionó a Bloomberg Línea que, para los productores de América Latina, el aumento en el precio internacional del cacao supone un incremento de ingresos sin precedentes. Por ende, se espera que esto estimule un aumento en la producción local y una mayor inversión en la expansión y mejora de la productividad de las plantaciones existentes.

Cabe destacar que, a pesar de que la enfermedad de la vaina negra afectó gravemente los cultivos de cacao en América Latina en la década de 1980, actualmente hay un gran aumento de las plantaciones y se espera que los agricultores estén mejor preparados para evitar la propagación de enfermedades. La Organización Internacional del Cacao (ICCO) estima que la producción en la región fue de 1.052.000 toneladas en la campaña 2022/23.

Cacao de gran calidad

La producción de cacao en América Latina representa cerca del 20% del total mundial, destacándose además por la calidad del producto. La competencia Cacao of Excellence, que reúne a expertos en evaluación sensorial y a la industria del chocolate, evaluó durante el 2023, unas 222 muestras de granos de cacao de 52 países. En la ocasión, se seleccionaron 26 ejemplares de Bolivia, Colombia, Brasil, Ecuador, Perú, Venezuela, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Jamaica, Martinica, México, Nicaragua, Puerto Rico y Trinidad y Tobago como parte de las 50 mejores del mundo.

Además, según un informe del Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe, entre el 70% y el 100% de las exportaciones de cacao de países como Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú y México corresponden a variedades especiales («prime»), lo que incrementa el valor de la producción en la región. Todo esto llevaría al estudio «Latin America: cocoa and chocolate market revenue 2021-2026«, a proyectar que el mercado local alcanzará un valor de más de US$20.100 millones en 2026.

Para que los agricultores latinoamericanos puedan aprovechar la actual coyuntura, es necesario que realicen las inversiones requeridas para rehabilitar y mantener los nuevos árboles de cacao, muchos de los cuales se perdieron en brotes de enfermedades anteriores.

El incremento de los ingresos derivado del alza en los precios podría ser un incentivo para que el sector invierta en densificar la cadena de producción, expandir la capacidad productiva, mejorar la calidad y aumentar la eficiencia.

Por MundoMaritimo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí