El consumo de fertilizantes en España ha aumentado el 5 % en 2023 en comparación con el año anterior, hasta situarse en 3,7 millones de toneladas de producto, ha señalado la patronal del sector Anffe.

La cifras elaboradas por la Asociación Nacional de Fabricantes de Fertilizantes (Anffe) muestran que poco a poco se está recuperando el mercado, si bien todavía el consumo sigue «muy por debajo» de lo que era habitual en España hasta 2020, cuando rondaba los 5 millones de toneladas anuales.

Por tipos de producto, las ventas de abonos nitrogenados han superado los 1,9 millones de toneladas en 2023, entre las que destacan las de urea y nitratos amónicos, seguidas de las de abonos complejos (con más de 1,4 millones de toneladas).

La comercialización de abonos fosfatados y potásicos ha rondado las 170.000 y las 240.000 toneladas, respectivamente, ha apuntado la patronal en un comunicado.

Castilla y León, Andalucía y Castilla-La Mancha han sido las comunidades con un mayor consumo de fertilizantes, coincidiendo con la mayor superficie agrícola.

Además, las importaciones de fertilizantes han crecido el 4,5 % anual, hasta los 3,3 millones de toneladas, y las exportaciones se han incrementado el 3,5 %, hasta los 2,4 millones.

Las empresas asociadas a Anffe poseen plantas productivas repartidas por toda España que suman una capacidad productiva global superior a los 6 millones de toneladas anuales. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí