El mayor objetivo en toda finca lechera es lograr un resultado económico exitoso. Sin embargo, para llegar a esto se debe tabular varios indicadores, entre ellos, uno de los más importante es el de parto-concepción.

Ampliamente se ha explicado que la reproducción es el sustento económico de toda finca lechera. El objetivo de toda ganadería es lograr una cría por vaca al año, para ello el parámetro que más relevancia tiene es el parto-concepción, llamado también ‘días abiertos’, ya que es el periodo transcurrido entre la fecha que parió la vaca hasta que se confirma la nueva preñez del animal. Para tener una cría por año, el tiempo óptimo de los ‘días abiertos’ es de 90 días (3 meses + 9 meses de gestación = 12 meses ). El promedio nacional está sobre los 150 días, aunque existen ganaderías que superan los 200 días abiertos, estadística que se refleja en la poca eficiencia económica de la lechería, ya que tendrá menos vacas en producción en su hato, menos animales jóvenes para reemplazo y más vacas que descartar por problemas reproductivos. Para mejorar el índice de reproducción, el técnico ganadero debe mantener un adecuado balance energético posparto, esto se puede conseguir con el uso de balanceados altos en energía, por ejemplo, ProGanado, fabricado por PRONACA.

vteri-actualLa vaca debe consumir una buena cantidad de forraje proveniente de pradera o potrero; se debe complementar la dieta con sales mineralizadas y abundante agua a libre voluntad. Los técnicos especializados de PRONACA explican que una vaca se puede quedar preñada siempre que su condición corporal supere el 2,8 sobre 5 en la evaluación general; y, además, la vaca debe estar ganando peso. Las vacas infértiles se descartan. Para que las novillas entren a reproducción depende del sistema de producción: si es un sistema de producción intensivo lechero Holstein, el peso ideal (más que la edad) puede ser de 380 a 420 kg, que se logran aproximadamente entre los 14 y 18 meses, pero se puede llegar en edades más tempranas suplementándolos con programas de alimentación de terneras como el que ofrece PRONACA, que incluye las fórmulas: Terneras Preinicial, Terneras Inicial, Terneras Crecimiento, según el propósito y el sector con los alimentos de producción.

Las fórmulas avanzadas de los balanceados de PRONACA garantizan una cantidad total de proteína y energía determinada, es decir, nunca se va a obtener menos nutrientes de los indicados ya que la fórmula es siempre estable. Una vez que se haya logrado el parto exitoso, el manejo de los terneros también es importante. En una lechería tecnificada o semitecnificada, se descartan los machos al nacimiento, ya que es un costo de mano de obra y alimentación. En ganaderías de doble propósito, el ternero debe de estar presente para que estimule el cerebro, se genere oxitocina y la leche fluya. Para mantener las condiciones óptimas para el ganado debe haber una constante capacitación y actualización de los conocimientos del personal, para que conozca cuáles son las necesidades de los animales y para que pueda operar con solvencia las instalaciones. Además, no hay que olvidar que el asesoramiento técnico con técnicos especializados es un factor determinante para el éxito de toda empresa.

programa-nutricion

Fuente: PRONACA

Mayor Información:

www.pronaca.com

Telf: 1800-776622

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here