Demostración a escala piloto

El mantenimiento de una micro flora intestinal benéfica y estable es de vital importancia para reducir el impacto de los eventos de enfermedad y optimizar la eficacia digestiva en el camarón, obteniendo como resultado una mejor sobrevivencia y productividad. El presente artículo ilustra el potencial de los fito bióticos como aditivos alimenticios con modo de acción múltiple sobre la micro flora intestinal, como una nueva área para mejorar la rentabilidad en el cultivo semi intensivo de camarón en Ecuador.

Introducción

La acuicultura es la industria de producción de proteína animal de mas rápido crecimiento, presentando una tasa promedio anual del 10% durante los años 80’s y 90’s. Para la década de 2012 – 2022 se pronostica que la acuicultura crecerá entre un 29% y 50% para abastecer la creciente demanda de mariscos. El cultivo de camarón marino se incrementó de manera drástica al pasar de alrededor de 100 toneladas en los 80’s a cerca de 4 millones de toneladas en 2010, siendo los cinco principales productores China, Tailandia, Vietnam, Indonesia y Ecuador. A pesar de este éxito aparente en términos de expansión de la producción, en muchas otras regiones la producción continúa sufriendo importantes pérdidas económicas debido al impacto de una amplia variedad de enfermedades. El virus del síndrome de la mancha blanca (WSSv por sus siglas en ingles), una de las principales causas del estancamiento de la industria de camarón en los noventas, continua afectando la producción en México, Centro y Sudamérica donde los métodos de producción extensiva empleados en grandes estanques no permiten medidas de bioseguridad efectivas contra el virus. La producción de camarón en SE Asia y México han sido devastadas desde finales de 2012 por una nueva enfermedad conocida como síndrome de la mortalidad temprana (EMS, por sus siglas en inglés) o enfermedad de la necrosis aguda del hepatopáncreas (AHPND, por sus siglas en ingles).

El camarón pastorea activamente el substrato y por lo tanto esta muy expuesto a intercambios de micro flora entre el medioambiente y su sistema digestivo. Esto incrementa el riesgo para la proliferación de micro flora intestinal desfavorable, la cual puede afectar el funcionamiento óptimo del sistema digestivo. Además de que, el sistema digestivo del camarón es la principal puerta de entrada para las infecciones bacterianas y virales, las cuales siguen siendo el mayor riesgo para la rentabilidad de la producción de camarón. El uso de antibióticos para controlar el desarrollo de microbios durante el proceso de producción no es del todo deseable debido al riesgo de crear resistencia y a su rechazo por parte de los legisladores y los consumidores. La industria de camarón requiere de otras alternativas para controlar el ecosistema microbiano en los sistemas de producción. Dentro de las estrategias sostenibles para modular la micro flora intestinal en el camarón existe el uso de una amplia variedad de compuestos naturales, tales como pro bióticos, ácidos orgánicos, extractos de levadura y fito bióticos. El uso combinado de estos puede tener efectos sinérgicos, por ejemplo; los fito bióticos pueden mejorar el establecimiento de bacterias benéficas o pro bióticas y por lo tanto mejorar la eficacia de la inoculación de pro bióticos en el sistema de producción. Alimentos funcionales que contienen promotores de la salud intestinal entregan en cada comida una concentración adecuada de actividad antimicrobiana natural dentro del tracto intestinal del camarón. Estos alimentos son una pieza clave dentro de cualquier estrategia para prevenir enfermedades, particularmente cuando las bacterias son la mayor causa de mortalidad. No obstante, el éxito de esta estrategia dependerá de la eficacia en la selección del promotor de salud intestinal. El aditivo alimenticio ideal en la modulación en el intestino será aquel que sea estable al calor y por lo tanto, sea fácilmente incorporado dentro del alimento en la fábrica de balanceado para que pueda estar presente en cada comida, desde las dietas iniciadoras hasta las de finalización, sin requerir mayores adaptaciones en los protocolos de producción, tanto en las maternidades / raceways como en la granja de engorde. Los aditivos alimenticios naturales que combinan diferentes mecanismos de acción, tales como propiedades directas bacteriostáticas/bactericidas o también propiedades de inhibición del “Quorum Sensing”, en concentraciones por debajo del MIC, son más prometedores para reducir el impacto de enfermedades bacterianas como Vibriosis (Coutteau and Goossens, 2014). En el presente estudio se evaluó el efecto de un aditivo alimenticio con acción múltiple en la salud intestinal sobre la productividad en el cultivo de camarón en Ecuador, a escala piloto.

Condiciones y protocolo de evaluación en granja.

El bioensayo fue realizado en la estación experimental de una granja camaronera ubicada en la provincia de Guayas, Ecuador, durante el periodo de febrero a abril del año 2015. Durante el experimental, dos dietas (CONTROL y SANACORE) fueron comparadas con la única diferencia en la adición de un aditivo fito biótico (Sanacore® GM, Nutriad International, Bélgica) al alimento comercial de uso cotidiano en la granja. El nivel de inclusión del aditivo fue de 3g por Kg de alimento, realizada mediante bañado utilizando un aglutinante comercial. El alimento comercial utilizado era una alimento de 35% de proteína.

Los estanques experimentales de aproximadamente 170 m2 fueron sembrados con camarones de 70 mg de peso promedio a una densidad de 10 animales/m2. El tratamiento y el control tuvieron 5 y 3 estanques réplica, respectivamente. La duración de la prueba fue de 78 días. El alimento fue aplicado por la mañana una vez al día siguiendo la tabla de alimentación para todas las piscinas. El manejo de los estanques fue de acuerdo a los protocolos de operación rutinaria de la granja. Las variables de producción comparadas entre los tratamientos incluyeron: sobrevivencia, rendimiento a cosecha (biomasa final /ha), factor de conversión alimenticia (FCA), crecimiento promedio semanal y peso final a cosecha.

Resultados de Producción

Aunque la variación inherente entre los estanques no permite detectar marcadas diferencias para todas las variables productivas, el bioensayo muestra tendencias interesantes (Tabla 1, Fig. 1). La suplementación del modulador de salud intestinal mejoro los valores de sobrevivencia (20.5% comparado con el control), rendimiento de cultivo (14.1%) y conversión alimenticia (14.1%).

Tabla 1. Resultados de cosecha para los estanques control y tratamiento que recibieron un promotor de salud intestinal durante 78 días de cultivo (promedios y desviación estándar de 5 y 3 estanques replica de 170 m2 para tratamiento y control, respectivamente).

Fig. 1. Sobrevivencia, rendimiento de cultivo y factor de conversión alimenticia (FCA) para los estanques control y tratamiento que recibieron un promotor de salud intestinal durante 78 días de cultivo (promedios de 5 y 3 estanques replica de 170 m2 para tratamiento y control, respectivamente).

Discusión

Aditivos alimenticios de origen natural que combinan diferentes mecanismos de acción contra especies de Vibrio tanto directamente con propiedades bacteriostáticas / bactericidas con actividades de “quorum quenching” han demostrado ser efectivos en mejorar la sobrevivencia bajo situaciones de desafío donde el camarón está expuesto a las bacterias patógenas. La inclusión de estos aditivos botánicos en la dieta, el mismo que fue utilizado en el presente estudio, bajo el proceso de peletizado estándar en la  fabricación industrial del alimento, mejoro la sobrevivencia del camarón bajo condiciones de producción semi intensivas en Panamá en un 24% y 18% comparado con el grupo control durante dos ciclos de producción independientes. (Cuellar-Anjel et al., 2011). En estas pruebas de producción el principal desafío fue luna co-infección de WSSv y Vibriosis. El aumento de sobrevivencia del 21% relativo al control observado en el presente estudio está en línea con las observaciones realizadas en las pruebas de Panamá (Fig. 2). El efecto negativo en el crecimiento observado en el presente trabajo requiere un mayor estudio. En un sistema semi intensivo, el uso de tablas de alimentación fijas a menudo ocasionan una interferencia entre la sobrevivencia y el crecimiento debido a la falta de ajustes del alimento disponible para el camarón en función de la sobrevivencia. Esto frecuentemente resulta ser una limitante en el crecimiento para el tratamiento que presenta la mayor sobrevivencia.

Loc et al., (2015) confirmó el efecto sinérgico del mismo producto fito biótico en un bioensayo de desafío con Vibrio parahaemolitycus (cepa de EMS/AHPND, por sus siglas en inglés) bajo condiciones controladas de laboratorio, mostrando un incremento en la sobrevivencia del 62% – 107%  en el camarón que fue alimentado con el aditivo durante 3 semanas previas a la infección experimental, comparado con los grupos control y que no fueron suplementados con el aditivo. La adición en el alimento este producto fito biótico resultó, consistentemente, en los conteos más bajos de Vibrio spp. en el sistema digestivo del camarón comparado con el control, ilustrando la capacidad de modulación en intestino del aditivo para proteger la flora intestinal del camarón ante un embate de Vibrio spp.

Conclusión

El presente estudio demostró un mejoramiento de la sobrevivencia a cosecha de 21%, una conversión alimenticia de 15% y un rendimiento de biomasa por hectárea de 14%, gracias al uso de un aditivo funcional con capacidad de modular la flora intestinal. Esto confirma el potencial que tienen los alimentos funcionales para mejora la productividad y reducir los costos bajo escenarios de presión de enfermedad, mismos que se presentan hoy en día en la mayoría de las áreas de producción en Ecuador (por ejemplo: WSSv y Vibriosis).

Fig. 2. Comparación del efecto de un aditivo funcional con acción combinada, antibacteriana y de inhibición de QS, sobre la sobrevivencia de Litopenaeus vananamei en diferentes pruebas de campo bajo condiciones de producción semi intensiva. Panamá densidad de 8 cam/m2 en estanques de 3 has. (Cuellar-Anjel, 2011); Ecuador: presente estudio

Fuente:

Peter Coutteau

Gilberto Hernandez
www.ergomix.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here