Un nuevo artículo publicado en la revista The Advocate de la Global Aquaculture Alliance (GAA) explica la gestión adecuada (manipulación y prácticas de almacenamiento) de balanceados comerciales del camarón.

La exitosa gestión de balanceados comerciales para el camarón requiere el conocimiento del ambiente acuático y la disponibilidad de alimento natural, gestión del agua y del fondo del estanques, manipulación y almacenamiento de los piensos, método de aplicación de los piensos y el régimen de alimentación, destaca Darryl E. Jory en su artículo.

“La sobrealimentación causará la contaminación del agua y relegará a un pienso caro, cuidadosamente formulado y producido, a un rol de simple fertilizante. La gestión de los piensos acuícolas comerciales es un proceso secuencial” reporta Jory.

Jory recomienda que cada instalación de producción debe determinar la tasa y frecuencia de alimentación óptima para los piensos comerciales disponibles mediante pruebas y comparando resultados en el crecimiento, sobrevivencia y eficiencia del pienso por al menos algunos ciclos de crecimiento, para incluir la variabilidad estacional y ambiental.

Selección de balanceados comerciales

Jory indica que un balanceados acuícola formulado debe cumplir con varios criterios. “Cada granja desarrolla sus propios requerimientos de calidad de los piensos, y hay varios criterios de calidad usados para evaluar las dietas acuícolas comerciales para los camarones, incluyendo el tamaño del pellet, uniformidad de la apariencia, integridad física y densidad, humedad, contenido de proteína y lípidos, estabilidad del agua, atractividad y olor” destaca el investigador.

Recomendaciones de gestión

Los balanceados acuícolas están elaborados de ingredientes altamente perecederos, y es crítico su manipulación y almacenamiento hasta su uso. La mayoría de los productores de piensos proveen guías generales para la manipulación y almacenamiento de los balanceados artificiales del camarón, estos incluyen:

1. Almacenar los balanceados un un área seca, fría y bien ventilada.

2. Rotar los balanceados usando los más antiguos primero, siguiendo el principio “primero en llegar, primero en salir.

3. Los sacos de piensos deben estar en pallets para evitar el contacto directo con el piso, y a al menos 45 a 50 cm de los techos para permitir una adecuada ventilación.

4. Mantener separados los diferentes tipos de balanceados; principalmente de los medicados y no medicados.

5. Evitar la excesiva manipulación de los sacos de balanceados, y siempre manipular con cuidado.

6. En granjas que se alimenta varias veces en el curso de 24 horas, la ración total de balanceados es distribuida desde el almacén a los estanques una vez, usualmente bien temprano. Es importante proteger los sacos de la luz solar y lluvia, almacenándolos bajo cobertores simples.

Fuente: CNA-Ecuador|ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here