“Pusimos en marcha este incentivo para dos productos en concreto, la piña y el aguacate, porque son de las frutas con mayor capacidad de siembra a nivel Nacional. Esto significa que los volúmenes son abundantes y que podemos tener más oferta que la demanda en el mercado nacional. Todos los volúmenes excedentes se pueden destinar a la exportación, por ejemplo a USA, Europa y Asia. La empresa está en activa desde el 2012, pero casi toda nuestra experiencia la tenemos en el mercado nacional como distribuidores”, indica Gerardo Cumare, de la empresa comercializadora Inversiones Cumaca, de Venezuela.
Gerardo explica que se ha apoyado mucho en la experiencia de países productores de estas frutas, tales como Costa Rica y Colombia. “Costa Rica es muy importante en la exportación de piña. Su fruta es conocida en todo el mundo. Además,  hacen un excelente trabajo de marketing en lo referente a su piña y su calidad. Sin embargo, nuestra ventaja sobre otros países es que Venezuela tiene unas condiciones meteorológicas estables. En nuestro país, es muy raro que se produzcan huracanes o lluvias intensas. Por consiguiente, producimos frutas en unas condiciones de cultivo ideales y disponemos de fruta todo el año”.
 

 
Asociación 
“Trabajamos con los productores para que se conozca más la calidad requerida para la exportación. A futuro cuando logremos estabilizar las exportaciones, la idea es crear una asociación para que todos los productores Venezolanos sean beneficiados de la exportación, y posiblemente ampliar la oferta a otras frutas tropicales tales como la lima Tahiti y el Mango. No promocionaremos solo nuestras frutas, se exportarán piñas y aguacates venezolanos. Nuestra idea es comercializar un producto con calidad estándar que cumpla con las exigencias internacionales. Hemos puesto en marcha algunas prácticas juntos, pero la asociación todavía no se ha formalizado”. A partir de febrero, habrá disponible una gran cosecha de piñas, resultado de dos años de trabajo y preparación.
Piñas
“La variedad de piña que manejamos es la española roja, variedad que no es tan conocida como la Golden MD2, pero estamos hablando que igualmente es una piña Extra-Sweet, que puede estar por encima de los 14 grados Brix. En términos de tamaño podemos decir que estamos por encima de los 1,8 kilos”.
Para la exportación de este tipo de rubros, el gobierno venezolano ha manifestado su buena pro para facilitar a las empresas los permisos necesarios para dicho proceso. “Cada vez que se realiza una cosecha para exportar, el Gobierno haciendo uso de sus mecanismos, debe verificar la calidad y que cumpla con todas las normas, a pesar de que tanto la planta como los campos disponen de todos los permisos necesarios y se cumplen con las normas internacionales”.
“La principal demanda de nuestras piñas y aguacates apuntamos que sea de USA y Europa, especialmente desde Países Bajos y Alemania, y aunque Venezuela no es conocido como país exportador de fruta, nuestra idea es dar a conocer nuestras frutas, estando convencidos de que a medida que exportemos nuestros volúmenes se incrementaran poco a poco”.
A nivel comercial, en esta empresa venezolana son conscientes de que debido al desconocimiento de su fruta en el mercado, van a tener que ser competitivos en cuanto a los precios y condiciones de negociación. Y a medida que se vayan conociendo los productos, seguramente estaremos en una mejor posición para negociar mejores precios, cuando ya se demuestre la calidad, el sabor, el calibre, etc., de nuestros productos. En el caso de las piñas, en el estado Lara, una de las zonas donde se cosechan mayormente, entre todos los productores se pueden alcanzar unas 15.000 hectáreas de siembra de piña”.
Aguacate
Respecto al aguacate, nos explica que “sucede algo parecido al caso de las piñas en caso del conocimiento internacional, ya que tenemos variedades diferentes  a la Hass que es la más común en el mundo. Se trata de las variedades Pollock y Choquette (Green Skin Avocados), muy específicas de los países tropicales como Venezuela, República Dominicana, Colombia e incluso Florida. En Europa estas variedades también se están empezando a conocer, ganando terreno poco a poco al aguacate Hass”.
Explica que el aguacate Pollock tiene forma alargada, semejante a una pera, mientras que el Choquette es más redondeado, aunque también tiende a alargar su forma. La piel de ambos es lisa y con un intenso color verde brillante. “Las dos variedades son más cremosas y tienen más calibre que el aguacate Hass. Creemos que el mercado europeo y asiático apreciará estas características especiales”.
“Estamos buscando establecer acuerdos con importadores en el mercado europeo. Con convenios comerciales,  podrán ayudarnos a colocar nuestra fruta en lugares concretos. Entendemos que es algo que hay que hacer paso a paso. Los latinoamericanos están familiarizados con estas variedades, pues se conocen especialmente en América del Sur. Creemos que hay un nicho de mercado importante por lo que seguramente un grupo de personas preferirán nuestras variedades a la Hass”.
Para concluir, señala que tienen un buen potencial. “Mientras que, por ejemplo, México se queda sin producto unos meses por la llegada del invierno y el frío, nosotros ofrecemos el mismo producto con las mismas características prácticamente todo el año”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí