Uno de los temas que ha causado gran controversia entre industriales y productores en los últimos días es la colocación del mecanismo de franja de precios para el arroz y el maíz.

Para los industriales es un mecanismo idóneo que permite pagar un precio justo; para las productores es un engaño que nunca les permitirá llegar a alcanzar el precio techo ya que los industriales siempre encontraran pretextos para no pagarles  la calidad que entregan.

Lo cierto es que la Franja de Precios, es un instrumento de política comercial utilizado desde hace más de una década por Colombia, Perú, Venezuela y Ecuador para estabilizar los costos de importación y los precios internos de un grupo seleccionado de productos agropecuarios.

Para Rubén Flores, Ministro de Agricultura de Ecuador, este mecanismo  es una señal importante para que los actores de la cadena productiva, sobre todo los productores, se orienten en el mercado. ” El precio piso da la señal para que el productor tenga su línea roja bajo la cual no debería producir, el precio techo es el máximo que un comerciante o un industrial pagará al productor para evitar la especulación” explica Flores.

El titular de la cartera Agropecuaria argumentó que entre esos dos limites, las ruedas de negocios como la realizada en Guayaquil genera un proceso de formación del precio doméstico, recalcando  que la semana pasada se negociaron 150 mil  tm de maíz y se formó un precio de 15,75.

Según los expertos La franja de precios establecida para arroz y maíz le permitirá al agricultor tener un producto con precios más competitivos frente a los vecinos, le dará competitividad a la producción nacional y ayudará a combatir el contrabando, al igual que permitirá fijar los valores mediante una negociación en el mercado con mejores condiciones para los productores.

El consultorio de Comercio Exterior de la Universidad Icesi de Colombia, luego de algunos estudios hizo una explicación de lo que significa el sistema y su formación.

¿Qué factores influyeron en la adopción de un Sistema Andino de Franja de Precios?

Algunas razones que provocaron esta medida son: la inestabilidad de los precios agrícolas internacionales, así como la estacionalidad propia de las cosechas y de cambios en la demanda relacionados a los ciclos económicos, las políticas agrícolas de los países industrializados también han contribuido a acentuar dicha inestabilidad.

La apertura al comercio exterior, que por lo general favorece a las economías al permitir una asignación eficiente de los recursos productivos, es también un medio de transmisión de las distorsiones y competencia desleal existente en los mercados externos.

Así, los precios internos tienen una influencia directa de los precios internacionales. De esta manera, las fluctuaciones de los mercados de otros países se trasmiten al comercio local, orientando las decisiones de producción y desincentivando cualquier iniciativa de inversión rentable a largo plazo.

Las franjas son aplicadas a productos agrícolas que enfrentan un mercado mundial con distorsiones evidentes, precios altamente fluctuantes y producción interna deficitaria.

 ¿Cuál es el objetivo principal del Sistema Andino de Franjas de Precios?

Es estabilizar el costo de importación de productos que se caracterizan por su marcada inestabilidad en sus precios internacionales originados por las políticas agrícolas de grandes países importadores y exportadores de alimentos.

El Sistema busca disminuir la incertidumbre de los agricultores cuando el precio internacional baja y de los consumidores cuando sube el precio internacional, manteniendo los costos de importación dentro de una franja.

Las franjas de precios han facilitado la vinculación de los productores de la subregión al mercado internacional, lo cual guarda relación con la estrategia de modernización de la agricultura en que están empeñados los cuatro países miembros.

 ¿Cómo se logra estabilizar el costo de importación de productos?

Se obtiene aumentando el arancel ad-valorem, cuando el precio internacional cae por debajo del nivel del piso, y rebajando dicho arancel, hasta cero cuando dicho precio aumenta por encima del techo. La franja de precios equivale a convertir el arancel, en un factor variable que se ajusta automáticamente para contrarrestar las fluctuaciones extremas del precio internacional, estabilizando el costo de importación de un grupo especial de productos agropecuarios caracterizados por una marcada inestabilidad de sus precios internacionales, o por graves distorsiones de los mismos.

 ¿Cuáles son las ventajas del Sistema?

  • El mecanismo de franjas de precios busca aminorar la transmisión al país de las fluctuaciones extremas de precios internacionales, sin que ello involucre apartarse de las tendencias de mediano y largo plazo.
  • El mecanismo de operación de las franjas de precios es neutral en términos de costo – beneficio para productores y consumidores: en el largo plazo, las pérdidas obtenidas por parte de los productores cuando rige el piso de la franja será compensada cuando rija el precio techo de la misma. De igual forma, en el caso de los consumidores las pérdidas obtenidas cuando rige el techo de la franja se van a ver compensadas en el largo plazo cuando rija el piso de la misma.

¿Cómo ven en Ecuador productores e industriales el sistema y cuánto conocen de él?

Para César Vizcarra, productor maicero de la zona de Ventanas y representante de la Federación Tierra Fértil “La rueda de negocios se hizo con mucho optimismo, pero los productores no tuvieron una buena respuesta, el sector industrial quiso aprovecharse del precio mínimo de sustentación y quiso dejarlo a la oferta y la demanda, pero eso no es prudente ni factible, por eso se fijó un precio.  A nosotros no nos interesa la especulación, nos interesa un precio acorde a la realidad, sacrificio y esfuerzo que hace el productor”

Además, expresó que los productores anhelaban un precio de 16 dólares, pero el ministro determinó un precio de 15,75 y asegura que este le parece un precio bueno para el sector maicero.

“El ministro al crear una franja muy amplia, abogó por los industriales, esperando que actúen con sensibilidad y paguen un precio razonable, pero eso no sucedió y el ministro se vio en la obligación de definir un precio basado en las negociaciones que se dieron en la rueda de maíz” señaló Vizcarra.

El productor pide que los agricultores del sector maicero se concienticen en que hay que producir más a un menor precio y tener posibles disminuciones en los costos de producción; “Eso es fundamental y a través del ministerio, la autoridad tiene que contribuir en el futuro con la revisión de precios de insumos que también encarecen el costo de producción” enfatizó.


Por su parte, Heitel Lozano, Presidente de la Corporación de Arroceros del Ecuador, afirma que hubo desplazamientos en las calles porque rechazan totalmente el sistema de franja y los precios fijados para el arroz.

“El Ministerio de Agricultura determinó para la gramínea un precio piso de $ 32,30 y $ 35,50 como precio techo, pero nosotros estamos negociando para que eso no sea aprobado por el sector productivo”

Para Lozano, se utiliza la franja de precios para que la industria compre el arroz al productor, acorde a los valores fijados y sancionar si esto no se cumple, pero manifiesta que los arroceros ven la situación con un enfoque distinto, “El industrial puede pagar el mínimo, nunca pagar el precio techo y no se le puede exigir que pague más porque está dentro de la ley” expresó.

Además, asegura que ese mecanismo puede funcionar en maíz porque el país es deficitario en este producto con aproximadamente 10 mil toneladas.

Finalmente, el productor explicó que es necesario mejorar la productividad antes de poner una franja de precios, “si nos cuesta $ 30 producir una saca de arroz y lo vendemos en $ 32,30, quedaría de ganancia $2,30 por saca, esto significa que un pequeño agricultor debe esperar cuatro meses para obtener una rentabilidad mínima, alguien con menos de tres o cuatro hectáreas, vendiendo a ese precio, no obtiene ni un sueldo básico y un dato importante es que el 60% de los productores arroceros tienen menos de cinco hectáreas”.


José Orellana, Director Ejecutivo de la Asociación de Porcicultores del Ecuador (ASPE) expresa el respaldo por parte de los sectores fabricantes de alimentos balanceados y de proteína animal de mantener esa franja de precio para el maíz nacional, apoyando el procedimiento establecido por el Ministerio de Agricultura y Ganadería,  MAG,  desde hace algunos años porque consideran que es necesario para que todos los productores de la cadena (maíz, balanceados, avicultura y porcicultura) sean competitivos.

“Con este antecedente consideramos que el Ministerio de Agricultura y Ganadería ha dado un paso hacia adelante al dar cumplimiento a lo establecido en el Acuerdo Ministerial 134 de 26 de marzo de 2013,  en donde se determina la metodología para la fijación del Precio Mínimo de Sustentación del Maíz Amarillo Duro, que en esta ocasión no ha sido “ajustada” a los intereses de solo una parte de la cadena, sino que se ha calculado en forma real para la cadena productiva” indica el comunicado emitido por ASPE, CONAVE, AFABA, APROBAL.

Además, los representantes del sector industrial afirman que el actual sistema de Franja de Precios, establece un precio piso y un precio techo y se fundamenta en que los sectores productivos y todos los actores de la cadena deben ser competitivos en los mercados internacionales, en busca de la exportación de proteína animal.

“Los productores de maíz amarillo duro deben sumarse al esfuerzo nacional ya que también han incrementado su productividad y reducido costos de producción por hectárea. Esta acción permitirá además reducir el contrabando desde los países vecinos” enfatizan los industriales en su comunicado.

También aseguran que en los últimos días los dirigentes del sector maicero se han referido en sus declaraciones exclusivamente al Precio Mínimo de Sustentación 2018 del maíz, establecido como Precio Piso de $13,50, y que no han mencionado que el actual sistema también establece, en la franja, un Precio Techo de $17,20.

“Con este sistema de piso y techo se busca que el mercado, es decir la oferta y la demanda, sea quien determine el Precio de Mercado y que el precio de mercado fluctúe entre el Precio Piso y el Precio Techo” enfatizan los fabricantes de alimentos balanceados y de proteína animal.

 Fuente: Periódico – www.elproductor.com

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here