La siembra de frutales en las ciudades y pueblos es interesante, porque además de las frutas que se obtienen se logra purificar el aire, reducir la radiación solar, es decir disminuir la temperatura, se reduce y a la vez se aprovecha el CO2 como fertilizante, al tiempo que se disminuye su concentración en el aire. Un árbol como por ejemplo: mango, aguacate, cítricos en general, produce el oxígeno suficiente para dos personas. Teniendo en su hogar 10 ó 12 árboles, Ud. estará produciendo el aire puro, para su familia y para los vecinos cercanos. Aceptando la otra teoría que indica que 2 árboles, producen suficiente oxígeno para una persona, con la cantidad sembrada de árboles en su hogar, tendrá suficiente oxígeno para su familia.

Las ciudades mediterráneas además de la elevación de la temperatura, también aumentan las sequias y el aire se concentra de impurezas, lo cual ocasiona enfermedades en las vías respiratorias. La temperatura y la sequía aumentan, porque la radiación solar no es amortiguada por la vegetación. El cemento y el asfalto que cubren las viviendas y las calles, producen una alta temperatura la cual se irradian, eliminando las nubes entre las cuales están las que contienen alta humedad. Las ciudades que están situadas cerca del mar o de lagos o cualquier otro acuífero, tienen la posibilidad de convertirse en zona de alta pluviometría. Las altas temperaturas que se producen, por la situación que hemos mencionado favorecen la evaporación del agua y la formación de abundantes nubes cargadas de humedad. Esas nubes denominadas “Nimbus stratus” al llegar a la altura de 800 msnm y 1,000 msnm, se condensan debido a las corrientes de aire frio que predominan a esa altura y caen por la fuerza de la gravedad en forma de lluvia.

Esta situación que se produce en muchas ciudades del mundo, fue lo que motivó a las empresas israelíes que tienen relación con la producción de lluvia artificial, a investigar durante medio siglo, en la obtención de una cubierta de color negro que a la vez fuera biodegradable. Recientemente fue experimentada logrando elevar por encima de 10 grados Celsius la temperatura, obteniéndose con esto la evaporación del agua del acuífero cercano y consecuentemente la formación de nubes cargadas de humedad. Los frutales con fines comerciales, se siembran siguiendo una serie de requisitos, los cuales no hay que observarlos en este caso. La intención no es producir cantidad ni calidad para el mercadeo, sino más bien para reducir la temperatura, incrementar el oxígeno del aire, absorber el CO2 el cual es abundante en zonas urbanas y al mismo tiempo producir frutas muy saludables, para el organismo humano y muy importante para todos los miembros de la familia.

En la siembra de los frutales: mangos, aguacates, naranjas y otros cítricos, carambola, guanábana, zapote y demás frutales, no hay que observar rígidamente las distancias de siembra. Tampoco es impedimento si el patio está cubierto de cemento. Simplemente perforar el cemento con diámetro de 30 cms., hasta llegar al terreno. Se les colocan 2 onzas de triple 15 (15- 15- 15) ó del grado ó análisis 12- 24- 12, se le agrega abundante abono orgánico descompuesto y la plantita se siembra, aplicándole una buena porción de agua. Aunque muchos son árboles, los cuales requieren un marco de siembra distante, en este caso se pueden sembrar a dos y tres metros de distancia entre plantas. La productividad del mango y del aguacate es excelente (una gran productividad y calidad de las frutas), el único problema que se ha presentado es que el siguiente año no hay producción. Siendo el objetivo principal purificar el aire que respiramos  y agregando las otras ventajas que se logran, la falta de producción no reviste tanta importancia. Con la intención de tener frutas de mangos, aguacate, zapote y demás frutales en todas las temporadas de producción, hemos optado por sembrar dos plantas por cada frutal a excepción de la guanábana. La guanábana siempre tiene frutas, solo por periodos cortos permanece sin producción. La gran ventaja de la guanábana, es que se puede utilizar para uso medicinal y es muy efectiva como te, para diferentes tipos de dolencia o enfermedad. Algunos científicos que han investigado esta planta, aseguran que es el mejor anticancerígeno, que su efecto positivo es superior al uso de la radioactividad y que no afecta en nada a las células y tejidos sanos, como ocurre con las radiaciones.

Para que no se desesperen en la obtención de la primera cosecha, les sugerimos sembrar frutales injertos. De esa forma a los dos ó tres años, ya estarán consumiendo frutas frescas, respirando aire puro y la temperatura de su hogar será más agradable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí