Un estudio investigó el efecto del sobrenadante de Aeromonas sobria sobre el deterioro causado por Shewanella putrefaciens en la carne de camarón blanco durante el transporte, comercialización y almacenamiento doméstico, en el cual el camarón estuvo expuesto a diferentes temperaturas y fluctuaciones de temperatura.

A pesar de su alto valor, los crustáceos son altamente perecibles debido a su limitada duración como producto, principalmente causada por la autolisis enzimática, la oxidación química y el deterioro microbiano. La actividad de los microorganismos es la principal causa que afecta la calidad del camarón fresco.

La aceptación del camarón por parte de los clientes está directamente relacionada a su evaluación sensorial, incluido el color, olor, textura y elasticidad del camarón. Las evaluaciones sensoriales para evaluar los atributos de las muestras de camarón disminuyen con el incremento del tiempo de almacenamiento en diferentes logísticas de la cadena de frío.

Shewanella spp. y Aeromonas spp. son altamente responsable del deterioro del camarón blanco del Pacífico, conocidos como microorganismos de deterioro específico (SSO). Es esencial controlar la actividad de SSO en el camarón fresco durante el almacenamiento en frío mediante técnicas innovadoras de preservación.

Durante el procesamiento, transporte, comercio minorista y el almacenamiento doméstico, la temperatura de almacenamiento no es constante. El camarón está expuesto a diferentes temperaturas y fluctuaciones de temperatura que tienen un efecto negativo sobre los camarones.

Los investigadores de la Shanghai Ocean University evaluaron el efecto del sobrenadante libre de células de Aeromonas sobria sobre el crecimiento y el deterioro potencial que genera Shewanella putrefaciens en el camarón blanco del Pacífico (Litopenaeus vannamei) durante la logística de la cadena de frío, incluido el transporte, el comercio minorista y el almacenamiento doméstico.

Estudios previos de los investigadores indican que las especies de Shewanella y Aeromonas fueron identificados como bacterias de deterioro específicas en el camarón blanco del Pacífico estropeado y que el sobrenadante de S. putrefaciens durante la condición de refrigeración.

“Las fluctuaciones de temperatura durante el período experimental favoreció el crecimiento de S. putrefaciens y disminuyó la calidad sensorial de los camarón. La aplicación del sobrenadante resultó en una disminución del crecimiento de S. putrefaciensdespués de la fase estacionaria inicial durante el almacenamiento en frío” informaron.

Los científicos concluyen que la aplicación del sobrenadante libre de células puede inhibir el crecimiento microbiano y el deterioro generado por S. putrefaciens y compensa el deterioro de la calidad de los camarones expuestos a la fluctuación de la temperatura durante la logística de la cadena de frío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here