Los comerciantes del Mercado Municipal de Santo Domingo mantienen una deuda con el Municipio porque muchos de ellos no han pagado las alícuotas por el uso del espacio en sus locales.

Desde 2017 prestan sus servicios en el remodelado centro de abastos, pero aseguran que por las bajas ventas desde entonces les es imposible reunir el dinero, que además, es una suma extremadamente elevada en comparación con sus ingresos.

La situación es conocida por la opinión pública, como también los requerimientos de los vendedores, por varias vías, a las autoridades de turno. Pero los procesos legales se mantienen y desde el miércoles anterior, un 90% de los adjudicatarios ha sido notificado del inicio de juicio de coactivas por no pagar las alícuotas.

Rechazo
Los propietarios de los locales del Mercado Municipal ofrecieron ayer una rueda de prensa para explicar sobre las notificaciones recibidas.

La presidenta del centro de abastos, Victoria Celi, dijo que mientras el centro de abastos no esté funcional, no piensan cumplir con ese deber financiero.

“Aquí las ventas son muy bajas, además, los valores que nos han impuesto por concepto de alícuotas son extremadamente altos para los ingresos que generamos a diario. Conversamos con el alcalde electo, Wilson Erazo, y le pedimos que nos condone la deuda por ese rubro y nos comprometemos, si la situación cambia, a pagar desde junio”, mencionó.

De acuerdo con la notificación, los comerciantes tienen un plazo de ocho días para cancelar sus deudas, que bordean en algunos casos, los dos mil dólares americanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí