El aumento de enfermedades infecciosas en el camarón ha hecho que los productores acudan a medidas de control como los antibióticos, sin embargo, el uso inapropiado de estos compuestos, está creando algún tipo de resistencia que puede llegar a perjudicar la salud de los consumidores por lo que ya en algunos países no están aceptando comprar crustáceos de países que utilicen antibióticos.

Esta fue una de las conferencias tratadas en Aquaxpo 2019 que se realizó en Guayaquil organizada por la Cámara Nacional de Acuacultura.

El expositor Brasileño Joao Manoel, explicó que muy pronto ya no se usaran los antibióticos en la salud animal, no solo de los camarones. “todos los países consumidores van a prohibirlo, es un tema que tenemos que empezar a tratarlo desde hoy, porque ya en el 2025 ningún país los comprara” indicó.

Explicó que remplazar antibióticos por otro medicamento no es la solución porque siempre habrá una enfermedad, es importante, destacó, cortar el problema de raíz, y proporcionar un ambiente confortable para el camarón.  “El estrés baja las defensas y eso es lo que define la salud del crustáceo” acotó.

Si reemplazamos el antibiótico por un producto natural vamos a tener éxito, pero no total, aclaro, recalcando que este se va a dar cuando el ambiente y el animal están de acuerdo y ahí podemos tener una gran ganancia. “Es como decir que 1+1 nos va a dar 3 hay veremos la ganancia, así va a ser el futuro, hay que tener una visión holística del todo del ambiente al animal en el patógeno. Hay herramientas que pueden reemplazar el antibiótico, pero no estamos mirando a penas eso, queremos mirar todo para que haya resultados” indicó.

Recordó por ejemplo que los virus no son tratados con antibióticos, los virus son tratados con el bienestar del animal, los antibióticos solo combaten bacterias, explicó.

En opinión del experto, es mucho más barato producir sin usar antibióticos, pero hay que tener un cambio de mentalidad, producir sin antibióticos es un camino que no tiene punto de llegada, el camino se construye con desafíos nuevos, es igual que la felicidad, no se le encuentra, pero está ahí, dijo.

Anotó que siempre hay que pensar en que el bienestar es la solución. “Los sistemas de producción con intensificación, siembra de muchos animales por metro cuadrado provoca estrés, este se produce por mal manejo del oxígeno en el agua. “Muchos países usan grandes densidades de siembra, pero si se sabe manejar el oxígeno se evita el estrés, en una piscina con fondo de tierra que es frio en la noche y en el día cambia la temperatura y el suelo es muy sucio, eso consume mucho oxígeno, si tenemos controlado el ambiente, no tendremos muchos problemas de estrés” indicó.

Destacó que en la actualidad en el mercado hay varios productos que pueden sustituir los antibióticos de forma natural, como los ácidos orgánicos que combaten las bacterias, hay estratos sacados de las paredes celulares de las levaduras, hay productos que mejoran la digestibilidad y encimas que ayudan a aprovechar mejor los alimentos lo que también hace que mejore la salud.

Al pregustársele al experto porque el consumir carne de  los animales que han sido tratados con antibióticos podrían hacer daño a la salud humana respondió,  “Los antibióticos matan bacterias, imaginen  que una bacteria resista por ejemplo 10 mg de un antibiótico durante 10 días   y  si alguien le suministra más del tiempo que debe ser,  estos se vuelven resistentes y entonces hay que aplicar 11 mg, ellas se van volviendo más fuertes,  y   cuando uno se alimenta de animales con bacterias resistes  estas pasan  al ser humano, si el consumidor se enferma y le colocan  antibióticos para combatirlo se va volviendo una cadena  que continua enfermándonos” explicó el especialista.

La FAO, la Organización Mundial de la Salud (OMS), La Oficina Internacional de Epizootias (OIE) y varios gobiernos nacionales han planteado ya la cuestión del uso irresponsable de antibióticos en todos los sectores de la producción, con especial referencia a los riesgos potenciales para la salud pública. Muchos gobiernos de todo el mundo han introducido, modificado o fortalecido los reglamentos nacionales sobre el empleo de antibióticos en general y dentro del sector acuícola.

Indica el documento que Los antibióticos, cuando son consumidos directamente por los seres humanos como medicina, pueden producir efectos colaterales adversos, pero estos pueden evitarse generalmente cumpliendo las prescripciones relativas a la dosis y duración del tratamiento. Sin embargo, cuando se ingieren no intencionadamente como residuos en los alimentos, no es posible cuantificar o vigilar la cantidad ingerida, lo que puede causar problemas directos para la salud, tales como la anemia aplásica, que se dice está asociada con el cloranfenicol.

Estos efectos directos plantean notables riesgos, indica el estudio de la FAO, para la salud humana. Además, el consumo no intencionado de antibióticos provoca el desarrollo de resistencia a los mismos en bacterias que son patógenas para los seres humanos, lo que constituye otro problema importante al que no se ha prestado todavía la debida atención. Se considera que el desarrollo de resistencia a los antibióticos por parte de las bacterias patógenas es uno de los riesgos más graves para la salud humana a nivel mundial. Se plantea el problema cuando las bacterias adquieren resistencia a uno o más de los antibióticos a los que antes eran susceptibles y cuando esa resistencia llega a hacer que los antibióticos sean ineficaces para tratar determinadas enfermedades microbianas en los seres humanos. El reconocimiento de los riesgos asociados con los efectos directos e indirectos en la salud humana debidos al consumo tanto activo como pasivo de antibióticos ha dado lugar a prohibiciones del uso de algunos antibióticos en la producción de alimentos de origen animal (especialmente los antibióticos de los que no pueden determinarse niveles inocuos de residuo) y al establecimiento de límites máximos de residuos (LMR) de aquellos que entrañan riesgos conocidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here