Foto Internet / Marlene Bernal

En las pasadas rondas de conversaciones de los representantes de los agricultores colombianos con el gobierno nacional a cerca de las situaciones que pueden ser mejoradas en la estructura del proceso de comercialización de los granos, surgió repetidamente el tema de la medición de la humedad en los centros de acopio donde los agricultores entregan sus cosechas y con cuyos resultados se realizan los cálculos de liquidación del precio según una base establecida. Cuando se revisan las normas que rigen a los productos se encuentran diversas redacciones, dependiendo del país de donde esta sean originarias.

En las normas y procedimientos de USA, que es el patrón que siguen muchas de las normas y reglamentos de varios países y del comercio internacional, se indica que la humedad se mide con las impurezas del grano y define como impurezas todo material que no es el grano, principalmente residuos vegetales propios de la cosecha que se está analizando.

Sin embargo, esta situación debe ser analizada en el contexto para el cual está desarrollada tal norma. Esta norma siempre se refiere a granos secos y es sabido que en granos secos las impurezas ya fueron secadas con el grano y han estabilizado su humedad en un nivel correlativo a este. Sin embargo en el caso del arroz con cáscara húmedo que proviene de cosechas recién recolectadas y que son recibidas en los centros de acopio donde se les realiza el secado, la medición de la humedad con impurezas es discutida por los productores argumentando que las impurezas presentes pueden contener más humedad que el grano donde están presentes ya que provienen , en muchos casos, de malezas y restos vegetales, residuos de insectos y otros materiales con mayor humedad.

Para ver la incidencia que tiene la medición de la humedad de los granos con y sin impurezas, GaviAgro  está adelantando  un trabajo de medición sobre muestras de arroz con cáscara húmedo, cuyos primeros resultados se presentan en este escrito y cuyos primero resultados demuestran que si hay un cierto grado de incidencia e las impurezas en la medición de la humedad , pero que los métodos de medición de las impurezas pueden afectar la humedad real del grano.

El primer trabajo realizado fue con una muestra de arroz con cáscara húmedo y sucio, proveniente de un cargamento recibido en un molino arrocero, en cuyo laboratorio fue realizado el trabajo.

Para la medición de la humedad se utilizó un determinador de humedad Dickey john GAC 2500 UGMA carta GL 2016. La muestra fue pasada 10 veces  por el medidor de humedad en su estado natural e inmediatamente después fue  sometida a limpieza con los equipos Carter dockage tester, en los cuales se realiza este proceso rutinariamente en el laboratorio donde se realizó el trabajo.

El proceso de limpieza en los equipos de tipo Cárter Day, incluye un paso de 1 Kg de grano sucio por una corriente de aire que lo aspira, retirando la mayor cantidad de material más liviano que el grano, luego el grano continúa por tres zarandas oscilatorias, para separar los materiales más grandes que el grano y los más pequeños. Estas son una criba superior de 6,0 mm de hueco redondo para separar hojas, palos, tallos, restos de espigas; una criba de 2,5 mm x ¾” hueco oblongo para separar lo que es más grande que el grano inclusive granos pegados de restos de espigas y en la parte baja una criba de 1,75 mm x ¾” de hueco oblongo, para separar los granos más pequeños y delgados que son inmaduros, malformados, pelados pedazos cáscaras , polvo residual y similares, dejando pasar el grano limpio a la bandeja colectora.  Dependiendo del nivel de impurezas se aplica uno o dos pasos del grano por el equipo.

Muestra 1 Medición de la  humedad % del arroz con cáscara con impurezas

 

GRANO CON 4,5% IMPUREZA

Repetición

DjGAC 2500 LGRUF2016

1

26,5

2

26,4

3

26,4

4

26,5

5

26,5

6

26,3

7

26,4

8

26,4

9

26,5

10

26,4

promedio

26,43

 

Este cuadro muestra los resultados de la medición de la humedad de una muestra de 1 Kg que fue pasada para ser medida 10 veces por el equipo referenciado. Es importante indicar que la muestra de 1 Kg se coloca en la tolva del equipo y al entrar,  esta llena una celda de medición y el resto se desborda pasando a la bandeja recolectora, luego de la medición el equipo descarga la celda y la porción que la ocupaba regresa a la bandeja colectora desde donde se toma nuevamente la muestra para ser depositada en la tolva del equipo y así sucesivamente hasta completar las 10 determinaciones para obtener el promedio y ver la repetitividad.

Luego de ser medida la humedad del grano con impurezas, se procedió a la limpieza de la misma muestra, utilizando para ello una máquina limpiadora de laboratorio Carter day, con la aspiración abierta completamente  y la dosificación de 1 libra por minuto para garantizar una buena distribución del grano en las zarandas.

El siguiente cuadro muestra los resultados de la determinación de la humedad después de que el arroz con cáscara fue pasado una vez por el equipo de limpieza descrito.

Muestra 1 Medición del % de  humedad del arroz con cáscara limpio.

GRANO LIMPIO

Repetición

DjGAC 2500 LGRUF2016

1

25,3

2

25,2

3

25,1

4

25,2

5

25,2

6

25,3

7

25,4

8

25,3

9

25,2

10

25,2

promedio

25,24

   

 

Este cuadro muestra la medición de la muestra después de ser pasada una vez por la máquina Carter Day. La medición de las impurezas reportó un total de 4,5% extraídas en el proceso y consistentes principalmente de impurezas propias del cultivo como hojas, palos, y algunas semillas o fracciones de malezas, granos vanos e inmaduros.

Una vez finalizado el proceso de limpieza se procedió a medir la humedad nuevamente en el mismo equipo que fue utilizado para medir la humedad el grano sucio.  Como se puede apreciar, la humedad del grano, una vez  limpio,  fue menor en 1,19 puntos % de humedad.

De la misma muestra global homogeneizada, se tomaron otros 1.000 gramos  para determinar el porcentaje de impurezas en cribas manuales únicamente, sin pasar por la máquina Carter Day, es decir, sin aspirar la muestra. Se utilizaron cribas manuales circulares de norma, con las mismas perforaciones que las de la máquina Carter day, Se midió la humedad del grano con impurezas con el siguiente resultado.

Muestra 2 –  humedad %  del arroz con cáscara con impurezas

 

GRANO CON 2,5% IMPUREZA

Repetición

DjGAC 2500 LGRUF2016

1

26,4

2

26,5

3

26,6

4

26,5

5

26,5

6

26,4

7

26,5

8

26,4

9

26,5

10

26,4

promedio

26,47

 

Luego de medida la humedad, la muestra se dividió en 4 porciones de 250 gramos   y cada porción se pasó por las cribas manuales, con un cribado de al menos 40 vaivenes, para separar por tamaño el grano. La mayor proporción de impurezas estuvo en la criba inferior de granos inmaduros y granos vanos. El resultado de la medición de las impurezas fue de 3,9% de material retirado al cribar.  Luego de cribadas las cuatro porciones, se unificaron y se pasaron al medidor de humedad para realizar las 10 determinaciones consecutivas de la muestra con el siguiente resultado.

Muestra 2 Medición de la humedad % de arroz con cáscara húmedo  limpio.

GRANO LIMPIO

Repetición

DjGAC 2500 LGRUF2016

1

25,8

2

25,9

3

25,8

4

25,8

5

25,9

6

25,8

7

25,8

8

25,9

9

25,8

10

25,8

promedio

25,83%

 

Este cuadro muestra que la humedad en promedio después de limpiar el grano en zarandas, sin aspiración fue de 25,83,% , es decir 0,64 puntos % de humedad menos que la medida cuando la muestra no se había limpiado.

Al comparar los  resultados del análisis de las dos muestras de la medición de la humedad del grano limpio mediante los dos sistemas

   Muestra 1 medida de impurezas con  equipo Carter Day, aspiración y cribas  Muestra 2 medida de impurezas solo  con cribas manuales, sin aspiración
 Promedio de la humedad con  grano húmedo y sucio  26,43%  26,47%
 Promedio de impurezas retiradas  del grano sucio  4,5%  3,89%
 Promedio de humedad después  de limpieza  25,24%  25,83%
 Diferencia de humedad  1,19 puntos %  0,64 puntos %

 

Este cuadro muestra como conclusión que cuando la muestra se somete a un proceso de limpieza con aspiración y cribas,  la diferencia es de aproximadamente 1,2 % menos de humedad que cuando se mide con impurezas , mientras que cuando se hace limpieza solo con cribas la diferencia es de 0,6 puntos % lo cual puede significar que la corriente de aire que aspira al grano, no solo le retira las impurezas livianas sino que lo seca en aproximadamente 0,5 puntos %, cuando la humedad está en niveles de alrededor de 26% la cual en arroz es considerada como la humedad a la cual el  grano completa su maduración.

El tema es muy controversial y tiene implicaciones de varios tipos, principalmente en la fijación de los precios que se pagan a los productores y en las prácticas que se realizan dentro de los laboratorios.

En GaviAgro, continuamos realizando pruebas en este tema, con diferentes humedades de grano y con diversos niveles de impurezas para tener mayor información y datos al respecto que luego permitan soportar  recomendaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here