Foto Internet

Con el objetivo de encontrar mecanismos efectivos en el control de la enfermedad de Punta Morada en Papa, la empresa ADAMA realizó un trabajo de investigación con el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias, INIAP, donde fue puesto a prueba el catálogo de productos recomendados por la marca israelí, obteniendo resultados por encima de lo esperado.

Byron Valle, Coordinador de Mercadeo de ADAMA, manifestó que dicho estudio fue realizado con los investigadores del programa de papa de la institución científica en la estación de Santa Catalina al sur de Quito.

La enfermedad de la Punta Morada, es transmitida por un insecto vector llamado Bactericera Cockerelli que al picar a la planta la contamina y transmite el flagelo. Valle explica que aún no existe una cura que combata al fitoplasma como tal, los estudios realizados demuestran que lo más importante es evitar la picadura del insecto.

El programa consistió en un estudio comparativo para determinar la eficacia en campo entre las estrategias que tienen ADAMA, el INIAP y el agricultor, para el control del Bactericera Cockerelli en los cultivos de papa.

“Cabe destacar que las parcelas en investigación fueron sometidas a un monitoreo semanal y con base en las observaciones realizadas se decidía que aplicación realizar, pues dicha plaga pasa por distintos estados de desarrollo” señaló.

Los resultados albergaron que la estrategia del uso de insecticidas recomendado en el plan de ADAMA, es más efectiva, económica y menos contaminante para el medio ambiente que otros métodos conocidos por los agricultores ecuatorianos, aseguró el técnico.

Xavier Cuesta, investigador del INIAP, manifestó que durante el estudio se pudo observar que las variedades de papas a las que se aplicó la estrategia de ADAMA, tuvieron mayor rendimiento en el producto al punto de tener hasta dos kilos por planta.

“Vimos al comparar las dos estrategias, que el rendimiento de ADAMA fue superior, pero no nos quedamos allí, sino que nos fuimos más allá evaluamos no solo producción sino también impacto ambiental y vimos que estas estaban en 40 y 45 por ciento comparadas con las usadas por los agricultores que estaban sobre los 100 %” explicó.

Cuesta agregó además que en costos si bien la diferencia es mínima entre la estrategia de ADAMA y la del INIAP, el análisis de costo y beneficio que ofrece esta empresa es mucho menor que las estrategias utilizadas comúnmente por los agricultores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here