Un grupo de científicos del Bose Institute publicó una base de datos de primers de ADN para la identificación y autentificación de diez especies diferentes de camarones. La base de datos se convierte en una fuente importante para los programas de mejoramiento genético, para el evitar el fraude en la comercialización de los camarones y para la identificación de nuevas especies.

La producción de camarones es una importante actividad en términos económicos. Las principales regiones del mundo en donde producen camarones de cultivo se localizan en Asia (China, India, Vietnam, Indonesia y Bangladesh), América (Ecuador, Brasil y México). Sin embargo, también es importante destacar que existen pesquerías importantes de camarones en aguas frías.

El camarón blanco del Pacífico Litopenaeus vannamei es el que más se cultiva en todo el mundo y representa aproximadamente el 80 por ciento del total de la producción mundial de camarones peneidos de cultivo. Las líneas de camarones que vienen siendo cultivadas han sido producidas mediante procedimientos de crianza selectiva tradicional, y la información genómica podría ser extremadamente útil para la manipulación genética en el futuro.

Tecnologías genómicas

Las tecnologías del genoma han sido desarrolladas para estudiar la estructura, organización, expresión y función del genoma, y para seleccionar y modificar los genomas de interés para incrementar los beneficios para los humanos. De estas tecnologías del genoma, las tecnologías de marcadores de ADN vienen siendo usados intensivamente para mapear el genoma.

El desarrollo de marcadores moleculares ha sido uno de los principales esfuerzos de la investigación en el genoma en las especies acuícolas.

Mejoramiento genético de los camarones

La aplicación de los principios genéticos a las especies acuáticas usadas en la acuicultura es relativamente nuevo y el sector aún no emplea todas las tecnologías disponibles para incrementar la producción. En este sentido, el mejoramiento genético es una importante opción para incrementar la rentabilidad en la acuicultura. Los investigadores han estimado que sólo el 10 por ciento de la producción acuícola mundial está asociada a programa de mejoramiento genético, por lo que existe una alto potencial para el incremento de la producción.

Varios programas de mejoramiento genético de los camarones vienen siendo implementados en todo el mundo. La mayoría de los programas de crianza de camarón se concentran en la mejora de los rasgos de crecimiento y la tasa de supervivencia; sin embargo, el color, conversión del alimento y la resistencia a enfermedades también son rasgos de importancia comercial.

Otros programas de mejoramiento genético se concentran en la resistencia a ciertas enfermedades. Al respecto, la crianza selectiva ofrece un control sostenible de las enfermedades en el largo plazo, mediante la mejora genética de la resistencia a las enfermedades. La resistencia a la enfermedad ha probado ser un rasgo heredable. Estos rasgos pueden ser mejorados genéticamente dentro de la línea de selección.

Algunos investigadores destacan que la selección y alcance de la mejora genética para el crecimiento puede ser una tarea sencilla, debido a que el fenotipo puede ser medido de forma rigurosa. No obstante, la aplicación de la genética en sistemas de producción reales depende de contar con un capital humano entrenado y con las herramientas adecuadas para realizar sus actividades.

Nuevas herramientas para la implementación de la genética en el cultivo de camarón ahora están disponibles a través de la genómica, con muchos mapas de alta densidad de SNPs (single-nucleotide polymorphism) para la selección a nivel del gen. En este sentido, algunos estudios han reportado que los análisis genómicos revelan que la crianza selectiva ha ejercido un impactos significativo en el genoma de los reproductores de L. vannamei.

Fraude en la comercialización de camarones

De acuerdo al informe de la ONG Oceana, aproximadamente el 30% de los productos de camaroes que se comercializan en los almacenes o restaurantes de EEUU están mal etiquetados o son falsificados. En este sentido, es vital la trazabilidad de los productos en toda la cadena de abastecimiento.

En casi imposible identificar las especies de camarones presentes en un producto a simple vista. El color, la forma y la textura de los camarones frecuentemente puede ser alterado durante el procesamiento o la elaboración de productos. Sin embargo, pequeñas porciones de los productos de camarón contienen un único código genético.

Mediante la comparación de segmentos particulares de ADN obtenido de un producto de camarones, con una librería de referencia de los códigos genéticos de las especies de camarones, los científicos pueden identificar con exactitud qué especie está presente en la muestra.

El uso de las pruebas de ADN viene revolucionando las trazabilidad de los pescados y mariscos, incluido los camarones, y se vienen realizando investigaciones para mejorar la eficiencia y la exactitud. El ADN provee una herramienta vital para verificar la autenticidad de los productos y para prevenir el fraude en la comercialización de los pescados y mariscos.

Base de datos de primers de ADN para camarones

La base de datos, obtenida mediante PCR convencional y PCR en tiempo real, por los científicos del Bose Institute, contiene información del ADN de las siguientes especies de camarones Penaeus monodon, Metapenaeus monoceros, Metapenaeus ensis, Litopenaeus vannamei o Penaeus vannamei, Parapenaeopsis hardwickii, Fenneropenaeus merguiensis or Penaeus merguiensis, Marsupenaeus japonicus or Penaeus japonicus, Macrobrachium rosenbergii, Solenocera crassicornis, y Parapenaeopsis uncta o Ganjampenaeopsis uncta.

Finalmente, la base de datos genéticos de los camarones puede ser usada en la identificación de nuevas especies de camarones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here