Foto tomada dela web/ Por Francesca Aguilar

El Clúster cafetero era uno de los proyectos que se había propuesto durante este mandato, el mismo tenía como objetivo ver las ventajas y desventajas del sector y en base a eso poder tomar medidas entre los productores, el sector público y privado, sin embargo, luego de varias reuniones no se le dio continuidad a esta iniciativa, así lo indicó a nuestro medio Pablo Pinargote, gerente general de la Asociación Nacional Ecuatoriana de Café (Anecafe).

El directivo indicó que desde Anecafe esperan que el nuevo Gobierno, que está próximo a elegirse, tome acciones como reunirse con todos los representantes legales de esta cadena y en base a eso tomar medidas en cuanto a la situación que enfrenta actualmente el sector y que exista un apoyo real para este rubro.

Pinargote resaltó la principal necesidad que tiene el sector es incrementar los niveles de producción, para ello el directivo considera que es importante tener una línea de crédito especial para los productores en la que no exista un alto interés y pueda darles a los agricultores 3 años de gracia, que es lo que necesita este tipo de cultivo para empezar a producir.

Además, se debe trabajar en el lanzamiento de nuevas variedades acompañadas de un asesoramiento técnico para poder mejorar la productividad de la cadena.

“Yo creo que un Clúster puede ayudar a funcionar el sector siempre y cuando se aterricen y se concreten en ideas reales, porque el clúster lo que hace es de alguna manera invitar a los representantes del sector del café, ver la problemática y en base a esa problemática tomar los correctivos que se necesitan”, subrayó.

Pinargote, asimismo puntualizó en que, este año Ecuador tuvo un retraso en la floración debido a factores climáticos, lo que provocó una baja en la producción del país.

“Nosotros calculábamos desde principios del año que la producción de Ecuador iba a tener una reducción significativa de poco más del 30%. Ahí se ven esos resultados porque las exportaciones en grano se han reducido”, anotó Pinargote.

De acuerdo al directivo, en los primeros 8 meses del 2023 las exportaciones de café en grano han tenido una caída de cerca del 60%, debido a la baja producción.

Agregó que en Ecuador se estima que existe una producción de alrededor de 200 mil sacos de café en grano, lo que no alcanzaría para abastecer el consumo interno, ya que el mismo está por encima de los 300 mil sacos, “nosotros somos deficitarios solamente en el consumo interno en aproximadamente 1000 mil sacos”, acotó Pinargote.

Además, sostuvo que, la industria ecuatoriana para poder darle el valor agregado al café y exportarlo, debe importar el grano desde otros países, lo que ha ayudado a que Ecuador presente un incremento del en las exportaciones de café industrializado de aproximadamente el 80% entre enero y agosto del 2023, esto en comparación al mismo periodo del año pasado.

De acuerdo al directivo, este crecimiento se debió principalmente a la competitividad que ha ganado el café industrializado del país en el mercado internacional, principalmente en Europa que es el primer destino para este producto.

“La industria ecuatoriana, a pesar de que tiene costos altos en agua y en energía eléctrica, es una industria que puede competir con el mundo”, dijo.

Finalmente, Pinargote aseguró que desde el sector privado continúan ejecutando acciones a favor del sector cafetero, un ejemplo de ello es el concurso “Taza Dorada” que lleva celebrándose por cerca de 17 años dentro del país y busca que el café ecuatoriano siga ganando reconocimiento a nivel mundial.

“A través de este evento de taza dorada hemos logrado dos cosas, uno posicionar al café ecuatoriano en el mundo como uno de los mejores, y dos tener una mejor cultura de tomar café e incremento de consumo en Ecuador”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí