Foto tomada de la web de revistagranitodearena.com/ Por Francesca Aguilar

Más del 50% de las hectáreas destinadas a la acuacultura de camarones en Ecuador se encuentran en zonas propensas a inundaciones, esto según la información proporcionada por la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA) por medio de un boletín de prensa. Las provincias afectadas incluyen Guayas, Santa Elena, Manabí, El Oro y Esmeraldas, donde alrededor de 110,000 hectáreas podrían estar en riesgo inminente ante la llegada del Fenómeno de El Niño.

La preocupación radica en la proximidad de las camaroneras a cuerpos de agua, esencial para la actividad acuícola, lo que coloca a todo el sector en riesgo inminente. Expertos del ERFEN, organismo encargado de estudiar el Fenómeno de El Niño en Ecuador, han anunciado por medio de un comunicado que, se pronostican lluvias de intensidad variable en el norte, especialmente después del 13 de noviembre, cuando se espera que las precipitaciones se vuelvan más constantes y ocasionalmente se extiendan a otras provincias de la región.

Además, Según el comunicado emitido por el ERFEN Las regiones Niño 1+2 (Pacífico Ecuatorial Oriental) y Niño 3.4 (Pacífico Central) mantienen condiciones cálidas, lo que confirma la presencia del evento El Niño. En la última semana, se observó una disminución ligera de la Temperatura Superficial del Mar (TSM) en Niño 1+2, pasando de 23.7 °C a 23.5 °C, mientras que en Niño 3.4, se registró un aumento de 28.4 °C a 28,5 °C.

Por otro lado, la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA) estima una probabilidad del 75% al 85% de que la intensidad del Fenómeno sea fuerte. Ante esta situación, la CNA insta a los miembros del sector camaronero a adoptar medidas para mitigar el impacto de este evento climático anómalo.

Entre las recomendaciones emitidas se encuentran:

Muros en las camaroneras: Verificación y refuerzo de los muros de contención, utilizando sedimento o sacos de arena según sea necesario.

Materiales peligrosos: Almacenamiento adecuado con techado y cubeto impermeable para contener líquidos en caso de derrames.

Control de vectores y plagas: Limpieza de mallas de retención de sólidos, trampas para roedores y fumigación de insectos.

Almacenamiento: Mantenimiento de áreas de almacenamiento limpias, evitando el ingreso de agua, verificando techos, cubetos, contenedores y muros de ingreso, además, los desechos comunes o peligrosos no deberán ser dispuestos o almacenados al aire libre.

Personal: Información y capacitación del personal sobre medidas a tomar en caso de aguas turbias, sedimentos, marea roja y primeros auxilios.

Instalaciones eléctricas: Revisión y reparación de todas las instalaciones eléctricas.

Estas medidas buscan proteger tanto las instalaciones como a los trabajadores, asegurando la preparación del sector camaronero ante este evento climático. Además, la CNA informó que se encuentran coordinando con las autoridades competentes la realización de obras emergentes que ayuden a mitigar riesgos, considerando el impacto potencialmente grave para la economía y el empleo en Ecuador en el caso de que se vea afectada una de las principales actividades económicas del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí