La presencia de lluvias en la zona de Alluriquín ha provocado deslizamientos de tierra en varios recintos, afectando a los comuneros por la falta de movilidad para comercializar sus productos.

 Uno de los eventos adversos ocurrió el viernes 8 de diciembre en el recinto Nueva Chitoa, la vía quedó obstruida por tres desprendimientos de tierra.

La maquinaria del gobierno parroquial de Alluriquín y del Gobierno Provincial trabajan desde ayer, lunes 11 de diciembre.

Juan Betancourt, presidente de la parroquia, espera que la vía se habilite hoy o, a más tardar, mañana. “Los comuneros manifestaron que los derrumbes son de gran magnitud, por eso creemos que los trabajos de limpieza demorará.

Otros recintos

Las emergencias iniciaron en el recinto Buenos Aires hace un mes aproximadamente, cayeron cerca de 50 metros cúbicos de tierra. La limpieza se realizó el mismo día.

También hubo otros desprendimientos de tierra en el recinto Mar de la Tranquilidad; en la actualidad, la maquinaria continúa limpiando, de igual forma  en la Chimborazo.

Betancourt señaló que la parroquia siempre es la más afectada cuando inician las lluvias.

 Apoyo

Desde la dirección de Obras Públicas del Gobierno Provincial se indicó que, hasta el momento, han intervenido en la vía a Mar de la Tranquilidad con la limpieza de una alcantarilla, además de tres deslaves.

En la vía a Los Libres y en Nuevo Chitoa, han realizado la limpieza de un puente badén y de derrumbes. (CT)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí