Foto Internet

La Unión Europea es autosuficiente sólo en un 30% en proteínas vegetales y, en cuanto a su principal fuente de proteínas, la soja, depende en un 95% de las importaciones. La demanda de proteaginosas en la UE está creciendo. La firma de analistas Boston Consulting Group predice que el mercado de consumo de alternativas cárnicas y lácteas en la Unión Europea crecerá un 14% cada año para 2035, pero el sector está experimentando dificultades cada vez mayores para abastecerse en el mercado global. De hecho, la nutrición humana requiere soja no transgénica. Además, todavía se necesitan legumbres como la soja para la producción ganadera.

Protealis, empresa especializada en soluciones de semillas para proteínas vegetales sostenibles, con sede en Gante (Bélgica), ha anunciado la finalización con éxito de una ronda de financiación Serie B, recaudando una importante cantidad de 22 millones de euros. Los inversores existentes han confirmado abrumadoramente su apoyo a la misión de la empresa de promover la expansión comercial en mercados europeos clave e impulsar la innovación. Entre ellas se incluyen innovaciones de alta tecnología, como la predicción del rendimiento y la calidad de los cultivos mediante una combinación de análisis genético e inteligencia artificial, lo que permite comercializar con mayor rapidez variedades nuevas y más eficientes de proteaginosas.

Las plataformas de tecnología de semillas de la empresa no sólo aumentan los rendimientos y los niveles de proteína, sino que también minimizan el impacto ambiental de la agricultura. Al centrarse en cultivos de leguminosas adaptados localmente que no requieren fertilizantes minerales nitrogenados adicionales, la empresa pretende fortalecer los sistemas alimentarios regionales y brindar nuevas oportunidades para los agricultores, al tiempo que contribuye a los objetivos de sostenibilidad global.

David Buckeridge, presidente de la junta directiva de Protealis, comentó: “Si se observa el rápido desarrollo de tendencias como la agricultura regenerativa, no hay duda de que estos sistemas requerirán una superficie significativamente mayor para el cultivo de leguminosas en Europa. Para los criadores, esto significa aspirar a rendimientos más altos que los actuales. La compañía ha logrado avances significativos el año pasado, incluido el lanzamiento exitoso de dos variedades patentadas de semillas de soja de maduración temprana para climas fríos europeos. La empresa también creó un nuevo centro de mejoramiento rápido para acortar el ciclo de mejoramiento tradicional en varios años e introdujo una plataforma de cruzamiento genómico para predecir las características de las plantas y mejorar la resistencia a las enfermedades al desarrollar nuevas variedades de proteínas vegetales. Dos nuevas variedades de soja aumentaron el rendimiento medio de proteínas por hectárea hasta un 15% en comparación con la media de los competidores en Bélgica, donde la superficie cultivada está aumentando. Hasta la fecha, hemos recibido resultados positivos en las pruebas de rendimiento de los guisantes amarillos, el futuro cultivo de leguminosas de la empresa y que ya es una fuente popular de proteína vegetal para muchos procesadores de alimentos”.

Las legumbres (como la soja, los guisantes y los frijoles) son cultivos muy resistentes porque no requieren fertilizantes nitrogenados. De hecho, las plantas extraen su propio nitrógeno del aire a través de nódulos en las raíces mediante simbiosis con las bacterias del suelo. De esta manera cubren sus propias necesidades de nitrógeno. Parte del nitrógeno extraído del aire también queda disponible para el siguiente cultivo, lo que reduce la necesidad de fertilizantes artificiales para el siguiente cultivo.

Además, las leguminosas también almacenan carbono neto en el suelo, lo que beneficia la salud del suelo y previene la erosión. Por lo tanto, las legumbres son una excelente adición a la rotación de cultivos de los agricultores, ya que mejoran el suelo, brindan oportunidades para el cultivo de carbono y reducen la dependencia de los costosos fertilizantes nitrogenados basados ??en combustibles fósiles. Además de la producción de semillas, la empresa utiliza tecnología para desarrollar inoculantes microbianos para mejorar la fijación de nitrógeno seleccionando las mejores bacterias del suelo y poniéndolas a disposición en una forma fácil de usar como una fina biopelícula alrededor de las semillas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí