Un niño indígena wayúu come hielo saborizado el 14 de mayo de 2022 en la comunidad Witka, en Manaure (Colombia). EFE/ Carlos Ortega

Jhenifer Mojica, ministra de Agricultura, explicó que «la crisis del hambre tiene una connotación nacional, no política«, y que en el Consejo de Ministros de ayer, 31 de enero, el gobierno dio la orden de hacer «los movimientos necesarios para poder reaccionar».

La ministra especificó que el gobierno asignó $1,5 billones para todos los sectores. De este modo, se dará una atención inmediata a la emergencia de El Niño y a la sequía.

Para Minagricultura, el presupuesto quedó en $445.000 millones, y señaló que para cumplir con los lineamientos, «directivo de mis entidades que sea dormido, me lo dicen, por favor».

«El humo y las llamas no oculta lo que está de fondo: la crisis que podríamos enfrentar frente al tema del hambre«, dijo Mojica. «No es la primera vez que en nuestro país vemos un fenómeno de El Niño, ni será la última», dijo Mojica.

Por otro lado, Minagricultura señaló que no se está dando el alza de alimentos. Según su informe, se mantendrán los costos en las centrales de abastos, «pero el costo se verá en 2 o 3 meses con los efectos de las pérdidas» que traerá el fenómeno climático de El Niño.

Asimismo, advirtió que, principalmente, el sector ganadero y la avicultura se verá afectado, seguido de cereales como el maíz, y en la zona Andina, las papas, hortalizas y frutas.

La ministra comentó que la idea será que la Agencia de Desarrollo Rural compre las cosechas que, hasta la fecha, tienen en exceso, como el maíz, en Sucre y Córdoba, y la cebolla, en Norte de Santander. «La comida hoy no es una mala noticia«, dijo.

En cuanto al desabastecimiento de agua y sequía, Minagricultura brindará soluciones al agua, mediante restauraciones de acueductos, canales y pozos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí