Foto Internet / Redacción: Marlene Bernal

El 21 de febrero del 2024 marcó un oaso importante  en la historia del sector arrocero ecuatoriano, al empezar las capacitaciones para dar el inicio a la creación del clúster arrocero expreso a nuestro medio Juan Pablo Zúñiga, presidente de Corpcom.

El objetivo principal del Clúster, explicó el directivo, es fomentar la colaboración y la coordinación entre todos los actores del sector para abordar los desafíos comunes y aprovechar las oportunidades de crecimiento.

En palabras de Zúñiga, «es fundamental trabajar de manera articulada para impulsar el desarrollo del sector arrocero, un componente vital de nuestra comunidad y economía».

Entre los desafíos identificados se encuentra la necesidad de mejorar la productividad y la competitividad en los mercados internacionales. A través de una estrategia enfocada en aumentar la eficiencia y calidad de la producción,

La idea con este Clúster, recalco Zúñiga, es buscar posicionar a Ecuador como un importante exportador de arroz a nivel mundial, al igual que lo es con productos como el banano, el cacao y el camarón.

En cuanto a la situación actual del sector, se destaca la anticipada cosecha, la cual se espera sea favorable gracias a los esfuerzos de más de treinta días dedicados a la búsqueda de mercados tanto en Colombia como en Centroamérica. Este enfoque busca mantener la estabilidad de precios en el mercado interno y motivar a los productores a través de condiciones favorables.

Sin embargo, surge la preocupación por una posible sobreproducción y su impacto en los precios, debido a que muchos maiceros se volcaron a la siembra de arroz. “Para abordar este riesgo, el Clúster propone una estrategia de crecimiento planificado, basada en la mejora de la productividad y la identificación de mercados previamente establecidos. Se plantea realizar un censo agrícola para determinar las áreas óptimas de siembra y trabajar con semillas de alta productividad” explicó Zúñiga.

Destacó que la reserva de arroz para este año es suficiente para satisfacer la demanda local e incluso considerar exportaciones, gracias a una producción que no se vio gravemente afectada por fenómenos climáticos como el fenómeno del niño.

El lanzamiento del Clúster Arrocero representa un paso significativo hacia un futuro más próspero y sostenible para el sector arrocero ecuatoriano, demostrando el poder de la colaboración y la planificación estratégica en la consecución de objetivos comunes. Anoto, el directivo.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí