La gripe aviar, o influenza A, es una enfermedad avícola causada por ciertos tipos de virus que normalmente infectan a las aves. Fotos: archivo Unimedios.

En Ecuador, la industria avícola, vital para el suministro de proteínas en el país, enfrenta desafíos debido ante  los brotes de gripe aviar que se han presentado. Según la Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador (CONAVE), en 2023, este sector representó el 30.14 % del consumo per cápita de pollo, destacando su importancia para el desarrollo nacional.

Los brotes de influenza aviar han impactado tanto a los productores como a los consumidores finales. Las empresas avícolas se han visto  obligadas a sacrificar lotes completos de aves para contener la propagación del virus, lo que afecto los precios del producto. Esta situación ha generado preocupación en el marco del Día Mundial de la Avicultura, celebrado el 10 de mayo, donde se resaltaron los desafíos que enfrenta la industria debido a esta enfermedad infecciosa.

Expertos como Juan José Fresán, gerente de Salud Animal de Boehringer Ingelheim para Ecuador y Perú, enfatizan la importancia del uso de vacunas para controlar la enfermedad. Señala que, aunque las medidas de bioseguridad son esenciales, la vacunación de aves es crucial para bloquear la transmisión del virus y reducir el tamaño de los brotes.

Sin embargo, existen desafíos en la implementación de estas medidas. Fresán advierte que muchas empresas informales o de crianza traspatio no inmunizan a sus aves, lo que aumenta el riesgo de infección en zonas cercanas. Destaca la necesidad de vacunar todos los criaderos para garantizar la sostenibilidad del sector.

En respuesta a esta crisis, se han desarrollado vacunas como la bivalente inactivada VOLVAC B.E.S.T. AI+ND ®, que además de prevenir la gripe aviar, protege contra la enfermedad de Newcastle, otra patología respiratoria grave, indico el técnico.

Los expertos instan a tomar medidas proactivas para prevenir enfermedades en las aves de crianza, asegurando así la inversión en cada lote y garantizando el abastecimiento de productos avícolas. Esto no solo protege el desarrollo del sector, sino también la seguridad alimentaria de todos los ecuatorianos.

Al respecto, Teshome Mebatsion, gerente de Investigación de Enfermedades Virales de Salud Animal de Boehringer Ingelheim, agrega que es necesario “adoptar un enfoque holístico y seguir una estrategia global de control de la enfermedad, lo que incluye controlar los desplazamientos de las aves, mantener a las especies silvestres y a los roedores alejados de las explotaciones avícolas, así como vacunar los lotes de aves de corral. La inmunización no sólo ayuda a bloquear la transmisión del virus, sino también a reducir el tamaño del brote”.

La gripe aviar, una enfermedad que afecta tanto a aves domésticas como silvestres, se propaga fácilmente a través del contacto con secreciones contaminadas. Sus síntomas incluyen aumento repentino de la mortalidad, disminución en el consumo de alimentos y agua, depresión, entre otros.

Ante esta crisis, la industria avícola ecuatoriana busca fortalecer sus medidas de prevención y control, asegurando así su contribución al bienestar y la seguridad alimentaria del país.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí