Los ganaderos reconocen que hay una baja producción de ganado en Santo Domingo, lo cual atribuyen a la delincuencia y problemas de fertilidad. 

El precio actual del ganado en pie ha incrementado en las últimas semanas, lo que genera preocupación en los introductores de Santo Domingo, ya que el negocio no estaría dejando rentabilidades económicas.

Manifiestan que se ven obligados a realizar una mayor inversión para adquirir bovinos vivos, pero no logran recuperarla porque el consumidor final no quiere pagar ningún incremento en las tercenas.

Miguel Ramos, quien trabaja en esta actividad hace muchos años, asegura que hay preocupación en el gremio, sobre todo porque no hay buena calidad de ganado.

El comerciante compraba un promedio de 30 vacas para despostar, cuyo precio por libra no superaba los 90 centavos. Sin embargo, en la actualidad solo invierte en 15 animales y paga a un dólar por libra en pie.

“Hace un año se siente que no hay ganado de buena calidad. El campesino dejó de criar porque hay muchos delincuentes que se dedicaban al robo en fincas”, acotó.

Héctor Benavides también comercializa reses, pero se muestra un poco más optimista y espera que mejore la genética para brindar un producto cárnico de mayor calidad a los consumidores ecuatorianos.

“Aquí encontramos precios que varían de acuerdo al ganado: bueno, regular y de industria. El tipo de raza es fundamental, hay unas con más demanda que otras”, acotó.

Preocupación

En Santo Domingo se realiza una de las mejores ferias ganaderas del país, donde semanalmente se comercializan más de 10.000 bovinos, que en su mayoría son para faenamiento.

Vinicio Arteaga, presidente de la Asociación de Ganaderos (Asogan), reconoció que el incremento del precio se debe a la poca población bovina que existe a nivel nacional.

El dirigente recordó que durante la última década muchas personas descuidaron la ganadería y se dedicaron a los sembríos, pues no había mucha ganancia en la cría de bovinos.

“No hay suficiente ganado en el país. La gente en el campo vendió sus vacas para dedicarse a los cultivos de malanga, yuca, piña y otras cosas”, expresó el presidente.

Para Arteaga, otro de los problemas es la falta de fertilidad en las reses, lo que contribuye al déficit en la población bovina del Ecuador. De cada dos vacas apenas pare una, el promedio de parición es menor del 50% en vacas adultas y eso es muy malo”, acotó. (JD)

CIFRA
220.000 a 240.000
bovinos hay en la provincia Tsáchila.
Punto de distribución
Desde la Asogan sale ganado a varios camales del país, entre esos: Santo Domingo, Pedro Vicente Maldonado, Quito, Guayaquil y más ciudades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí