Las tarifas de flete spot desde Asia se mantuvieron estables la semana pasada, pero ya han comenzado a subir debido a los aumentos de los recargos de temporada alta que se comenzaron a aplicar esta semana, ya que la demanda sigue siendo fuerte y la congestión provocada por el Mar Rojo persiste tanto en el Mediterráneo occidental como en el Lejano Oriente.

De acuerdo con el jefe de Análisis de Freightos, Judah Levine, la fuerte demanda y las altas tarifas spot han hecho que algunas líneas navieras agreguen servicios en la ruta Transpacífico y entre Asia y Europa. En tanto, las líneas regionales más pequeños también están regresando a las rutas Transpacífico por primera vez desde la pandemia. “Pero con la capacidad ya agotada, el cambio de buques a rutas Este-Oeste puede contribuir, como lo hizo en 2021 y 2022, a tarifas más altas también en rutas regionales y de menor volumen”, apunta el analista.

Algunos transitarios estadounidenses informan que la mayor parte del reciente aumento de la demanda se debe a que categorías de productos específicas se adelantaron a la vigencia en EE. UU. de los aumentos arancelarios programados para agosto sobre algunos productos chinos.

Aprontes para julio y agosto

El reciente aumento de los retrasos y de tarifas también puede estar ejerciendo presión sobre muchos importadores estadounidenses para embarcar productos de temporada antes de que las tarifas suban aún más o para evitar retrasos más adelante en el año que podrían amenazar la disponibilidad de inventario en el cuarto trimestre. Aunque también comienza a influir la preocupación por una posible huelga laboral en los puertos de la Costa Este y el Golfo de EE. UU. en octubre. De hecho, algunos servicios en la ruta Transpacífico ya tienen reservas completas hasta julio.

Para la ruta Asia y Europa, donde las recientes huelgas portuarias en Alemania y Francia son una complicación adicional, parte del aumento actual del volumen supuestamente incluye productos de temporada alta, aunque los aranceles de julio también pueden estar impulsando cierta demanda.

Pero como es probable que los volúmenes impulsados por los aranceles disminuyan en los próximos meses, y sumado a que un comienzo temprano de la temporada alta puede significar que una proporción importante de los productos de temporada se adelantan por las razones antes mencionadas, la presión de la demanda también podría disminuir antes de lo habitual.

La Federación Nacional de Retail de EE. UU. proyecta que las importaciones vía marítima de EE. UU. alcanzarán un máximo de 2,17 millones de TEUs en agosto (un nivel alcanzado por última vez en 2022) antes de disminuir en septiembre y octubre, lo que sugiere una disminución algo temprana y la probabilidad de que en julio y agosto los niveles de tarifas alcancen su punto más alto.

Proyecciones

Pero los ataques hutíes siguen haciendo que el tránsito por el Mar Rojo sea inseguro, y los aumentos en la actividad de fletamento y en las tarifas apuntan que las líneas navieras esperan que la congestión siga siendo un factor durante algún tiempo. Por lo tanto, una caída estacional de las tarifas en el cuarto trimestre probablemente no será inferior a los valores observados en marzo y abril, que todavía duplicaban los niveles de 2019.

Flete aéreo

En tanto, los datos del Freightos Air Index muestran que las tarifas de carga aérea se han mantenido estables en la mayoría de las rutas a pesar del reciente aumento de los retrasos y los precios marítimos.

Sin embargo, las tarifas de China al norte de Europa, que habían estado disminuyendo en junio, se recuperaron a niveles de mayo de alrededor de US$4,25/kg la semana pasada, posiblemente debido a una combinación de un cambio renovado del océano al aire y una fortaleza continua del volumen del e-commerce B2C.

Por MundoMaritimo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí