Por:

Juan Sebastián Tinoco Acosta

La comunidad fue azotada por una serie de panfletos amenazantes y crímenes violentos, que generaron pánico y la paralización de las actividades comerciales y productivas

La Zona Bananera, un municipio del departamento del Magdalena con más de 77.000 habitantes, se encuentra sumida en una crisis de seguridad. Durante la última semana, la comunidad fue azotada por una serie de panfletos amenazantes y crímenes violentos, que generaron pánico y la completa paralización de las actividades comerciales y productivas.

Las Autodefensas Conquistadores de la Sierra declararon un paro armado en el departamento, difundiendo mensajes de terror a través de panfletos. La situación se ha agravado con la muerte violenta de dos personas, lo que según la comunidad, se ha incrementado el temor y la incertidumbre entre los residentes del municipio.

De acuerdo a Asbama, la producción de banano, principal actividad económica del Magdalena y sustento de cerca de 14.000 trabajadores, se ha visto afectada. Los trabajadores no han podido desplazarse a sus puestos de trabajo, lo que ha ocasionado daños en los cultivos y en toda la cadena de producción y comercialización de esta fruta «esencial para la economía local».

Ante esta grave situación, la Asociación de Bananeros de Magdalena, Asbama, solicitaron la intervención del Gobierno Nacional.

José Francisco Zúñiga, presidente ejecutivo de Asbama, expresó: «Desde Asbama, en nombre de todos los productores de banano y trabajadores del sector, hacemos un llamado al Gobierno Nacional para que intervenga en el municipio de Zona Bananera. Los delincuentes han sembrado el terror entre la población, vulnerando su derecho al trabajo y a la libertad. Como gremio, nos solidarizamos con la comunidad de la Zona y con el sector de tenderos, hoteleros y comerciantes en general, que se han visto obligados a cesar sus actividades.»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí