SACADO DE LA WEB

Los roedores figuran entre las plagas que más daños ocasionan a los granos almacenados. Son una causa importante de pérdida de alimentos y
un reservaría y medio de transmisión de diferentes enfermedades que afectan directa o indirectamente al hombre. Así, por ejemplo, las enfermedades
estomacales provienen a menudo del consumo de alimentos contaminados por estos pequeños mamiferos.
Los antecedentes que existen muestran un generalizado desconocimiento de la magnitud delos daños que causan Jos roedores, situación
común en América Latina y en casi todos los países de! mundo. Tampoco se cuenta con una metodología de control adecuada en plantas de
acopio, almacenamiento y procesamiento de alimentos, aunque hay una real preocupación por mejorar los sistemas utilizados.
El Proyecto INIA-PNUD-FAO CHl/83/006 sobre «Disminución de Pérdidas de Granos Básicos Post·
cosecha» persigue, entre sus objetivos, diagnosticar la problemática de roedores y reconocer las características y dinámica de sus poblaciones, para
sentar bases racionales en su control.
Las actividades del Programa de Postcosecha del INIA, en este aspecto, concentran su atención en las especies más comunes que, conforme a
trampeas efectuados hasta ahora, pertenecen a los géneros Rattus y Mus (ratas y lauchas, respectiva-
mente). Ello concuerda con diversos documentos publicados por la FAO acerca de los roedores que
más frecuentemente se encuentran en granos almacenados a nivel mundial.

Tres son las especies que han estado asociadas comúnmente al hombre en sus actividades: Rattus
rattus Linnaeus, conocida como rata doméstica, rata negra o rata de! tejado; R. norvegicus Ber·
kenhout, conocida como guarén y Mus muscu!Us L., llamada ratón casero, ratón común, ratón minero o laucha, Las tres especies pertenecen a la
familia Muridae. Prospecciones realizadas en Chile indican que en todas las plantas de ·alimentos sin estructuras a prueba de roedores siempre se en-
cuentra al menos una de las especies mencionadas.

CARACTERISTICAS GENERALES

Los roedores poseen una visión muy pobre, dependiendo más del olfato, del gusto, del tacto y del oído, sentidos que tienen bien desarrollados.
Las poblaciones de roedores se desarrollan únicamente cuando disponen de alimento en suficiente
cantidad y calidad nutritiva, donde la existencia de refugios es grande y la competencia por espacio es
mínJma. Cuando las condiciones les son favorables, se convierten en una plaga permanente gracias a su capacidad de adaptación y potencial reproductivo

• Rata doméstica (Rattus rattus L.): es una espe-cie de distribución mundial. Se ha adaptado
favorablemente a las más diversas condiciones ambientales. Es de hábitos nocturnos y muy fecunda. Construye sus madrigueras principalmente en lugares altos y de difícil acceso, como
aleros, entretechos o perchas de sacos. Como especie omnívora, consume una amplia diversi-
dad de alimentos, entre los que se cuentan semi-
llas, frutos, pastos, insectos, huevos, algas mari·
nas y cangrejos, así como una inmensa gama de
alimentos elaborados por el hombre.
• Guarén (Rattus norvegicus B.): quizá consti-
tuya una de !as especies de mayor distribución
en el mundo. Habita por lo general en áreas
pobladas por el hombre, pero suele ser abun-
dante en terrenos irrigados, acequias y lechos de
ríos. Es muy hábil para nadar, si bien es menos
dotado para trepar que la rata negra. Su mayor
actividad ocurre durante la nochE.

DESCRIPCION DE DAÑOS
Los daños por roedores más comunes en productos
almacenados son de tres tipos: por consumo; por
contaminación con sus excrementos, pelos y orina;
y por deterioro de !os materiales que son roídos.
Para un almacén o planta de alimentos los daños se
pueden resumir de la forma siguiente:
e Consumo de alimento: esto ha sitjo hasta el mo-
mento la principal preocupación de los interesa-
dos en el control de· roedores. Se dice· que una
rata doméstica adulta consume diariamente
entre 20 y 30 gramos de alimento. También se
afirma que una rata engulle el 10 por ciento de
su peso por día. Así, un par de estos roedores
en un almacén comerá 12,26 kilos de alimento

en un año. En forma comparativa, 30 ratas inge-
rirán anualmente suficiente grano para alimen-
tar a una vaca lechera y solo 6 ratas bastarán
para consumir el alimento de un hombre duran-
te e! mismo lapso de tiempo.
• Contaminación de alimentos: aunque el consu-
mo constituye una causa importante de pérdi-
das, el principal problema es Ja contaminación
con excrementos, orina, pelos, microorganismos
y saliva. A modo de ejemplo, un par de ratas en
una bodega producirán 25 mil tecas, cuatro a
cinco litros de orina y un millón de pelos en un
lapso de 365 días. Todo lo anterior puede tra-
ducirse en problemas sanitarios, infecciones,
alergias, apariencia antihigiénica y malos olores.

CONTROL
La primera tarea en el control de ratas y ratones es
reconocer la o las especies involucradas, ubicar los
lugares donde se encuentran, y determinar la mag
n1tud de los daños Para 1dent1f1car las especies
conviene tamil 1anzarse al menos con las caracte
r1st1cas corporales externas En vista de que, deb1
do a sus habitas nocturnos, es bastante d1f1c1I
poder observarlas libremente, es necesario colocar
trampas, ya sea de golpe o de captura de animales
vivos como se muestra en la foto 3 El trabajo re
quiere de personal entfenado y con experiencia en
roedores de campo o de al macen
S1 la cantidad de roedores puede ser determinada,
es posible extrapolar el consumo de alimento
d1ano y la contam1nac1on para estimar, en forma
1nd1recta, el monto de las pérdidas Donde no es
factible determinar el consumo de alimento d1ano
con roedores en caut1veno, es posible calcularlo
asumiendo un consumo equivalente a un 7 por
ciento del peso corporal para individuos que pesen
más de 50 gramos, y a un 15 por ciento para aque-
llos que pesen menos.
Para conocer los lugares donde se encuentran, nor-
malmente se recurre al reconocimiento de las evi-
dencias de su actividad {tecas, caminos, madrigue-
ras y alimentos roídos). Siempre es útil ubícar los
lugares donde existan evidencias de infestac·1ón en
el plano de construcción de !a planta, para definir
después !as estrategias de manejo.

Epitacio Robledo R.
Asesor Técnico Principal
Proyecto IN!A/PNUD!FADICHl/83/006
Mario J. Vaughan R.
Técnico Ecólogo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí