La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha informado que el índice de precios de los alimentos se mantuvo estable en junio. El equilibrio entre el aumento de las cotizaciones internacionales de los aceites vegetales, el azúcar y los productos lácteos, y la disminución en el índice de precios de los cereales ha mantenido el índice de precios de los alimentos en un promedio de 120,6 puntos, cifra igual a la de mayo. Este nivel se encuentra un 2,1 % por debajo del valor registrado hace un año y un 24,8 % por debajo del máximo de marzo de 2022.
Variaciones en los Índices de Precios

Cereales: El índice de precios de los cereales de la FAO disminuyó un 3,0 % respecto a mayo, con bajas en las cotizaciones de cereales secundarios, trigo y arroz debido a una mejora en las perspectivas de producción en los principales países exportadores.
Aceites Vegetales: Aumentó un 3,1 %, impulsado por la reactivación de la demanda mundial de aceite de palma y la firme demanda de aceites de soja y girasol en el sector de los biocombustibles en las Américas.
Azúcar: Subió un 1,9 %, afectado por la preocupación sobre las condiciones meteorológicas adversas y los monzones en Brasil e India.
Productos Lácteos: El índice subió un 1,2 %, con un aumento en las cotizaciones internacionales de la mantequilla debido a la alta demanda y la baja oferta.
Carne: Se mantuvo prácticamente invariado, con ligeros aumentos en los precios de las carnes de ovino, cerdo y bovino que compensaron el descenso en los precios de la carne de aves de corral.

Producción Mundial de Cereales

La FAO ha actualizado su pronóstico sobre la producción mundial de cereales para 2024, previendo un nuevo máximo histórico de 2.854 millones de toneladas. Este incremento se debe a una mejora en las perspectivas de cosechas de maíz en Argentina, Brasil, Türkiye y Ucrania, que compensarán las bajas en Indonesia, Pakistán y varios países de África austral. Además, se espera que la producción mundial de trigo y arroz también alcance récords históricos.

La utilización total de cereales a nivel mundial para 2024/25 aumentará hasta 2.856 millones de toneladas, un 0,5 % más que el año anterior, impulsada por el arroz y los cereales secundarios. Las reservas mundiales de cereales se incrementarán un 1,3 % en 2025, manteniendo el coeficiente reservas-utilización de cereales a nivel global en un 30,8 %.
Inseguridad Alimentaria y Conflictos

El informe Perspectivas de Cosechas y Situación Alimentaria destaca que los conflictos están generando graves niveles de inseguridad alimentaria aguda, especialmente en la Franja de Gaza, Yemen y Sudán, donde las poblaciones también enfrentan el riesgo de hambruna. En África austral, se prevé una caída anual de casi el 20 % en la producción total de cereales para 2024 debido a condiciones calurosas y secas, lo que duplicará las necesidades de importación de la subregión.

Renzo Galgani, representante del IICA en Ecuador, subrayó la importancia de mantener las condiciones sanitarias de las fincas para proteger la economía del país y combatir la inseguridad alimentaria global.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí