Como un año  ganadero difícil para el sector,   catalogo Víctor López  productor  de la Sierra al 2015. En su concepto  se ha dado prioridad a la política y se ha dejado de lado la parte técnica.

“Se olvidan que nosotros  los que trabajamos en el agro somos los que proveemos de alimentos a todo un país, hay una ley laboral que no funciona para el campo, las plantas, y los animales no conocen de horarios, y no se ha pensado en eso al crear una ley laboral, y así en muchos campos, no hay incentivos para el agro, por eso los jóvenes no quieren quedarse en las zonas rurales, va a llegar el momento en que no tendremos alimentos” indico el ganadero.

En su concepto  si no se hacen reformas concretas y técnicas para el sector  agropecuario, el 2016 será un año  más difícil, es necesario hacer un estricto control en los insumos, ya que no nos queda dinero para  tecnificarnos, aun no hay un panorama claro de lo que pasara, recalcó López.

Para Rodrigo Gómez de la Torre, presidente de la Cámara de Agricultura de la zona 1, El año 2015, inicio con mucha expectativa sobre el consumo de lácteos, principalmente.

El semáforo, identifico a los quesos maduros, yogures y leches saborizadas con etiqueta roja.  En el caso de yogures y leches saborizadas, estas se reformularon para bajar a amarillo, sin embargo,  se evidencio una reducción de ventas de un 18% en yogures y leche de sabores, y hasta un 30% en quesos maduros. “La reducción de ventas, es un elemento muy importante, ya que al reducirse las ventas, también se reducen las compras a productores” indico.

Según el dirigente un factor que aporto  a los problemas del año  anterior de manera indirecta, fue  la sequía que inicio un mes antes de lo previsto a finales del mes de abril para la sierra centro y norte.  Esto se complementó, complicando la producción con las emisiones y caída de ceniza del volcán Cotopaxi, lo que no dejo que se incremente la oferta para compensar en algo la caída de la demanda en el primer semestre.

Para el segundo semestre del 2015,  indica De la Torre,  ya la industria reporta caída de ventas, y se presume que está  de alguna manera vinculada con la desaceleración económica, que se complica más para finales de año.

“Un aspecto que hay que recalcar del año 2015, es un logro que se lo oficializa a finales de mayo, Ecuador País Libre de Aftosa Con Vacunación.  Esto es el resultado de un trabajo conjunto entre el gobierno y los ganaderos; sin embargo deja una preocupación el hecho que con un logro tan importante para el Ecuador, se vacune solamente una vez el 2015, y no se cumpla con las 2 fases usuales por año” destacó.

Para el dirigente el 2016, se viene como un año de incertidumbre.  Una Ley de Tierras que deja un sinnúmero de puertas abiertas para que la Autoridad Agraria Nacional sea quien las defina, en primera instancia en un plazo de 180 días a partir de su promulgación y otros plazos de 360 días. Las estadísticas nacionales son escasas y la incertidumbre sobre una posible discrecionalidad en la aplicación de la Ley es grande, enfatiza.

 

PROPUESTAS.

De la Torre  considera que para el caso de la ganadería en el Ecuador,  la cual es primordialmente manejada vía pastoreo, se deben plantear políticas de apoyo y de fomento a la ganadería con certificación ambiental, lo cual es posible, e incluso haría que esta  produzca leche y carne ambientalmente diferenciadas para mercados selectos y de alto poder adquisitivo, muchas veces, del mundo entero.

 

Se deben tomar medidas de revisión tributaria, donde los productores paguen los impuestos en base a sus reales utilidades, y no en función de presuntivos, donde, al final de los ejercicios económicos, se paga mucho más de lo que se debería pagar.

 

La rigidez laboral, no aporta a la generación de nuevas plazas de empleo.  Si bien han existido intenciones de acuerdos ministeriales, las que se han promulgado, se encuentran sin aplicación debido a que siguen muy distantes de la realidad del campo, expreso.

 

 

Fuente: ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here