Las lluvias causadas por el fenómeno de El Niño, cuyo inicio se pronosticó para fines de diciembre, no serían del todo negativas para sectores como el forestal, cierta pesca de camarón y el dorado, y podrían llegar a impulsar un crecimiento en la producción de café y cacao.

Así lo estimó Javier Ponce, ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, al ser consultado por este Diario.

“Hay actividades que pueden tener repunte”, aseguró Ponce, quien agregó que en el caso del cacao y el café primero se debe poner atención en superar las plagas monilla y roya.

Sin embargo, representantes de la mayoría de estos sectores no comparten ese optimismo.

Iván Ontaneda, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Exportadores de Cacao, indicó que los efectos de El Niño empezaron a sentirse en marzo pasado con el cambio climático, lo que provocó enfermedades por el exceso de humedad.

“En agosto la afectación llegó hasta el 50% en Manabí, Esmeraldas, Los Ríos y parte de la Amazonía”, dijo Ontaneda, quien agregó que esto se traducirá con 20 mil toneladas menos de la fruta para el primer semestre de 2016.

Explicó que la emergencia “ayudó a mitigar y detener (la monilla) para que el impacto no sea mayor, pero no hay beneficio”, indicó Ontaneda, pues mencionó que el daño en las plantaciones es irreversible.

Asimismo, Ashley Delgado, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Exportadores de Café, tampoco cree que El Niño beneficie a su sector y avizora una disminución en la producción para el 2016.

El dirigente señaló que al terminar el 2015 solo se cumplió el 50% de la proyección de producción; en mayo se calcularon 550 mil quintales y solo se logró llegar a 280 mil.

A criterio de Xavier Elizalde, director ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Productores de Teca y Maderas Tropicales (Asoteca), en su sector el beneficio se notaría a largo plazo, en los años posteriores al fenómeno climático con un incremento de producción por el aceleramiento del crecimiento de la madera.

Entre las ventajas a corto y mediano plazo citó el riego en sectores de difícil acceso, aunque añadió que las lluvias también provocan problemas para extraer la madera.

En el caso de la pesca de dorado, Guillermo Morán, presidente de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), tampoco proyecta beneficios por El Niño.

“No se prevé una mayor captura de dorado (…) las condiciones ambientales no son las más indicadas”, señaló Morán. Y expresó que las capturas de ese pez han bajado el 40%.

Sin embargo, la pesca del camarón de profundidad, café y rojo, si tendrían un incremento, según Juan Carlos Correia, de la flota de armadores Cobus.

“Con una temperatura adecuada el camarón crece más rápido, se reproduce más y hay más abundancia”, explicó.

Señaló que se les permitió pescar este tipo de camarón a 36 naves fuera de las 8 millas en compensación por la falta de la merluza a causa de El Niño, pesca tradicional de esta flota.

La pesca empezó en agosto y Correia espera que en pocos meses el Instituto Nacional de Pesca (INP) confirme el incremento de ese pez. (I)

20
mil toneladas

menos de producción prevén cacaoteros para el primer semestre del 2016 por el fenómeno de El Niño.

Fuente: El Universo| ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here