Las monedas latinoamericanas volverían a debilitarse en 2016 debido al persistente declive económico y los bajos precios de las materias primas, de acuerdo con un sondeo que identificó a Brasil y Argentina como posibles focos de volatilidad.

Este panorama no favorece a Ecuador que, con una economía dolarizada, ha enfrentado este año la devaluación del 7 % del sol peruano y de más del 50 % en el peso colombiano.

El real brasileño, uno de los mayores perdedores del mundo el año pasado con una bajada de 33 %, caería 7 % más en 2016 a 4,25 por dólar en 12 meses, de acuerdo con la mediana de las proyecciones de 25 estrategas cambiarios.

En general, se espera que las divisas latinoamericanas continúen golpeadas también por problemas como una inflación tenaz en varias de las economías de la región y los temores a una devaluación competitiva de China. La subida de las tasas de interés de Estados Unidos también es una fuente potencial de inestabilidad, dijeron los estrategas.

«Este año va a ser muy similar al 2015», dijo Jesús López, analista económico de Banco Base en México.

El peso mexicano, que refleja a una economía mucho menos expuesta a los precios de las materias primas, probablemente continuará siendo la excepción y tendría un comportamiento superior al de sus pares regionales, apuntalado por la recuperación económica estadounidense.

 

 

 

 

Fuente: Expreso | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here