El cultivo no necesita de mayores niveles de fertilización y abono y su productividad es bastante alta.

El garbanzo es un cultivo que tiene la capacidad de germinar a partir de los 10°C aunque la temperatura más adecuada oscila entre 25°C y 35°C.

Mantener el cultivo a temperaturas menores provoca que su tiempo de germinación se extienda.

El requerimiento de lluvias para este cultivo es reducido, pues no es compatible con el exceso de humedad y más bien es tolerante a las sequías, aunque requerirá de un riego general para su desarrollo.

Los suelos más adecuados para el cultivo son los silíceo-arcillosos o limo arcillosos, ricos en fósforo y potasio, de preferencia que no contengan partes de sulfato de cal (yeso), pues esto afecta a la calidad del garbanzo. El pH adecuado para este cultivo es de entre 6 y 9.

Siembra

Para la siembra se debe labrar el terreno a profundidad para que el sistema radicular de la planta se pueda desarrollar adecuadamente, ya que es sensible a la asfixia radicular. Es importante que la materia orgánica existente en el suelo esté descompuesta en su totalidad para evitar que se reduzca la calidad del garbanzo. También es importante que el terreno se prepare adecuadamente a fin de que no se produzcan encharcamientos.

Antes de sembrar se debe desinfectar la semilla. Una recomendación es hacerlo por inmersión de la semilla en una solución de Benomilo al 50 por 100, en dosis de un gramo de producto comercial por litro de agua durante 10 minutos, para luego proseguir al secado al sol. Para sembrar se suele utilizar de 80 a 100 kg de semilla por hectárea de cultivo.

Fertilización y abono

La mayor necesidad del garbanzo es de azufre, aunque presenta además carencias reducidas de hierro, zinc y molibdeno.

Al ser una leguminosa hay necesidades como la de nitrógeno, que se cubre cuando la planta ya es adulta tomando este elemento del aire a través de los nudos de las raíces, por lo que no es necesaria la aplicación o se puede permitir en cantidades pequeñas al iniciar el cultivo.

Una formula recomendada de aplicación del abono es de entre 300kg y 400kg de abono complejo 9-18-27 por hectárea (ABT)

Fuente: La Hora | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here