La historia relata que la isla era considerada un sitio ceremonial del Señorío de la Cultura Manteña y hasta hace pocos años los pescadores la disfrutaban como sitio de avistamiento de los cardúmenes de peces migratorios.

Con el propósito de desarrollar un sitio de estudios, reserva y conservación de especies del fondo marino, la Asociación Ecológica Salangome declaró en el año 2011 como “Parcela Marina” a un área en los alrededores de la isla Salango, en las costas al norte de la provincia de Manabí.

A tan solo 15 minutos a bordo de una lancha se puede llegar a este espacio destinado a la recreación y aprendizaje sobre los arrecifes coralinos y la vida en el mar. La isla forma parte del área marina del Parque Nacional Machalilla.

Por su cercanía -tres metros de profundidad- con los arrecifes, peces multicolores y toda la infinita belleza de la fauna marina, esta parte del mar a sido denominada ‘gran acuario natural’, que se complementa con el aleteo de aves marinas residentes y migratorias.

Los turistas pueden hacer expediciones con buzos calificados los 365 días del año, quienes comparten su conocimiento y experiencia en la protección de los recursos marinos ancestrales.

Desde el malecón de la comuna Salango, se pueden tomar los botes de las cuatro operadoras -autorizadas- que realizan recorridos por la Isla y la ‘Parcela Marina’. Richard Gutiérrez, propietario de la operadora Salangome tour, recomienda salir en la mañana para disfrutar la observación de aves como fragatas, pájaros tropicales, pelícanos, piqueros patas azules y lobos marinos.

En esta área semiprotegida de más de 800 metros cuadrados se pueden realizar varios deportes acuáticos como: buceo, kayac, snorkeling de superficie o profundidad, para observar el arrecife coralino y los peces de colores propios de este hábitat.

Mientras se colocaba los equipos de buceo, Oscar Ayala, compatriota que llegó desde Murcia, España, a vacacionar en estas playas manabitas comentó que “a pesar de ser ecuatoriano nunca había visitado estas playas, me han dicho que son una maravilla, espero no se hayan equivocado”.

La historia relata que la isla era considerada un sitio ceremonial del Señorío de la Cultura Manteña y hasta hace pocos años los pescadores la disfrutaban como sitio de avistamiento de los cardúmenes de peces migratorios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí