La ganadería de la zona andina se desarrolla a base de pastizales naturales y/o cultivados, en la mayoría de los casos en condiciones de secano, razón por la cual la producción forrajera presenta fluctuaciones según la distribución de las precipitaciones, afectando la disponibilidad y calidad de forraje; a esta situación se suma el desconocimiento de los productores y productoras sobre el uso de semillas certificadas de pastos con alto valor productivo y la asociación de gramíneas con leguminosas que proveen un alimento completo y balanceado al ganado (energía y proteína).

Estas son algunas razones por las que la ganadería no ha alcanzado competitividad en la producción de carne, leche y lana.

La base fundamental y punto de partida para la actividad ganadera es la disponibilidad de pastos en cantidad y calidad, es decir, que proporcionen proteínas y carbohidratos para que las vacas produzcan más leche, los ovinos mejor calidad de carcasa y los cuyes mayor peso en menor tiempo, podemos lograr esto asociando especies de pastos tanto gramíneas (RyeGrass, Avena forrajera, Dactylis, etc.) como leguminosas (Alfalfa, Trébol, Vicia, etc).

La duración y el rendimiento de los pastos dependen de la planificación del cultivo: época de siembra, fertilización tanto en la siembra como en mantenimiento, deshiervos, riegos oportunos, momento adecuado de corte y/o pastoreo y resiembras. El objetivo de la siembra de pastos no solamente debe ser para alimentar al ganado, también debe cumplir un fin económico,
generar ganancias por cada sol que se invierta en la instalación.

Pastos Asociados

¿Qué son pastos asociados?

Es la asociación de gramíneas (ryegrass) y leguminosas (alfalfa) para proporcionarle al ganado un alimento balanceado (en el caso de las vacas para que produzcan más leche). Al asociar diferentes especies de pastos se produce más forraje verde que sembrando alfalfa sola, por tanto, al producir más forraje podremos criar más animales. Por ejemplo, si una vaca es alimentada solo con alfalfa hay riesgo que se timpanice y muera, si es alimentada solo con gramíneas son flacas, pero si la alimentamos con gramíneas y leguminosas (pastos asociados) tendremos una vaca sana y con buena producción de leche.

¿Por qué es importante asociar pastos?

La importancia radica principalmente en tener un alimento balanceado (proteínas y carbohidratos) y esto se ve reflejado en la mejora de la carne e incremento de la producción de leche de las vacas. Aquí las ventajas más importantes de los pastos asociados:

  • Evita el timpanismo o empanzamiento del ganado, por ser
    más digerible.
  • Es más palatable y/o agradable para los animales.
  • Mayor rendimiento de forraje (30 TM/corte/Ha) en comparación de alfalfa solo (15 TM/corte/Ha).
  • Evita la invasión de maleza (kikuyo) porque al asociar pastos se
    consigue tener mayor cobertura de forraje evitando el ingreso
    de luz y con ello el crecimiento de malezas
  • En el establecimiento y/o siembra de pastos las gramíneas (ryegrass) ayudan a establecer con facilidad a la alfalfa.
  • Disminuye la erosión de los suelos.
  • Incrementa la producción de leche en un 30 a 40 %.

Principales especies de pastos

Las especies de pastos se dividen en dos grupos importantes:

Gramíneas y Leguminosas.
Las características de cada grupo son las siguientes:

  • Gramíneas: Las gramíneas son aquellas plantas que presentan las hojas alargadas y angostas como: el maíz, la avena forrajera, cebada, dactylis, ryegrass, etc; estas plantas sonricas en carbohidratos que proporcionan calorías (energía), aportan para que los animales tengan fuerza y puedan movilizarse (en las vacas favorece la formación de sangre que será transformado en leche). Las gramíneas se caracterizan por tener raíces en forma de cabellera, poco profundas, no resisten las sequias y por tanto, necesitan riegos permanentes (cada 8 a 10 días). Dentro del grupo de las gramíneas tenemos las siguientes especies de pastos que se han establecido y han obtenido buenos resultados.

RyeGrass Magnum: Es una gramínea que dura tres años, pero depende bastante de la disponibilidad de agua y el manejo. La ventaja de esta gramínea radica en el alto rendimiento de forraje verde y es bastante precoz, es decir, los cortes son rápidos. Las hojas a comparación de otros ryegrass son anchas, brillosas y tienen un porte alto (60-70 cm de altura), es muy agradable para los animales.

Rye Grass Inglés Variedad Nui: Es una gramínea perenne que dura más de tres años, pero depende bastante de la disponibilidad de agua y manejo. La planta es de porte pequeño (20-30 cm de altura), resistente al pisoteo del ganado.

RyeGrass Italiano Variedad Tama: Es una gramínea perenne que dura más de tres años, pero depende bastante de la disponibilidad de agua y manejo. La planta es de porte mediana (50-60 cm de altura), es gustoso para los animales.

Dactylis Glomerata Variedad Potomac: Es una gramínea resistente a la sequía que requiere suelos bien drenados de textura franco arenoso. El establecimiento para el primer año es lento y tiene una duración de pradera de 6 a 8 años según manejo y fertilización.

Leguminosas: Las Leguminosas vienen a ser aquellas plantas que presentan hojas anchas y pequeñas, como la alfalfa, tréboles, frejól, habas, etc, estas plantas son ricas principalmente en proteínas que aportan al crecimiento y producción de los animales. Las leguminosas se caracterizan por tener una raíz principal que se profundiza en la tierra, entonces los pastos que pertenecen a este grupo toleran la sequía, pero también necesitan riegos permanentes para que puedan crecer rápido

Dentro del grupo de las leguminosas tenemos las siguientes especies de pastos que se han establecido y han obtenido buenos resultados:

Alfalfa SW 8210: Es una alfalfa de dormancia 8.5, es decir que produce todo el año y requiere de riegos continuos; se caracteriza por presentar hojas anchas distribuidas en todo el tallo y los cortes son rápidos cada 35 a 45 días, obteniéndose seis a siete cortes por año. Esta variedad se adapta hasta los 3,600 m.s.n.m. y tiene una duración de pradera de 5 a 6 años dependiendo del manejo y suministro de agua.

Alfalfa WL 350: Es una alfalfa de dormancia 4, es decir que tolera la escasez de agua y puede producir todo el año si dispone de agua, en caso que se deje de regar se duerme hasta disponer de agua. El establecimiento en el primer año es lento, obteniéndose solo dos cortes, posteriormente se obtiene de 4 a 5 cortes por año. Tiene una duración de pradera de 10 a 12 años dependiendo del manejo. Se recomienda instalar esta variedad de alfalfa solo en terrenos con deficiencia de agua y se adapta hasta los 3,900 m.s.n.m.

Trébol Blanco: Es una leguminosa que requiere suelos de textura arcillosa (partículas de suelo son finas) y con alto contenido de materia orgánica, se puede adaptar desde los 2,200 a 4,100 m.s.n.m., funciona bien en asociación con ryegrass. Tiene una duración de 6 a 8 años según manejo y fertilización.

Trébol Rojo: Es una leguminosa que requiere suelos de textura arcillosa (partículas de suelo son finas) y con alto contenido de materia orgánica, se puede adaptar desde los 2,200 a 3,900 m.s.n.m., funciona bien en asociación con rye grass. Tiene una duración de 3 a 4 años según manejo y fertilización.

Vicia Forrajera: Es una leguminosa anual, es decir de un solo corte al año, que se asocia con avena forrajera. Se recomienda instalar este forraje principalmente en zonas altas, adaptándose hasta los 4,200 m.s.n.m. Remplaza a la alfalfa, cuando esta no se establece por la acidez del suelo y la altura.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here