El mercado de la banana es estable en muchos países, sin picos ni valles inesperados en la demanda. También la oferta es estable. En las últimas semanas, se han producido algunos retrasos en el transporte marítimo, pero parece que estos problemas están resueltos. Los precios de la banana están a un nivel normal, pero en algunos países muestran un ligero aumento. La producción está avanzando con normalidad, a excepción de algunas zonas que han experimentado condiciones meteorológicas extremas. Estas circunstancias no tienen una gran influencia en la oferta mundial.

Países Bajos: precios spot elevados en Ecuador, pero sin grandes presiones en el mercado de la banana
Actualmente, en los Países Bajos el mercado de la banana es tranquilo. «No es malo, pero no se puede decir que sea dinámico. La semana pasada fue un poco más difícil y es posible que el periodo vacacional haya influido». Así lo confirma un madurador de bananas holandés que, en las próximas semanas, prevé que el mercado se mantenga estable. «La oferta es más bien normal. En el mercado spot, los precios ecuatorianos son altos, lo cual indica más demanda que oferta, pero tampoco hay gran carestía. En las últimas semanas se han producido algunos retrasos, pero ahora parece que los buques están llegando a tiempo».

Alemania: el tiempo primaveral ha estimulado la demanda de banana
El mercado alemán de la banana se desarrolla bien. El tiempo primaveral ha estimulado la demanda y la oferta ha sido suficiente para satisfacerla sin problemas. Los precios han fluctuado; dependiendo de la región, ha habido tanto aumentos como disminuciones. Colonia ha experimentado precios más altos para las bananas premium, mientras que en Múnich los comerciantes han bajado los precios para crear más demanda.

Reino Unido: demanda estable y equilibrada
La demanda de banana es estable y equilibrada en el Reino Unido, los programas funcionan bien, pero no hay mucha demanda en el mercado spot. En los últimos doce meses, la demanda ha experimentado algunos picos cuando el país ha entrado y salido del confinamiento, pero en conjunto ha sido estable. Lo mismo se puede afirmar de las bananas ecológicas. Si bien las ventas al detalle han sido buenas, las ventas al por mayor han sido negativas por la pérdida del canal horeca.

En total, la oferta de los países sudamericanos ha sido satisfactoria. A mediados del pasado año hubo algunos descensos en la oferta porque los productores se vieron afectados por las restricciones anti-COVID-19, que han tenido consecuencias en la mano de obra. Las bajas temperaturas registradas en México hace de ocho a diez semanas han influido en la producción y los efectos no se han manifestado hasta ahora durante la cosecha de las frutas. La producción ha regresado a la normalidad.

A principios del año pasado, el transporte marítimo se vio interrumpido debido a las cancelaciones y los barcos se desviaron a otros puertos, pero ahora la situación ha vuelto a la normalidad. Los costes de expedición están probablemente a los niveles a los que deberían estar, pero algunos transportistas tienen en cuenta los altos costes de la temporada.

Italia: la demanda subirá en los próximos días
En general, el mercado de las bananas es bueno, con precios al alza en Europa. La demanda mundial crecerá en los próximos días debido al aumento de la demanda de los Estados Unidos, que es el mercado principal para el producto de Sudamérica. En Italia, el producto, principalmente de la variedad Cavendish, llega sobre todo de Ecuador, pero también hay partidas de producto de Costa Rica y Colombia.

«Actualmente, una caja de banana verde, al por mayor, cuesta unos 15 euros, pero sería más correcto que costara en torno a 16,5-17 euros», sostiene un operador italiano. «En Estados Unidos ya hace tres semanas que el precio ronda los 20 dólares, con costes logísticos más bajos que en Europa. La demanda de banana por parte de los consumidores se prevé que aumente en los próximos días, mientras que el producto que que llega a las plantas de maduración europeas se mantiene constante. De hecho, hay menos bananas a causa de los daños provocados por los huracanes en algunas zonas de producción. Los precios en origen en Ecuador son más altos que el año pasado».

Ecuador: el mercado se normaliza después de que los huracanes impulsaran el precio
Actualmente, las bananas de Ecuador están registrando más ventas en el mercado spot que con contrato, lo cual provoca que el precio sea menos estable. Los precios spot para todo 2020 han sido más bajos de lo habitual, lo cual ha sido un desafío para los productores, que han tenido que hacer frente costes de producción más elevados a causa de las precauciones tomadas ante la COVID-19.

Cuando los huracanes Iota y Eta azotaron América Central, tuvieron un efecto considerable en la oferta procedente de la región. Esto hizo aumentar los precios spot para los productores ecuatorianos, porque la oferta total en el mercado mundial disminuyó. Esa situación está empezando a estabilizarse ahora y los precios spot están cayendo nuevamente a niveles más bajos.

Estados Unidos: este año la demanda de banana aumentará lentamente
Un comerciante de Nueva Jersey revela que después de los huracanes que afectaron a América Central en 2020 (Eta y Iota), las multinacionales bananeras comunicaron que los precios subirían y que la oferta escasearía. Sin embargo, hasta ahora esto no ha ocurrido.

«Esto se debe a que la oferta se está trasladando a los mercados regionales. A la costa este está llegando alguna fruta sudamericana (de Ecuador) que normalmente llegaba a la costa oeste», informa un comerciante. «A la costa oeste ha llegado fruta de Guatemala, Honduras y Costa Rica». A su vez, en los países de América Central, como Honduras, están enviando las bananas que habitualmente se destinan al consumo interno. México suministra también bananas al Medio Oeste, no obstante, las condiciones meteorológicas desfavorables podrían reducir estos volúmenes.

La temporada alta continuará hasta el Día de los Caídos (31 de mayo). También en enero la demanda fue más elevada con respecto al año anterior. Según un comerciante, la demanda crecerá más lentamente este año, pero será sólida. Esto significa que los precios son buenos y que, probablemente, aumentarán. Ecuador está en proceso de elevar los precios y, cuando esto suceda, las cotizaciones se incrementarán en consecuencia también en Norteamérica.

Sudáfrica: la demanda de banana es variable, pero el precio es estable
«El precio de la banana es estable en este momento y esto es algo muy positivo», afirma un comerciante de banana sudafricano. «En el mercado de Johannesburgo (el principal de Sudáfrica), el miércoles 24 de febrero el precio medio por kilo de una caja de banana de 18 kilos se acercaba a los 8 rands (0,45 euros), mientras que para el popular formato de 1 kilo era de 13,80 rands (0,78 euros)».

Hace un mes, antes de que llegase el ciclón Eloise, los productores de banana de Mozambique ya habían recolectado mucho producto y en el mercado se había producido un exceso de oferta. Estos volúmenes se han absorbido todos y el precio y la calidad se han recuperado bien, según un comerciante, que se declara satisfecho con el mercado actual de la banana. En los mercados centrales y en las zonas costeras la tendencia es buena, a excepción de los mercados de la provincia de KwaZulu-Natal, que ahora mismo están bajo presión porque los productores locales de bananas están en fase de cosecha.

Otro comerciante habla de una demanda de bananas débil y sostiene que el precio ha disminuido ligeramente con respecto a la media de febrero, que son 8,40 rands (0,47 euros) el kilo, aunque la cotización actual es prometedora, ya que es más alta por el momento que la registrada a principios del mes.

China: buenas ventas de banana pese al Año Nuevo chino
El año pasado, el comercio chino de la banana fue muy lento y hasta febrero no empezó el mercado a ganar fuerza. Ahora que hay fruta de sobra a la venta, los precios han subido. El periodo en torno al Año Nuevo chino a menudo coincide con la temporada baja de la banana, pues la gente se inclina a comprar fruta más cara, como las cerezas. Sin embargo, a causa de los problemas relacionados con las cerezas, la demanda ha disminuido y eso ha favorecido la venta de banana. El precio de la banana filipina ha subido de los 7-8 dólares por caja (13,5 kg) antes del Año Nuevo chino a los 10 dólares por caja actuales. El desarrollo de la temporada depende principalmente del volumen de las importaciones de banana vietnamitas y camboyanas.

Actualmente, la producción nacional se ha detenido a causa del frío. Los primeros lotes de bananas nacionales llegarán al mercado a finales de marzo. La mayor parte de las bananas proceden de Filipinas, Vietnam, Birmania, Laos y Camboya. Muchas plantaciones de banana del sudeste asiático han tenido una buena producción esta temporada. El sector bananero de Camboya se está desarrollando a gran velocidad. El año pasado, se despacharon a China 200-300 contenedores antes del cambio de año. El desarrollo del sector de la banana en Camboya ejerce presión sobre todo al sector sudamericano. Sudamérica está lejos y los costes son elevados, motivo por el que los precios de mercado son más altos respecto a los de la banana de Asia meridional.

A causa del coronavirus, muchas pequeñas plantaciones de banana de Filipinas han tenido que hacer frente a dificultades. Las bananas presentaban una calidad pobre que ha hecho disminuir los pedidos. Las plantaciones más grandes no han tenido estos problemas, lo cual les ha permitido suministrar bananas de buena calidad.

Australia: la persistencia de los precios bajos puede provocar una reducción del cultivo
A mediados de la campaña de cultivo 2020/21 (30 de diciembre de 2020), en Australia la producción de banana era en torno a un 5% más alta que en el año previo, según el consejo australiano de productores de banana, ABGC. No obstante, ABGC sospecha que la producción no será tan elevada cuando acabe la campaña comercial. Prevé también que la persistencia actual de los precios bajos podría desembocar en un menor cultivo, y esto podría tener repercusiones para la producción de la próxima temporada. La carencia de mano de obra sigue siendo el problema principal para los productores de banana.

En términos de consumo, las últimas estadísticas de Hort Innovation muestran que, en el ejercicio fiscal finalizado en junio de 2020, el 95% de las familias de todo el país adquirieron bananas durante todo el año. Menos del 1% de la producción (1.142 t) se destinó a la transformación. Y, aunque no se registraron exportaciones de esta fruta fresca, se importaron 80 toneladas de bananas deshidratadas, mientras que durante el año se exportaron 63 toneladas.

Fuente: freshplaza.es

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here