Actualmente, el mercado mundial de la cebolla parece estable. En Europa y América del Norte, la cosecha ha sido satisfactoria, pero en la India y China el resultado es decepcionante. Desde el 1 de enero se levantó la prohibición de exportación de cebolla india, y los lotes de China han disminuido marcadamente, pues se ha sembrado mucho menos y el mal tiempo ha influido. Si ha producido un cambio en la demanda, que ha pasado de los calibres grandes, demandados principalmente por el sector de la restauración, a los pequeños y medianos, demandados por el sector de la venta al detalle. En ocasiones, eso ha provocado que las pequeñas existencias de calibres grandes no se vendan a precios elevados.

España: pocas cebollas de calibre grande y demanda en descenso
La campaña de cebolla de guarda avanza en España con una demanda estancada y precios que no reflejan la baja disponibilidad de producto, ya que los rendimientos de la cosecha de 2020 cayeron más de un 40%. Las exportaciones han bajado mucho desde que se inició la pandemia de coronavirus. La cebolla española marca la diferencia en los mercados de exportación con los calibres grandes, que se destinan principalmente a la hostelería y la restauración. Con una demanda tan baja, a pesar de la marcada reducción de los volúmenes, no se ha notado mucho en los precios de venta, aunque han subido un poco respecto a los meses de verano. En una situación normal, sin esta pandemia, los precios de la cebolla grande serían ahora altísimos. El aumento de las ventas en el retail no ha compensado esta pérdida.

Otro de los obstáculos que se ha encontrado la cebolla española es la fuerte competencia de Países Bajos, especialmente para los calibres medianos, que abundan más este año en España. Países Bajos parece haber tenido una cosecha abundante. La cebolla holandesa ha ejercido mucha presión en casi todos los mercados, a pesar de que India no exportó. Los países africanos y de Lejano Oriente han estado bastante copados de cebolla holandesa. Normalmente la cebolla española siempre suele encontrar nuevos mercados, pues esta ha sido la tendencia de los últimos años.

Si bien todavía no se sabe con exactitud cuál es la superficie plantada de cebolla para la cosecha de este año, que empezará en abril en las zonas más tempranas de Andalucía, se espera que se reduzca ligeramente. Asimismo, de momento hay un pequeño retraso en la plantación de cebollas tempranas en algunas zonas, debido al paso de la borrasca Filomena a principios de enero. En septiembre y octubre ha habido mucha sequía y los productores temieron no contar con suficientes recursos hídricos para sus plantaciones en Andalucía. Esto, unido a que, en el momento de plantar, la demanda no ha sido muy buena y que se mantiene esta situación incierta por la crisis sanitaria, hará que seguramente disminuya un poco la superficie plantada de cebolla.

Países Bajos: no todas las cebollas son aptas para la exportación a destinos lejanos
En los Países Bajos, el comercio de cebollas ha vuelto a la normalidad, después de una intensa primera parte de la temporada. Los precios en origen están a un nivel similar a los de los precios de venta por paca. En los centros de envasado, la situación está muy tranquila. Además, en enero y febrero muchas de las cebollas se tienen que vender por motivos de calidad. Los expertos predicen que al menos el 30% de las existencias actuales no son aptas para la exportación a destinos lejanos. Considerando las exportaciones realizadas hasta ahora, los comerciantes confían en que las ventas se reanuden a partir de marzo.

Alemania: ventas buenas y estables
En la actualidad, el mercado alemán de la cebolla es muy estable, con buenas cotizaciones y un nivel de ventas igualmente satisfactorio. Las cebollas suelen ser el centro de atención durante el periodo navideño y esta temporada también se han vendido grandes volúmenes. El resto del año, las ventas son más uniformes, según informa un comerciante. En este momento, los precios varían entre 200 y 240 euros la tonelada de los calibres 40-70. Se espera que la cosecha del año pasado sea suficiente hasta mayo. «Por el momento, las cebollas almacenadas funcionan bien, pero uno se pregunta cómo se desarrollará la calidad de las existencias en los próximos meses».

Austria: demanda constante
Las ventas de cebolla a nivel nacional son constantes y satisfactorias. Lo mismo se aplica a las exportaciones. Los precios en origen no varían y oscilan en torno a los 12-15 euros por 100 kilos (producto limpio y seleccionado).

Francia: muchos calibres grandes y demanda anticipada del exterior
El mercado francés es bastante normal en estos momentos. La temporada está caracterizada por una gran cantidad de cebollas de calibre grande. Esto significa que la diferencia de precio entre los calibres grandes y pequeños, en ocasiones, es considerable. La calidad es buena y, en general, los precios se han mantenido estables toda la temporada. Este año también se ha anticipado la demanda de otros países, como España, ya en enero en lugar de febrero o marzo.

Italia: menos siembra de lo normal este año
En el norte de Italia, el mes de febrero se dedica a la siembra de cebolla que después se recolecta en verano. No obstante, parece que este año se sembrará menos de lo normal. El responsable de una importante empresa de semillas dice que se producirá una disminución media del 20%, con picos del 50% en ciertas zonas de la Emilia Romaña. Un comerciante explica que la falta de demanda del canal horeca ha perjudicado a las ventas y es normal un retroceso de la superficie cultivada. Un productor que cultiva cerca de 80 hectáreas en Emilia Romaña ha disminuido las superficies un 15% porque, en los tres últimos años, el mercado nunca ha sido brillante. En los últimos días, los precios de la cebolla han sido bajos y han oscilado entre 0,20 y 0,30 euros el kilo, y en muchos el producto ya estaba seleccionado y era de buena calidad.

Un productor de Piamonte indica que la demanda actual de cebolla está estancada. «Para la cebolla blanca hay un poco de movimiento, pero en general la demanda es baja. La cebolla roja y la amarilla han mantenido el precio de la norma, pero las ventas son más o menos iguales y estáticas. Desde octubre estamos pagando con intereses todo lo que vendimos en los dos meses de demanda alta del primer confinamiento».

Otro comerciante piamontés ha terminado con las ventas. En realidad, sobre todo en el caso de la cebolla blanca, los volúmenes son aún muy abundantes, pero se quedarán sin vender por la pesadez del mercado. En lo que respecta al producto conservado en cámaras, listo para la carga, los últimos precios registrados han sido los siguientes: 0,20-0,23 €/kg para la cebolla blanca, 0,20-0,22 €/kg para la cebolla amarilla, 0,30 €/kg para la cebolla roja y 0,35 €/kg para la cebolla «ramata».

Sudáfrica: la nueva cosecha deprime los precios de mercado
En el mercado sudafricano, las cotizaciones de la cebolla rondan los 3,84 rands (0,20 euros) el kilo. El precio muestra un ligero descenso a causa de la cosecha llegada de la provincia del Cabo Occidental y del Cabo del Norte. Las existencias de cebollas deberían bastar para los próximos meses. En el norte del país ha llovido mucho. La demanda de cebolla en el mercado interno es buena.

India: ligero aumento de la exportación tras levantarse la prohibición
La India ha exportado cebollas por valor de 198 millones de dólares. Las exportaciones ascienden a 440 millones de dólares hasta el cierre de la temporada 2019/20, cerca de 1 millón de toneladas. Bangladés, Malasia, Emiratos Árabes Unidos y Sri Lanka son los principales importadores de cebollas indias. La prohibición de exportar cebollas, impuesta el 14 de septiembre, se levantó el 1 de enero.

Casi un mes después de que el Gobierno federal retirara esta prohibición, la India ha conseguido exportar de 40.000 a 50.000 toneladas, gracias a la tibia respuesta del mercado internacional, según altos dirigentes del sector.

Perú: una temporada turbulenta llega casi a su fin
En Perú, la temporada de la cebolla acabará a mediados de febrero y, en la actualidad, los volúmenes son bajos. El país ha tenido una campaña más bien turbulenta debido a los problemas de mano de obra provocados por el coronavirus, que ha influido en los rendimientos totales, y a causa de las protestas y cortes de carreteras que han provocado retrasos y pérdidas de producto. No obstante, en general, la temporada ha sido positiva. El mercado ha sido fuerte, en parte por la bajada de los rendimientos y en parte porque la pandemia ha aumentado la demanda de cebolla. Los precios se han mantenido estables toda la temporada (el principal mercado de exportación ha sido Estados Unidos). La nueva campaña comenzará en junio y julio, y ya se está llevando a cabo la siembra. El año próximo, los volúmenes se prevén similares, lo que garantizará un mercado fuerte, sin sobreoferta.

Estados Unidos: demanda desigual en el mercado, México en camino
Los productores estadounidenses no tienen ninguna queja en lo que a existencias respecta, sobre todo con lo anómalo que ha sido el año marcado por la COVID-19. La oferta procede actualmente del noroeste, del medio oeste, de los estados orientales y del Canadá oriental. Mientras, México también está en camino, con la previsión de una buena cosecha. Este último podría convertirse en un fuerte competidor para los productores estadounidenses. Esta semana, los mexicanos han comenzado ya con las primeras cebollas rojas y amarillas.

Con la caída de la demanda en el canal horeca, se ha puesto la atención en las ventas al detalle, donde hay más demanda de cebollas pequeñas. También hay una mayor demanda de confecciones de estos bulbos. Mientras, la demanda se muestra más bien volátil. Todo esto se traduce en precios bajos y fluctuantes. Sin embargo, a medida que se reduzcan los inventarios, se espera que los precios vuelvan a subir.

China: precios en aumento por la reducción de la superficie y el mal tiempo
La mayor parte de las exportaciones de cebollas rojas chinas se destina a Corea del Sur y Japón. Los precios son un 70-80% más altos que de normal y son del orden de 4.500 dólares por tonelada. En los últimos días, las cotizaciones han mostrado un mayor aumento a la vista del Año Nuevo chino, que cae el 12 de febrero. Una pequeña cantidad de cebollas peladas se destina al mercado europeo, pero por los altos costes de transporte y de la cosecha favorable en Europa, la demanda ha disminuido. El fin de la prohibición india de exportar todavía no ha tenido ningún efecto. En el mercado chino, en los últimos cuatro años, los precios han sido bajos, pero ahora están subiendo. Los productores han plantado menos y también las condiciones meteorológicas están reduciendo parte de la cosecha. En muchas zonas, se habla de una reducción del 75%. La mayor parte de las cebollas provienen de las regiones de Yunnan, Ningxia, Shanxi y Mongolia Interior.

Malasia: precios estabilizados
En Malasia, el precio de las cebollas se ha estabilizado. La oferta será suficiente hasta finales de agosto, como ha confirmado el ministro de comercio interior y de asuntos del consumidor (KPDNHEP), Datuk Alexander Nanta Linggi. El año pasado, Malasia importó 489.297 toneladas de cebollas de 24 países, entre ellos la India (31%), Pakistán (24%), China (22%), Países Bajos (10%), Tailandia (6%), Nueva Zelanda (3%). Malasia importa ocho tipos de cebollas: roja pequeña (India), grande (India), roja (China), roja pequeña (China), roja-rosa pequeña (India), roja pequeña (Birmania), roja pequeña (Tailandia) y amarilla grande (Países Bajos).

Australia: buenas perspectivas para la próxima temporada
Australia está en plena cosecha de cebolla. Comenzó hace tres meses en Queensland y después se trasladó al sur. Onions Australia explica que la campaña parece muy satisfactoria; la calidad y los rendimientos son altos. Los productores, en particular en Australia meridional y Tasmania, prevén una buena temporada. En cuanto a condiciones meteorológicas, ha sido un verano muy suave, sin olas de calor o grandes retos para los productores.

Nueva Zelanda: comienzo temprano
Este año, la temporada de las exportaciones de Nueva Zelanda ha empezado con antelación y de forma positiva. Onions NZ prevé que en 2021 las exportaciones totales de cebollas variarán entre 170.000 y 175.000, superando así las estimaciones.

Fuente: freshplaza.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here