En la actualidad, cada vez estamos más concienciados respecto de la producción agrícola sostenible. Por esta razón, el mercado de los productos ecológicos está en auge. Hoy, los agricultores tienen a su disposición los bioestimulantes agrícolas, que se consideran los fertilizantes del futuro. Si estás buscando nutrientes para revitalizar tu huerto, a continuación, te presentamos las propiedades y características de los bioestimulantes de plantas.

¿Qué es son los bioestimulantes?

Un bioestimulante es un compuesto natural que combina microorganismos y sustancias orgánicas para estimular la vida y, por lo tanto, el desarrollo de las plantas. Los productos que se elaboran como bioestimulantes están formulados de distintas maneras y cada uno actúa sobre las plantas para potenciar más su rendimiento.

Los bioestimulantes se dividen en muchos tipos diferentes, según su composición y, por lo tanto, sus efectos principales. Algunos de los bioestimulantes más efectivos contienen:

  • Aminoácidos: Le otorgan a la planta la energía necesaria para potenciar su producción, en especial, durante períodos en los que no haya disponibilidad abiótica. Los aminoácidos favorecen, especialmente, a los cultivos hortícolas, como el brócoli y el espárrago, a los cultivos herbáceos, como el maíz y el arroz, y a los cultivos leñosos, como la vid y el membrillero.
  • Hongos que forman micorrizas: Las micorrizas son asociaciones simbióticas entre los hongos y las plantas. Las plantas aportan el azúcar que los hongos necesitan para sobrevivir y estos, a cambio, les brindan nutrientes. Los bioestimulantes que forman micorrizas aumentan el rendimiento del cultivo porque promueven el crecimiento de las raíces. De esta forma, las plantas pueden absorber mejor los nutrientes y el agua. Además, si estos hongos se combinan con ciertos minerales son capaces de solucionar los problemas con nematodos. Los cultivos que más se benefician por el uso de bioestimulantes que contengan hongos que forman micorrizas son los de berenjena, ajo, guisantes, habas, patatas, fresas y uvas.
  • Hongos Trichoderma harzianum: Le devuelven al suelo el equilibrio justo de microbios para que los cultivos sean más uniformes. Las plantas que más se benefician de estos hongos son las de tomate, zanahoria, rábano, puerro, lechuga, melón, sandía y pimientos.
¿Cuáles son los beneficios de los bioestimulantes?

Las plantas se benefician del uso de bioestimulantes porque estos productos están compuestos de microorganismos y sustancias que se encuentran presentes en la naturaleza. Por lo tanto, actúan naturalmente sobre las plantas para que puedan obtener los nutrientes que necesitan para prosperar. Algunos de los principales beneficios de los bioestimulantes son estos:

  • Promueven el crecimiento de las plantas de forma natural.
  • Aumentan el rendimiento agrícola.
  • Optimizan la contribución de agua y nutrientes al suelo que las plantas necesitan.
  • Aumentan la tolerancia de las plantas a diversas condiciones extremas, como salinidad, sequía y altas o bajas temperaturas.
  • Por tratarse de compuestos orgánicos, reducen al máximo la degradación de los suelos por su uso.
  • Por ser productos biológicos, no ocasionan residuos en las cosechas.
  • No modifican la genética de las cosechas o los cultivos.

Los bioestimulantes se utilizan cada vez más en la agricultura. Gracias a sus propiedades, los productos elaborados con microorganismos y sustancias orgánicas promueven el desarrollo de las plantas, alcanzando cultivos más abundantes, sin dañar el suelo ni el medioambiente. Por lo tanto, los bioestimulantes son los fertilizantes del futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here