A pesar de la abundante producción, los amantes de la banana de todo el mundo podrían tener que afrontar pronto un aumento de los precios, ya que el precio de esta popular fruta se está viendo afectado por el aumento del coste de las materias primas en todo el mundo. En general, sin embargo, las perspectivas para las bananas son buenas. La fruta sigue siendo el producto más popular de su clase en Italia, y en Australia ha alcanzado el segundo nivel de producción más alto de la historia. Sin embargo, el frío en Sudáfrica ha provocado un descenso de la producción este año, y la cepa R4T del mal de Panamá sigue amenazando el futuro de las bananas.

Países Bajos: El mercado de la banana se mantiene estable, pero preocupa la escasez de materia prima de cara al próximo año
Actualmente, hay estabilidad en el mercado de la banana en los Países Bajos. Según un representante de la industria bananera, no está ocurriendo nada fuera de lo normal. «La oferta está a un nivel normal. Los precios en el mercado libre se mantienen muy estables. Sin embargo, todo el mundo está ocupado haciendo cuentas para el año que viene. Hay una oferta limitada de muchas materias primas, como la energía, el gas, el transporte y los palés, y todo el sector hortofrutícola, incluida la banana, sentirá las consecuencias de ello. Por lo tanto, para el próximo año preveo una subida de los precios de la banana».

Alemania: Verano tranquilo con un ligero incremento de precios 
Una empresa del norte de Alemania suministra bananas de cultivo convencional procedentes de Sudamérica. Según el comerciante, el verano de 2021 fue bastante tranquilo en lo que al interés por las bananas respecta, pero en comparación con el año pasado, los precios han subido ligeramente. Empezarán con la temporada a finales de octubre/principios de noviembre de 2021 y terminarán alrededor de febrero/marzo de 2022. Sus productos proceden principalmente de Colombia, aunque algunas bananas también proceden de Ecuador. Considera que las bananas colombianas están entre las mejores.

Debido al aumento de los costes de los contenedores y de los fletes, los precios han subido un poco en comparación con el año pasado, en el que los precios fueron extremadamente bajos (aproximadamente menos de 9 euros por caja), debido a las importaciones a menor precio de los Países Bajos.

La empresa trabaja con un socio importador importante en Hamburgo y en Berlín, y con dos en Bremen. La mercancía se entrega en palés o en contenedores. En verano, hubo problemas con la entrega de algunos productos procedentes de Colombia, probablemente debido a los disturbios ocurridos en este país a principios de año. En consecuencia, se produjeron retrasos de varias semanas.

La demanda en el mercado alemán no es tan alta como el año pasado, sin embargo, se aprecia un ligero crecimiento. Aunque ha subido el precio de muchos productos, las bananas son tan baratas como siempre, según afirma el comerciante. Este también ofreció bananas ecológicas durante un corto periodo de tiempo, pero dice que ya no es rentable.

Reino Unido: Caída de los precios de la banana 
Los precios de las bananas en los mercados mayoristas de Birmingham y Londres cayeron esta semana. El mayor descenso lo registraron las bananas importadas de Belice, que bajaron de 0,79 libras por kilo a 0,57 libras; una caída de 0,22 libras. Las importaciones de Colombia y Costa Rica cayeron en 0,07 y 0,08 libras, hasta las 0,70 y 0,083 libras, respectivamente. Otros orígenes, como Ecuador y Guatemala, registraron un ligero descenso (0,02 libras), mientras que la oferta de Panamá se mantuvo igual que la semana anterior.

Italia: Las ventas de bananas son las más frecuentes
Según los datos del Panel de Consumidores de GfK, las bananas son las que más tráfico generan en los puntos de venta italianos, no solo con respecto a otras categorías de fruta fresca, sino también con productos gastronómicos, quesos y embutidos, e incluso con los productos envasados. De hecho, en este último año, teniendo en cuenta cualquier canal de suministro, las familias italianas han realizado 368 millones de actos de compra de bananas. Por término medio, las bananas se compran 17,4 veces/año (más de una vez al mes), frente a, por ejemplo, 12,1 veces/año para las manzanas, 10,2 para las naranjas y 8,1 para los limones. La compra media es de aproximadamente 1 kg, cifra que se ha mantenido estable en los últimos 3 años. Sin embargo, en este último año, la tendencia de compra ha sido negativa en comparación con los altísimos niveles registrados en 2020 (primer año de la pandemia). En cuanto a las bananas ecológicas, 6,1 millones de familias italianas los compran (el 23,6% del total de las familias), pero su índice de penetración ha descendido en 2021 con respecto a 2020.

Un importante operador del norte de Italia, que importa y madura bananas de Costa Rica, afirma que tras un mes de agosto muy negativo y estabilidad en septiembre, el mercado de la banana en Italia está volviendo a recuperarse en estos primeros días de octubre. En las dos últimas semanas se ha producido un aumento de los precios, alcanzándose los 15-16 euros por caja.

Sin embargo, casi todo el aumento de los beneficios ha acabado neutralizado por el aumento de los costes logísticos y de embalaje. El clásico envase de cartón, que hace unos meses costaba 1,30 dólares (1,12 euros), ahora cuesta 2 dólares (1,70 euros). Además, los costes logísticos han alcanzado máximos históricos, por no hablar del fortalecimiento del dólar frente al euro, que penaliza a los importadores.

Según el operador, en agosto se produjo una fuerte crisis debido a la acumulación de fruta y el bajo consumo, que hizo que se desplomaran los precios y las exportaciones a los mercados exteriores y que mucho producto acabara desperdiciado. Sin embargo, desde principios de octubre, en parte gracias a la vuelta a los colegios, el consumo ha aumentado y se ha regularizado. En general, sin embargo, las condiciones de mercado son extrañas e irregulares y no existen posibilidades de planificación a largo plazo.

Sudáfrica: El frío ralentiza la producción de bananas y eleva los precios
Las intensas lluvias de finales del verano, seguidas de un invierno frío y muchos días nublados, ralentizaron el ritmo de crecimiento de las bananas , lo cual ha resultado en una gran disponibilidad de bananas de tamaño medio actualmente en el mercado y una temporada ligeramente retrasada.

Las últimas tres semanas, por ejemplo, han sido frías y esto ha ralentizado la cosecha. Los precios de las bananas son entre un 10 y un 15% más altos de lo habitual para esta época del año. Se sitúan entre 100 rands (5,8 euros) y 120 rands (6,8 euros) para los medianos, entre 150 (8,7 euros) y 160 rands (9,3 euros) para los grandes y entre 180 (10,45 euros) y 200 rands (11,62 euros) para los extragrandes, pero con bananas seleccionadas se puede llegar hasta los 220 rands (12,78 euros) por caja de 18 kg.

Mozambique superó la producción de bananas de Sudáfrica en 2012 y, según la FAO, el país produjo casi 725.000 toneladas de bananas en 2019, frente a las 405.000 toneladas de Sudáfrica. El ciclo de producción es más rápido en Mozambique; los suelos están libres de enfermedades, el clima es más tropical y la fruta es más grande.

La mayor parte de las bananas de Mozambique se exporta a los minoristas y mercados mayoristas sudafricanos, y una parte también se destina al mercado nacional.

Mozambique ha superado una sequía de 7 años. En 2020, registró las primeras buenas lluvias desde 2014.

Las plantaciones sudafricanas de bananas se están arrancando para hacerle hueco a otros cultivos, como los cítricos, aguacates y nueces de macadamia, mientras que nuevas plantaciones de bananas se están estableciendo junto al río Nkomati, que atraviesa Sudáfrica, Esuatini y entra en Mozambique.

La temida cepa R4T del mal de Panamá sigue contenida en zonas localizadas del norte de Mozambique. En el sur del país, donde se cultiva gran parte de las bananas para Sudáfrica, las explotaciones agrícolas están aplicando estrictas medidas de bioseguridad.

China: Precios bajos a pesar de la alta calidad
Estos últimos meses han sido la temporada baja de ventas de bananas. La oferta de bananas en las zonas de producción nacional es en general suficiente, y el número de pedidos se ha reducido mucho. La demanda de bananas especiales también ha disminuido.

La oferta en las zonas de producción de Cantón ha ido disminuyendo paulatinamente, y el precio de mercado se ha mantenido estable y débil. Los precios de los productos buenos en las zonas de producción se sitúan en su mayoría en torno a 1-1,4 yuanes/kg. Las bananas de Yangjiang, en Cantón, se encuentran en temporada alta y hay una buena cosecha. En general, el color, el sabor y la calidad de las bananas de este año han mejorado en comparación con años anteriores, con un rendimiento de 8-9 toneladas por mu. El precio actual de compra en el campo es de 0,8 yuanes/kg, casi tres veces inferior al de años anteriores.

La oferta de bananas de la zona de Guangxi ha ido aumentando gradualmente, pero en tiempos recientes los comerciantes no se han mostrado entusiasmados a la hora de comprar, y las transacciones en las zonas de producción han seguido el mismo patrón, por lo que los precios se han debilitado ligeramente. El precio de los productos buenos en la zona de producción de Nanning oscila entre 2 y 2,5 yuanes/kg, pero el nivel general de precios sigue siendo superior al de otras zonas de producción.

La temporada de producción está ya en su recta final en varias zonas de Hainan y la mayoría de los huertos de bananas ya se han limpiado. La calidad y los precios de las bananas en las zonas productoras varían mucho. El precio de la banana de la zona de producción de Chengmai ronda los 1,6 yuanes/kg.

Bananas de Laos en China 
Según un comunicado emitido por la Comisión de Salud de Yunnan el 7 de octubre, se confirmó el positivo por COVID-19 de un despachador de carga transfronterizo en el puerto de Zhonglao Mohan. Muchos conocedores de la industria bananera de Laos confirmaron que la carga portuaria actual se ha cerrado, y es difícil que las bananas de Laos pasen por la aduana a corto plazo. Algunos optan por almacenar las frutas en cámaras frigoríficas, pero el tiempo de almacenamiento es limitado.

Bananas vietnamitas en China
Algunas de las plantaciones de bananas de Vietnam ampliaron la superficie dedicada a la plantación de bananas. El volumen de producción global creció entre un 20% y un 30% en comparación con el año pasado. La mayoría de las plantaciones de bananas de Vietnam que exportan a China son en realidad propiedad de empresas chinas. Producen principalmente para el mercado chino, y a menudo venden toda su cosecha a China, lo que repercute en las condiciones del mercado chino de la banana.

Bananas filipinas en China 
Algunas de las plantaciones de bananas más pequeñas de Filipinas carecen de recursos para hacer frente a las dificultades añadidas durante la pandemia. Por ello, la calidad del producto de sus bananas está disminuyendo. Muchas de las plantaciones más pequeñas luchan contra el mal de Panamá. La exportación de bananas de Filipinas a China disminuyó casi un 30%. Sin embargo, la gestión en las plantaciones más grandes sigue estando a la altura de los estándares habituales. Ni el volumen de producción ni la calidad del producto se han visto afectados. Estas bananas son muy populares en el mercado chino.

Bananas de Myanmar en China
Los disturbios internos en Myanmar están afectando a su exportación de bananas. Si a esta situación se le suma la pandemia y su impacto en el transporte terrestre, la exportación de bananas de Myanmar a China ha disminuido considerablemente.

Bananas sudamericanas en China
El volumen de exportación de bananas sudamericanas a China disminuyó en casi un 60% debido a la pandemia de COVID-19. Sudamérica está muy alejada de China y la distribución es difícil. Si a esto se añade la proximidad del sudeste asiático al mercado chino, es fácil entender por qué se debilitó la posición de las bananas sudamericanas. Todavía hay un suministro constante de algunos contenedores que llegan semanalmente a Dalian, al norte de China, pero la mayoría de las empresas han detenido temporalmente la importación de bananas sudamericanas.

Norteamérica: Las bananas ecológicas y socialmente responsables son cada vez más populares
El período de máximo suministro de bananas ecológicas de este año se acerca a su final.

«Mientras que a principios de año el suministro se vio afectado por una serie de tormentas, en este momento está justo al nivel esperable», afirma un productor-despachador de productos orgánicos, que añade que los suministros son comparables a los de esta época el año pasado.

Sus principales operaciones de cultivo están en Colima, México, lo cual se complementa con una red de agricultores familiares tanto en México como en Ecuador. Sin embargo, el producto de la competencia también procede de Perú. El productor-despachador señala que México está creciendo en la categoría orgánica. «La industria mexicana de la banana ecológica ha suministrado más de siete millones de cajas de bananas a los EE. UU. en los últimos 12 meses», dicen. «México se ha convertido recientemente en el segundo mayor proveedor de bananas ecológicas para Estados Unidos, después de Ecuador». Añaden que con este ritmo de crecimiento, México podría convertirse en el mayor proveedor de bananas ecológicas para EE. UU. en los próximos años.

Mientras tanto, la demanda de bananas ecológicas sigue aumentando en todo el mundo, pero especialmente en Estados Unidos, Canadá y Asia. «No creemos que el consumo de productos ecológicos vaya a disminuir en breve, ya que las cifras muestran un crecimiento constante y una gran penetración en el mercado», afirman. «Esto tiene sentido, ya que lo orgánico es cada vez más común. Casi todos los minoristas quieren ofrecer productos ecológicos». Lo que cada vez marca más la diferencia es la responsabilidad social.

Todo esto son buenas noticias. La mala es que el aumento de los costes en el sector de la banana ecológica es una fuente importante de preocupación. «Hemos asumido el aumento de los costes en los precios de los contratos, pero los costes generales de producción también han subido mucho», dice el productor-despachador. «Los precios del material de embalaje han subido casi un 20%, las bolsas de plástico son un 15% más caras y los precios de los fertilizantes se han duplicado». También añaden que los costes de la mano de obra han aumentado de manera considerable.

Aunque estas son preocupaciones acuciantes, hay otras, como los problemas de la cadena de suministro mundial (que también han afectado a los costes logísticos) y los recientes desastres climáticos, en particular los huracanes Dolores y Nora, que han afectado a las zonas de producción y han generado pérdidas de fruta y costes adicionales inesperados.

Estos costes de producción más elevados, con un menor rendimiento por hectárea, se reflejan a su vez en los precios. «Incluso con precios más altos en el mercado al contado, los productores no siempre pueden aprovechar los mejores precios debido a la fijación de precios de los contratos. El precio en origen de las bananas ecológicas ha bajado un 20% en los últimos años, a pesar de que los costes de los productores han subido debido al aumento de los costes de mano de obra y de los insumos», afirma el productor-empresario. A su vez, animan a los minoristas a apoyar a los pequeños productores ecológicos pagando un precio justo.

Australia: La segunda mayor producción de bananas de la historia
El último año fiscal fue muy exitoso, con la industria alcanzando la segunda mayor producción de la historia en 2020/21; dato que se basa en los dólares de tasa recaudados por el Gobierno. Las 403.000 toneladas de 2020/21 solo fueron superadas en 2016/17, con 414.000 toneladas. Aunque las cifras exactas aún se tienen que confirmar, estas cifras proporcionan una aproximación, basada en la tasa pagada al Gobierno, pero no tiene en cuenta la fruta que no se vende. Además, también podrían producirse retrasos con algunas ventas de junio. Estos gravámenes obligatorios cubren proyectos de investigación y desarrollo, como la comercialización y la gestión de la enfermedad de la raza 4 tropical de Panamá, y también sirven para llevar a cabo actividades destinadas a mejorar la bioseguridad dentro de la industria bananera.

Las sólidas estimaciones de producción se mantienen a pesar de los numerosos retos a los que se enfrenta el sector, entre ellos la escasez de trabajadores que ha afectado a la industria hortícola a nivel nacional debido al cierre de las fronteras por la COVID-19. Por su parte, el norte de Queensland también tuvo que recuperarse del impacto del clima, que causó algunos daños importantes en las fincas de bananas (lo cual hizo que el suministro se redujera en un 20%). También tuvo que lidiar con el problema de la R4T. En el Congreso de la Banana, que tuvo lugar a principios de año, el miembro de la Junta Directiva de la ABCG y productor Paul Inderbitzin describió este año pasado diciendo: «No hemos llegado a una situación en la que alguien tenga escasez de fruta, pero ha sido uno de los retos más significativos e increíbles que hemos tenido que superar». Actualmente, la industria australiana de la banana no exporta volúmenes significativos y la oferta se distribuye exclusivamente en el mercado nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here