Esta temporada, un asunto relevante en el mercado global del tomate es la creciente presión de virus como el ToBRV, así como la persistencia de patrones climáticos anormales y el aumento de los costes de producción. El aumento del coste de la energía resulta especialmente preocupante, ya que el hemisferio norte cultiva con luz artificial durante los meses más oscuros del invierno. Todos estos factores combinados suponen un aumento de los precios del tomate en general.

España: Reducción de la superficie de producción de tomate español debido a la presión por múltiples factores
El mes de noviembre comenzó con un aumento de los precios de todos los tipos de tomate, con la excepción del tomate en rama. El tomate en rama y el tomate liso son los tipos comerciales que alcanzan un mayor precio en las subastas de Almería. El tomate sigue perdiendo terreno en toda la zona hortícola andaluza. Según las primeras estimaciones de la campaña, su superficie se reducirá en un 3% respecto a la pasada campaña, en la que se acercó a las 8.400 hectáreas. Sus elevados costes de producción, especialmente la mano de obra; la fuerte competencia internacional, principalmente de Marruecos, así como los problemas ocasionados por los virus y la Tuta absoluta, además de unos precios que no cumplen las expectativas de los productores, están provocando su progresiva sustitución por cultivos con un menor impacto económico, como el pimiento o el calabacín.

Según distintas fuentes del sector, los tipos de tomate que registrarán las mayores reducciones en la superficie de cultivo esta campaña serán el tomate redondo y el tomate en rama. El tomate pera mantiene un número de hectáreas de cultivo similar al de la pasada campaña. Por otro lado, las especialidades de mayor valor añadido y rentabilidad, como el tomate rosa, el corazón de buey, los cherry de distintos colores, etc., muestran una mayor fortaleza para competir con las producciones de terceros países y registran un aumento de su superficie de cultivo. En el mes de noviembre, la producción andaluza, aún limitada, se solapa en los mercados internacionales con el final de la campaña centroeuropea, que, a pesar de ofrecer un producto de menor calidad, pone presión a los precios del tomate español. La producción marroquí aumenta notablemente a mediados de noviembre, compitiendo con mayor intensidad con la oferta de Almería, Granada y Murcia en los mercados europeos.

Países Bajos y Bélgica: La crisis energética y los virus presionan a los productores de tomate
En los invernaderos de tomate holandeses y belgas se encienden las luces ya desde hace tiempo. Es el momento del cultivo iluminado tras una temporada, por ahora, excepcional, con precios notablemente altos desde el verano. Sin embargo, lo más destacable ahora mismo son los altos precios de la energía.

La temporada de los cultivos no iluminados ha terminado, excepto para un pequeño grupo de productores de otoño que cultivan sobre todo tomates en rama de gran tamaño. Estos entran en producción por estas fechas durante un corto periodo de tiempo. La mayoría de los productores que trabajan sin luz artificial están ahora en plena rotación de cultivos y preparándose para una nueva temporada. Para los productores que planten un nuevo cultivo no iluminado en diciembre, sin duda habrá cambios debido a la crisis energética. Se espera que la próxima primavera haya picos y caídas de producción en diferentes momentos.

Esto ya ocurrió este año, principalmente por problemas causados por virus, lo que provocó que se registraran «precios de invierno» en verano y que los productores tuvieran que vaciar sus invernaderos tras ser infectados por el virus rugoso del tomate (ToBRFV), tanto en los Países Bajos como en Bélgica. Las últimas cifras oficiales actualizadas señalan 29 infecciones en los Países Bajos y 12 en Bélgica. Como consecuencia de los problemas causados por virus, los productores se están orientando hacia nuevos cultivos. Algunos se están pasando al pepino o al pimiento dulce, por ejemplo.

Tras un verano con precios elevados, siguió un otoño en el que los precios se mantuvieron a un nivel alto, e incluso parecía que podían seguir subiendo, en contra de las tendencias de los últimos años. En las últimas semanas, la tendencia al alza de los precios se ha estabilizado. En noviembre suele producirse un pequeño descenso, cuando los productos importados están disponibles en grandes cantidades. Sin embargo, esta semana los precios de los tomates en rama, el segmento más importante entre los productores no protegidos, han vuelto a subir. En las últimas semanas, los precios de los tomates a granel han sido, por término medio, ligeramente inferiores a los de los tomates en rama.

Este invierno, algunos productores de los Países Bajos y Bélgica están optando por prescindir de sus cultivos iluminados debido a los altos precios de la energía. Los productores con contratos energéticos desfavorables que actualmente tienen que comprar gas y electricidad a precios elevados han decidido dejar sus invernaderos vacíos este invierno. También hay productores que han ajustado su plan de iluminación, o su estrategia de cultivo, para poder apañarse durante un tiempo usando menos energía. Como resultado, las plantas están creciendo más lentamente, pero los productores esperan poder reanudar el ritmo habitual en cuanto los precios de la energía vuelvan a bajar. Por ahora, no se espera ninguna caída.

Alemania: Las bajas temperaturas provocan un descenso de la demanda de tomates
Debido a las bajas temperaturas en Alemania, la demanda ha disminuido considerablemente. En términos de volumen y variedades, la oferta es tan alta como siempre, por lo que la demanda se está cubriendo sin problemas. La oferta holandesa ha disminuido notablemente, mientras que la española ha aumentado.

Los españoles también son conscientes del aumento de los precios del gas en los Países Bajos y están ajustando sus precios de mercado en consecuencia. Como resultado, el precio de los tomates españoles tempranos es notablemente más alto para ciertas variedades que para los últimos tomates holandeses. El resto de la oferta procede principalmente de Marruecos, Bélgica e Italia.

Italia: El aumento de los costes de producción y la presión del ToBRV lastran a los productores de tomate italianos
Según los datos disponibles, en el año terminado en septiembre de 2021 más de 23,2 millones de familias italianas (el 89% del total) compraron tomates al menos una vez. Los italianos compran tomates una media de 17,2 veces al año, con un coste medio de 2,10 euros.

Para los productores, la temporada 2021 fue difícil. En verano, los tomates sufrieron el impacto de las altas temperaturas y de enfermedades como el virus rugoso del tomate. El calor redujo los rendimientos a la mitad, mientras que los costes aumentaron. El precio medio de los tomates cherry (1,50 euros/kg) solo amortizó parcialmente los costes. Incluso ahora, en otoño, la demanda de los mercados extranjeros, como Alemania y Austria, se ha debilitado debido a la reanudación de la pandemia. Dada la incertidumbre, es probable que algunos productores decidan en el futuro reducir el número de hectáreas plantadas con tomates.

Sudáfrica: Las fuertes lluvias afectan a la cosecha de tomate sudafricana
Los precios del tomate han bajado considerablemente debido a los altos volúmenes disponibles en el mercado durante el último mes. El precio medio en el mercado descendió un 42%, hasta los 4,47 rands (0,25 euros) por kilo, como consecuencia del aumento de la oferta, pero se espera un cambio de tendencia porque las lluvias están dificultando la cosecha en la región norte.

Los productores de tomate del norte del país (Limpopo, Mpumalanga y la provincia del Noroeste, donde se cultivan tomates) están en vilo. Desde el fin de semana ha llovido mucho y de forma generalizada. Si en verano se registran precipitaciones por encima de la media, como se prevé, habrá una mayor presión de las plagas y un impacto en los rendimientos (como ocurrió el año pasado) y se reducirán los volúmenes.

Un comerciante de tomates informa de que hay algunos productores que perdieron gran parte de su producción debido a los daños causados por las plagas (por ejemplo, la recién llegada Tuta absoluta) y si este año ocurre lo mismo (y la presión de la Tuta absoluta ya es muy alta) estos podrían dejar de producir tomates, al menos en un futuro próximo.

China: El mal tiempo y el aumento de los costes de producción hacen subir los precios del tomate chino
Desde el verano, los precios del tomate chino se han mantenido altos. Hace no mucho tiempo, Shandong, Hebei, Shaanxi, Shanxi, Henan y otros lugares registraron lluvias continuas durante muchos días, lo que provocó que la tasa de cuajado de los tomates fuera inferior a la habitual y que el volumen de tomates en el mercado fuera significativamente menor que en años normales. Desde principios de este año, los precios de las semillas, los fertilizantes, los pesticidas, etc., han aumentado, lo que ha hecho subir los costes de producción, y el aumento de los precios del petróleo ha hecho subir los costes de transporte, lo que también ha inflado los precios de las hortalizas. En la actualidad, el precio al por mayor de los tomates normales sigue siendo alto, alcanzando unos 6 yuanes/500 gramos.

En los últimos años, la demanda de tomates cherry de gama alta en las ciudades de primer nivel de China se ha disparado. Tomando Shanghái como ejemplo, debido a la limitada superficie de plantación en la zona urbana, la oferta actual de tomates cherry es inferior a 1/5 del consumo total. Por ello, algunas empresas han empezado a construir invernaderos en zonas urbanas de la ciudad, para reducir los costes de transporte y asegurar el suministro local de tomates cherry.

Norteamérica: Oferta consistente y mejores precios para los tomates norteamericanos
Para un productor estadounidense con instalaciones hidropónicas en México, los tomates uva parecen estar tomando la delantera en cuanto a crecimiento en la categoría, y el productor persigue ampliar su producción. El productor también cultiva tomates corazón de buey y tomates en rama (TOV).

«Los suministros de tomates corazón de buey y TOV son similares a los del año pasado en este momento. Ha habido algunos altibajos debido a la pandemia. Nuestras cifras no siguen la tendencia a la que estamos acostumbrados, pero en general, no se alejan demasiado de lo esperado y seguimos siendo capaces de suministrar tomates», afirma.

Canadá también tiene producción, con tomates de invernadero en este momento.

Mientras tanto, la demanda de tomates se mantiene constante. «Hemos registrado una buena demanda y vamos a despachar muchos más tomates de cara al invierno y a la temporada navideña que se acerca», dice. «En general, si acaso, la demanda está aumentando lentamente, sobre todo para los tomates uva, para los que hay un gran mercado».

Mientras que los tomates uva han ayudado a crecer la categoría, particularmente como una opción de aperitivo, el productor dice que las ensaladas preenvasadas y los kits de ensalada son también una opción creciente para los tomates cherry pera. «Su popularidad está aumentando, ya que muchos clientes buscan productos que puedan incluirse en sus kits», afirma.

En cuanto a los precios de los tomates, son bastante comparables a los del año pasado por estas fechas.

Por su parte, Florida ha comenzado su producción de tomates de campo y la temporada arranca a tiempo, a diferencia de la de otros productos en producción en este momento, como los pimientos especiales, que se han retrasado. «La calidad es excelente. Hemos tenido bastantes lluvias este otoño y algunos de los frentes más tardíos han ayudado a la cosecha», dice un productor de Florida que tiene en producción tomates redondos madurados en rama y tomates Roma, un artículo nuevo para ellos. «La calidad de los tomates es muy buena. Se puede regar, pero el resultado es mejor cuando hay buenas lluvias. Ahora el tiempo está refrescando, lo que también resulta beneficioso».

Aunque la superficie se ha mantenido igual, el productor ha incrementado la dedicada a estos dos tipos de tomates.

En cuanto a la demanda, ahora mismo es buena. «El producto está en movimiento. La demanda no ha sido excepcional, pero ha sido buena», afirma. Los productores de Florida también están atentos al aumento de las tarifas de transporte, que puede hacer que el producto de Florida sea una opción más atractiva para las regiones cercanas.

En cuanto a los precios, han comenzado en un rango medio o ligeramente superior y el productor dice que son mejores que los del año pasado por estas fechas.

La semana que viene: Resumen del mercado global de las frambuesas, moras y grosellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here