La popularidad de las frambuesas, moras y grosellas rojas sigue creciendo en la mayoría de países, con las grosellas rojas ligeramente por detrás de las otras dos en algunos lugares. En Sudáfrica, el creciente interés por los arándanos ha dado un impulso al segmento en su conjunto, y las frambuesas y las moras en particular se han beneficiado de ello. Las fuertes lluvias registradas durante las temporadas de cultivo en México y Australia han tenido un cierto impacto en el volumen y la calidad de las bayas, aunque los daños en Australia han sido limitados gracias a la protección del cultivo cubierto.

España: La competencia marroquí ejerce presión sobre las berries españolas
En 2020, España ocupó el segundo lugar en el ranking de productores de frambuesa de la UE-27, con un total del 25,43%. El 99% de la producción española procede de Andalucía, principalmente de la provincia de Huelva, y se exporta en su mayoría. En la actualidad, el cultivo de frambuesas se lleva a cabo durante casi todo el año gracias a la combinación de diferentes variedades remontantes (que producen una cosecha más de una vez por temporada) y no remontantes, pero entre marzo y mayo es cuando la producción alcanza su punto máximo.

Según un comerciante español, las ventas iban bien hasta hace dos semanas, cuando la competencia marroquí empezó a crecer significativamente. Los crecientes brotes de COVID-19 en Europa y las nuevas restricciones también están teniendo efectos negativos en las ventas de frambuesas, ya que los clientes del sector de la hostelería y la restauración están sufriendo nuevos cierres.

La superficie de frambuesa en España disminuyó un 11,9% en 2021 y la producción de la campaña 2020/21 se estimó en 48.258 toneladas, un 1,7% menos que en la campaña anterior. En el periodo comprendido entre las campañas 2015/16 y 2020/21, las exportaciones han crecido casi un 58%. Pero también ha aumentado el volumen de las importaciones, cuyo suministro en la campaña 2020/21 ha procedido principalmente de Marruecos (75%) y Portugal (23,6%). El principal importador es Alemania, que absorbió el 30,4% de las exportaciones españolas el año pasado, seguido por el Reino Unido (28%), Países Bajos (13%) y Francia (11%).

Países Bajos: Mercado equilibrado para las frambuesas, las moras son extremadamente caras
«La temporada de frambuesas está ya llegando a su fin en nuestras explotaciones portuguesas. Hace unas semanas empezamos con los envíos directos desde Marruecos al Reino Unido y ahora también hemos empezado en otros lugares de Europa. Las ventas van bien. La oferta no es extremadamente alta durante este periodo, pero tampoco lo es la demanda, por lo que hay equilibrio en el mercado. Los precios rondan los 8,50-9 euros por kilo. Se espera que la oferta vuelva a aumentar en las próximas semanas, por lo que es de esperar que la demanda también lo haga», afirma un comerciante holandés. Las ventas de moras son ahora mismo las que le están causando más dificultades. «Normalmente, durante estas semanas, la mayor parte de la oferta procede de México. Sin embargo, la mayor parte de esa fruta llega en vuelos comerciales de pasajeros, cuyo número no es ni la mitad del que solía ser. Esto ha provocado que las moras sean extremadamente caras, con precios de entre 12 y 16 dólares por kilo. De hecho, Estados Unidos y Asia están en una situación similar, por lo que la disponibilidad sigue siendo limitada por ahora».

«En mi opinión, la demanda de grosellas rojas no es tan alta como otros años. Los precios rondan los 6-6,50 euros por kilo. Alemania e Italia son nuestros mayores mercados para esta fruta. Tradicionalmente, la demanda aumenta algo en enero y febrero».

Italia: Aumentan las compras de berries en Italia
Según las estadísticas, la popularidad de ciertas berries muestra un fuerte crecimiento, con 7,5 millones de hogares que las compraron en el último año, lo que supone un aumento del 22% respecto al año pasado y del 26% respecto a hace dos años. Casi 4,6 millones de familias compraron moras, frambuesas o grosellas durante el año que terminó en octubre de 2021, por lo que, a pesar del fuerte crecimiento, todavía hay un importante potencial de desarrollo.

Las moras las compran unos 1,7 millones de hogares y gozan de una mayor estabilidad relativa. Las frambuesas son el tipo más extendido, con más de 3,2 millones de hogares compradores en el año que terminó en octubre de 2021, un 24% más que hace dos años. Las grosellas, por otro lado, siguen siendo un tipo más minoritario, con alrededor de 1,3 millones de familias que las compran, aunque este número es casi el doble en comparación con el de hace dos años.

Según los informes, las frambuesas, las moras y las grosellas son tres artículos que están obteniendo excelentes resultados de ventas en los supermercados italianos. Así lo confirma un comprador de una de las principales cadenas. En 2021, las ventas aumentaron en un 10% con respecto a 2020. Incluso en noviembre, cuando hubo un descenso generalizado de las ventas de frutas y verduras, estos productos se mantuvieron bien. Los precios, que oscilan entre 12 y 14 €/kg en este momento, también son altos; algo que se debe a la falta de oferta italiana y europea. Los agentes del mercado prevén que esta tendencia se mantendrá en las próximas semanas, cuando, con las vacaciones de Navidad, se produzca un nuevo aumento de la demanda.

En cuanto a los envases, son muy solicitadas las bandejas transparentes, que permiten ver claramente el producto. El peso de las frambuesas oscila entre 125 y 250 gramos, pero últimamente se prefieren más pequeñas, de 125, porque se estropean menos y el precio (para la unidad con envase) es más bajo. Para las moras y las grosellas, el peso de 125 gramos es siempre el más común.

En cuanto a los orígenes, las moras se importan sobre todo de México. Las frambuesas proceden de Italia, España y Marruecos, mientras que las grosellas rojas son casi siempre italianas.

Sudáfrica: Las moras y las frambuesas se benefician de la popularidad de otras berries
Las moras y las frambuesas se han beneficiado del crecimiento explosivo del interés por los arándanos.

En el último mes, la cosecha de moras ha repuntado y se han exportado algo más de 17 toneladas durante la temporada 2021/22. En la 2020/21 se exportaron 193 toneladas de moras, lo que a su vez supuso un fuerte aumento en comparación con la temporada 2014/15, cuando se exportaron 12 toneladas de moras.

En 2018/19, según las estadísticas, el 51% de las moras sudafricanas fueron a Oriente Medio y el 47% al Reino Unido.

Las exportaciones de frambuesas han crecido en los últimos años y hay ensayos en marcha de nuevas variedades de frambuesas. En Sudáfrica hay menos de diez productores de frambuesas, muchos de ellos en la costa, algunos en el Highveld.

Hasta ahora, se han exportado algo menos de 298 toneladas de frambuesas; la temporada 2020/21 terminó con una cifra algo por encima de las 1.500 toneladas.

En la temporada 2019/20, el Reino Unido adquirió el 61% de las frambuesas de Sudáfrica y Oriente Medio el 29%. El producto se envía por avión.

Norteamérica: La temporada de lluvias en México afecta al volumen y la calidad de las berries en Norteamérica
Hay grandes volúmenes de frambuesas disponibles. Un expedidor afirma que las frambuesas proceden actualmente de dos regiones: el centro de México, que comenzó a finales de agosto-principios de septiembre, y Baja California, que arrancó más recientemente. «Tendremos volúmenes decentes a mediados de diciembre», dice.

Señala que en el centro de México se produjeron lluvias constantes y persistentes durante el otoño. «Definitivamente, y por desgracia, esto pasó factura a todas las berries mexicanas. Ha hecho que haya menos volumen y que el comienzo sea más tardío en términos de volumen. Pero el producto está disponible», afirma el expedidor.

Al mismo tiempo, la demanda de berries ha sido excelente, sobre todo para una nueva variedad con la que el expedidor está trabajando: la frambuesa Malu. «Tiene muy buen tamaño y color y, a pesar de ese buen tamaño, es bastante firme. También tiene una excelente vida útil y adquiere un sabor muy dulce con un toque de acidez. Se está trabajando mucho en el desarrollo varietal de las frambuesas».

Señalan que los productores de ambas regiones disponen de la Malu, aunque los de Baja California también tendrán otras variedades. «Al juntarse las dos regiones en los meses de invierno, tendremos muy buenas cantidades desde mediados de enero hasta finales de febrero. La propia Malu también alcanzará su pico durante ese periodo, a tiempo para San Valentín», afirman.

La demanda global también parece más fuerte que la del año pasado. «Ha sido un otoño intenso y las frambuesas siempre se venden bien en torno a las fiestas, sobre todo para Año Nuevo. Luego, enero y febrero son meses fabulosos, ya que la gente intenta comer más sano y las berries resultan atractivas gracias a sus muchos beneficios para la salud», dice el expedidor.

En cuanto a los precios, se han mantenido estables y se prevé que esta tendencia continúe a medida que se acerquen las Navidades y el Año Nuevo.

Los suministros de moras procedentes de México son constantes, pero no especialmente abundantes.

Otro expedidor dice que, en este momento, sus moras son en su mayoría de la variedad Tupi y provienen de Michoacán. «Estamos teniendo una temporada más estable en comparación con la anterior. Pero la oferta no es tan abundante y la calidad de la Tupi en ocasiones puede dejar algo que desear. Prevemos que la situación se mantendrá así toda la temporada».

La Tupi es la variedad de mora dominante desde hace al menos 15 años. «Era una gran variedad en términos de calidad hace muchos años, pero debido a la industria y a cómo esta la ha tratado, su situación ahora no es tan buena», dice.

La prolongación de la temporada de lluvias en México también genera preocupación en lo que respecta a la calidad de las moras. «Normalmente, las lluvias terminan a finales de septiembre o principios de octubre, y se prolongaron hasta finales de octubre. Así que no solo afectó a las moras, sino a muchas otras berries y cultivos», dice el expedidor.

El inicio de la temporada también fue ligeramente distinto. «La temporada pasada sufrimos el impacto de una fuerte helada que afectó a unas 800 hectáreas de berries en Michoacán», dice, y señala que este año la temporada comenzó aproximadamente cuatro semanas antes, a principios de septiembre.

La empresa está ahora trabajando con su variedad más nueva, la Sultana, que ya ha comenzado a cosechar. «La producción es limitada ahora mismo, pero esperamos que dentro de cuatro o cinco semanas se coseche mucho más», dice el expedidor. «En un mundo ideal, nos gustaría enviar solo Sultana, pero se necesita tiempo para desarrollar las explotaciones. Ahora mismo no hay suficiente fruta para llenar los estantes, así que habrá que mezclar», dice, señalando que la variedad promete una buena vida útil y una buena experiencia de consumo.

En cuanto a la demanda, debido a la calidad actual de las berries de Tupi, es más reducida que la temporada pasada. «Los minoristas dudan de si organizar promociones debido a la calidad. Eso ha afectado a la demanda», afirma.

Y en cuanto a los precios, se espera un mercado saludable, dado que hay menos fruta en comparación con temporadas anteriores.

La producción de grosellas rojas es limitada en EE. UU. Las suelen adquirir frescas los europeos que se encuentran en el país. Aparte de eso, se procesan en forma de mermeladas y jaleas.

Australia: La producción cubierta salva a las frambuesas australianas de los peores efectos de la lluvia
Un importante productor de fruta australiano espera que este verano haya una gran disponibilidad de sus frambuesas de calidad en las estanterías de los comercios, ya que dos de sus centros de cultivo comenzaron a funcionar en noviembre. Actualmente están terminando el programa de invierno-primavera en Wamuran, cerca de la Sunshine Coast de Queensland, que está en su último mes, mientras que en otras zonas de producción comienza a haber crecimiento. Stanthorpe (en el sur de Queensland) y Tasmania empezaron hace tres semanas, por lo que durante un par de semanas, los tres centros de la empresa a nivel nacional estarán en funcionamiento (hasta mediados de diciembre). Aunque la región de Stanthorpe ha sufrido bastante humedad tras las fuertes lluvias de los dos últimos meses, todas las frambuesas están cubiertas, por lo que la lluvia en sí no ha afectado a la calidad de la fruta. Sin embargo, la humedad ha sido elevada, por lo que desde el punto de vista del cultivo ha sido más difícil controlar las enfermedades fúngicas.

Como categoría, los datos de producción se recogen en Rubus, que incluye frambuesas, moras y otras berries (como boysenberries y silvanberries). Estas berries han estado registrando aumentos interanuales en términos de volúmenes producidos desde 2018. Según los datos más recientes, correspondientes al año que finalizó en junio de 2020, se produjeron 9.932 toneladas, de las cuales 7.404 toneladas fueron frambuesas, 2.483 toneladas fueron moras y 45 toneladas fueron otras berries. La producción de berries de Rubus se valoró en 216 millones de dólares, lo que supuso un aumento del 4% respecto al año anterior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here