Mesa de trabajo entre el Gobierno y gremios arroceros. Foto: MinAgricultura

Desde el pasado miércoles, se llevó a cabo la mesa de trabajo convocada por el Ministerio de Agricultura junto al los gremios del sector arrocero como Dignidades Agropecuarias, Fedearroz e Induarroz, para llegar a un acuerdo respecto al incentivo al almacenamiento del grano.

Entre los avances que se lograron durante el encuentro, según explicó el MinAgricultura, está apuntar a que se tengan cifras de inventarios de arroz paddy y áreas sembradas durante el primer semestre de este año para llegar a un acuerdo y que establezcan el precio de referencia para los productores.

La cartera espera que durante la primera semana de julio se reciban dichas cifras, para continuar avanzando en los acuerdos del precio para beneficiar a productores y consumidores.

La institución también recordó que continuará con el apoyo al excedente para el presente año y apalancar la cosecha con recursos por $20.000 millones.

Esa reunión fue liderada por Aura María Duarte, viceministra de asuntos agropecuarios, quien había manifestado la disposición de la cartera para escuchar a los arroceros y llegar a los acuerdos pertinentes.

La polémica

Los gremios del sector dijeron que, sin el incentivo al almacenamiento arrocero, esta problemática amenaza la estabilidad del empleo rural en 216 municipios, la generación de ingreso para 500.000 familias y la soberanía alimentaria del país.

Mientras que el Gobierno alega que dicho mecanismo no sirvió como instrumento para planificar las siembras, el MinAgricultura espera un desmonte gradual. Los gremios exigen claridad en las políticas públicas para poder avanzar sin el riesgo de quebrar a los productores por cuenta de una sobreoferta en el mercado que no permita un pago justo a los arroceros.

De hecho, según las cuentas hechas por Fedearroz, si el Idema hubiera comprado parte de la cosecha del arroz cuando fue liquidado habría costado $125.000 millones, pero con el incentivo al almacenamiento solo fueron $7.000 millones.

Aunque este desacuerdo ha generado que los gremios convoquen a marchas y manifestaciones en Bogotá, ambas partes han mostrado disposición para llegar a un acuerdo.

La ministra de Agricultura, Jhenifer Mojica, también dijo que “lo único efectivo para lograr bajar las pérdidas para los productores arroceros cada vez que hay sobreoferta es planificar la agricultura, generar un límite máximo de siembra del arroz, en donde todo el sector se ponga de acuerdo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí