Imagen Referencial/Por: ContextoGanadero

Para facilitar el adecuado manejo al momento del ordeño, un flujo más rápido de los animales, su bienestar y el de los ordeñadores, es necesario contar con instalaciones apropiadas para ordeñar los animales diariamente.

No existe un único modelo de establo de ordeño y cuanto más especializada sea la producción de leche, se debe tener mayor cuidado en el diseño, selección y dimensión de los equipos de ordeño, indicó Ricardo Arenas, médico veterinario especialista, en un nuevo capítulo del Manual Práctico Ganadero, elaborado por Fedegán.

Tanto el tipo de establo propiamente dicho y los puestos de ordeño, como las instalaciones físicas y el corral general se deben diseñar teniendo en cuenta las condiciones del predio, el clima, el tamaño del hato, e inclusive el tipo de animales y el sistema productivo.

El diseño de los establos de ordeño busca mejorar la eficiencia del sistema, facilitar el flujo del ganado, proporciona bienestar a ellos, seguridad a los operarios y reduce el tiempo de ordeño por animal, por lo que en hatos medianos y grandes toda inversión en mejoría de estas instalaciones siempre será retribuida por la producción.

Un aspecto a tener en cuenta siempre es la luz en el sitio de ordeño y, particularmente, a la altura de las ubres, permitiendo su limpieza y preparación adecuadas. También, y por temas de manejo animal, se deben cuidar los cambios de luminosidad entre el corral de espera y el ingreso a la sala de ordeño propiamente dicha pues el ganado puede asustarse por este cambio. (Lea en CONtexto ganaderoLos diferentes tipos de salas de ordeño)

Cuando es un ordeño fijo, que no se desplaza por el potrero con el hato, en primer lugar es importante buscar ubicarlo en un sitio equidistante a todos los potreros de pastoreo del hato de producción, en un lugar de fácil acceso, con buenos drenajes en el ingreso y salida, elevado, evitando encharcamientos, con caminos en buen estado para que el ganado se desplace lo menos posible y por caminos que no afecten sus aplomos.

Se debe asegurar que en el corral de espera tengan suficiente sombra y ventilación, así como oferta de agua a voluntad. El tamaño ideal debe permitir el ingreso de todos los animales que se espera tener en cada hato de producción más un 25 %.

Los animales no deben esperar más de una hora para ser ordeñados con lo que se garantiza un manejo eficiente de la producción láctea en virtud de la fisiología de los animales por lo que el dimensionamiento del equipo de ordeño debe tener este factor en consideración.

En regiones donde la temperatura y los rayos del sol sean demasiado fuertes, es recomendable que los caminos tengan sombra, bien sea por medio de cercas vivas o con techos de polisombra, muy usados en la actualidad.

Tipos de establos

Según la forma en que los animales ingresan, se ubican y salen de las salas de ordeño y de los puestos de ordeño, los establos pueden ser de ingreso grupal o individual.

Brete a la par: los animales ingresan de manera individual a los puestos de ordeño, permite tener una máquina para dos puestos o ser de manera individual. Por los espacios que se pueden dejar entre los puestos facilita la instalación de equipos con descarga a la cantina y la operación de ordeño con ternero de apoyo. Se dificulta la posibilidad de foso y la rampa podría generar tropiezos y demoras en los ingresos de los animales al puesto de ordeño y este se adapta fácilmente a hatos y áreas pequeñas. (Lea en CONtexto ganaderoInstale equipos de ordeño creados de acuerdo a su necesidad)

Tipo tándem: los animales estarían localizados en fila, el ingreso y salida tradicional puede ser grupal, aún cuando se han modificado para contar con ingreso y salida por animal. Es muy práctico para el uso de foso de ordeño y la instalación de líneas de conducción de leches bajas que son más eficientes en el uso del vacío del equipo de ordeño.

Espina de pescado: Muy usado en nuestro medio. El ingreso es grupal aunque la salida es individual. Es muy práctico para el uso de foso de ordeño y la instalación de líneas de conducción de leches bajas.

En paralelo: Los animales ingresan por grupos, lo que implica tener lotes de animales homogéneos. Son muy usados en hatos medianos y grandes, y con buen manejo son muy eficientes en su operación.

Rotativos: Usados para hatos grandes y de alta producción por lo que se requiere un flujo rápido y uniforme de animales. Exige áreas de construcción bastante amplias y el robotizado.

El diseño de los puestos de ordeño, en general, debe permitir que los animales ingresen y salgan fácilmente sin movimientos antinaturales y que las ubres sean de fácil acceso para el ordeñador, iluminadas y que el ordeñador acceda a ellas de manera cómoda. Los fosos para la movilidad de los operarios o las pasarelas del ganado elevadas son una alternativa muy adecuada para este fin.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí