La oferta de tomate redondo y Roma se encuentra en transición en estos momentos, dejando una oferta ligera. «Esto es bastante normal para esta época del año», dice Megan Stallings, director de ventas de tomate para Calavo Growers. «Baja, Jalisco y el centro de México son las principales zonas en producción, y están al final de sus temporadas. Ahora es cuando hay más zonas productoras terminando que empezando». Al mismo tiempo, Florida también ha comenzado la producción, aunque con pequeños volúmenes.

En comparación con la oferta del año pasado por estas fechas, el volumen está dentro de lo normal. La oferta es actualmente mucho menor que la demanda, pero dado que Baja California tuvo huracanes que afectaron a la oferta disponible el año pasado, no se ven los precios récord ni la reducida oferta que se vieron el año pasado. «Así que esta temporada vamos un poco mejor, históricamente hablando, incluso cuando nos dirigimos a un tramo difícil en las próximas semanas», añade Stallings.

A su vez, el sector está a la espera de que comience la producción en Culiacán, México. Normalmente comienza a mediados de diciembre; sin embargo, en la zona llovió mucho a mediados de la temporada de siembra, por lo que se prevé que no comience hasta finales de diciembre o principios de enero. «Las próximas cuatro semanas serán muy activas», afirma Stallings.

Demanda en diciembre
En cuanto a la demanda, se mantiene estable, y se avecina un patrón típico relacionado con las vacaciones. «Tendremos el repunte de las Navidades, luego un poco de calma y después otro repunte, que es lo habitual», continúa el experto. Tras los precios récord del año pasado, causados por la escasez en Baja California, los precios de este año parecen más estables y típicos de mercados activos debido a la menor oferta. «Durante las próximas cuatro semanas, los precios seguirán subiendo, ya que la oferta es escasa. Sin embargo, nos dirigimos a una gran oferta una vez que Culiacán comience».

De cara al futuro, Stallings señala que es probable que se produzcan cambios en el Acuerdo de Suspensión del Tomate, que también afectarán a los mercados en un futuro próximo. «México está en conversaciones con el Departamento de Comercio y la Florida Tomato Exchange para analizar el acuerdo actual y los posibles cambios para el precio mínimo de referencia, y podríamos tener una respuesta a finales de diciembre», concluye. «Esto podría afectar a los mercados del tomate a medida que nos adentramos en enero y en la temporada de Culiacán».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí