La falta de oferta de mango de Perú ha provocado que los precios se disparen con respecto a la temporada pasada. «Los precios, comparados con la temporada 2022/2023, han crecido de forma considerable por la escasez de mango. Los mercados están pagando de seis a diez veces más que la temporada pasada», asegura Jeancarlos Solórzano, director de logística en la empresa peruana G&S Agroexport.

Según dice, están empacando y exportando los mangos del norte del país. «Ahora estamos empacando en Piura, en el norte de Perú, que es la primera ciudad donde se recolectan los mangos, y más tarde bajamos a Casma, en el departamento de Áncash».

Solórzano señala que la Asociación Peruana de Productores de Mango (Promango) dice que la situación de la producción de esta fruta y del sector agroexportador en Perú es crítica porque en la campaña 2023-2024 se registrará un descenso del 80% en los volúmenes como resultado de los efectos de El Niño.

Pese a lo complicado de la temporada, la empresa acaba de lanzar una nueva marca de mango. «Hemos lanzado nuestra segunda marca comercial, Mamay. Es una palabra quechua, el idioma nativo hablado en varias regiones de Perú, cuyo significado es ‘mamá’. Con la creación de esta marca, queremos reconocer el trabajo que las madres del campo hacen cuando cultivan la tierra y que, gracias a eso, podemos obtener los frutos de su trabajo. El eslogan es ‘De la madre tierra a tu mesa'».

«Como empresa, siempre intentamos vender algo diferente a nuestros clientes y, aparte de la calidad que ofrecemos, tratamos de que el cliente sea conocido por la ‘marca’, motivo por el cual ofrecemos una marca comercial como Mamay, para que pueda tener una identidad o particularidad como vendedor. Y pese a la falta de mango, hemos podido presentar la marca y creemos que en el curso de esta campaña sacaremos otras marcas comerciales».

Solórzano explica que están centrados en exportar mangos únicamente al mercado europeo. «Nuestro mercado es puramente europeo, sabemos que nuestra empresa está creciendo y que, en algún momento, entraremos en los mercados americanos y asiáticos. Pero, por ahora, enviamos productos a España, Francia y, posiblemente, a algunos clientes de Italia y Países Bajos. Pero nuestro principal mercado es España».

Dice que están muy agradecidos de tener mangos para cosechar y exportar. Muchos productores tienen una cosecha muy limitada debido a que la floración se vio afectada por el calor. «Gracias a Dios, nosotros competimos en el mercado y somos capaces de sacar nuestros envíos. Intentaremos acabar la temporada 2023/2024; sabemos que hay poca fruta, pero tenemos la bendición de Dios. Y sabemos que será él quien proveerá, seguiremos trabajando como lo hemos hecho hasta ahora. Esta temporada podría durar hasta mayo o junio, todavía se desconoce, pero lo que sí que sabemos es que, mientras dure, trataremos de continuar y, después, seguiremos con la exportación de otro producto agrícola», manifiesta un esperanzado Solórzano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí