Nikon, conocida por sus innovaciones en el ámbito de la fotografía, ha extendido su alcance a la industria ganadera con el desarrollo de un sistema basado en inteligencia artificial (IA) para transformar la forma en que los productores gestionan el parto de sus vacas. Este avance, que estará disponible en Japón este mes, busca simplificar las tareas diarias de los ganaderos y mejorar la eficiencia en la gestión del ganado.

¿Cómo funciona?

El sistema utiliza cámaras estratégicamente instaladas en las fincas para monitorear y analizar los movimientos de las vacas. A través de algoritmos avanzados de IA, el sistema es capaz de detectar signos reveladores de un parto inminente, como el aumento de la actividad y el comienzo de la liberación del saco amniótico, con aproximadamente cinco horas de antelación. (Lea en CONtexto ganadero: Qué señales muestra una vaca cuando va a parir)

El sistema no solo ofrece una notificación temprana sobre el inminente nacimiento de un ternero, sino que también lo hace de manera automatizada, a través de una aplicación de teléfono inteligente dedicada que transmite la información a los agricultores.

Aunque el costo de implementar este sistema puede parecer significativo, con un estimado de 6,200 dólares al año (más de 24 millones de pesos colombianos) para una granja con 100 vacas, los beneficios se podrían evidenciar a largo plazo con la reducción de la carga de trabajo manual y la mejora en la eficiencia del manejo del ganado, aspectos clave que podrían contribuir al éxito económico de las operaciones ganaderas.

El estudio previo

La recopilación de datos para entrenar la IA se llevó a cabo a lo largo del otoño de 2021, y los experimentos de prueba de concepto se realizaron en cuatro granjas de Kumamoto, Japón a partir de febrero de 2023. Kazuhiro Hirano, un funcionario de Nikon, expresó públicamente la intención de expandir las capacidades de la tecnología en el futuro.

Entre las metas se encuentra la detección del periodo de celo y otros patrones de comportamiento de las vacas, lo que podría proporcionar a los ganaderos información valiosa para la gestión reproductiva de su ganado.

En una conferencia de prensa celebrada en diciembre, Hirano compartió: «Queremos poder detectar también cuándo una vaca está en celo y otros patrones de comportamiento». Además, Keita Higuchi, un ganadero que participó en los experimentos, expresó su satisfacción con la utilidad del sistema, destacando su potencial para mejorar las prácticas ganaderas y el bienestar de los animales.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí