Ricardo Arenas, médico veterinario y conocido en internet como el Profesional Amigo, señala que hay muchos aspectos que el ganadero debe tener en cuenta si quiere establecer un sistema de producción de ceba en su empresa ganadera.

El primero de estos es la selección del ganado, debido a que “el novillo que entre a cebarse debe ser genéticamente bueno. Debe ser un animal que muestre en su fenotipo que es apto para la producción eficiente de carne. Si este animal es producto de algún cruzamiento, lo ideal es que se caracterice por ser bueno en carne, es decir animales bien levantados, que sean jóvenes y que tengan un peso acorde con su edad”, describe Arenas.

Estos animales deben ser seleccionados teniendo en cuenta la raza o líneas, de tal forma que sean eficientes en la conversión de alimento a carne.

El segundo de estos aspectos es la sanidad, nutrición y manejo, puesto que “el productor debe tener claro que la dieta para un animal de ceba es diferente que, para un animal de producción de leche, pues el primero necesita bastante menos proteína y más dietas ricas en fibras, en carbohidratos y suficiente volumen”.

Teniendo en cuenta lo anterior, es el productor quien debe evaluar cuáles son los alimentos que le brindan ese volumen a los animales, de tal forma que estos no tengan que caminar extensiones muy extensas.

Además, “deben contar con agua a voluntad y de calidad. No hay que olvidar que hay que tener muy presente el tema sanitario como las desparasitaciones, el chequeo de los animales para la evaluación de su crecimiento e identificación de los bovinos que tengan problemas con el crecimiento. A esto hay que sumarle que hay que estar muy comprometidos con las vacunaciones para controlar la salud de los ganados”, detalla Arenas. (Lea en CONtexto ganadero¿Cuáles son los errores más comunes a la hora de cebar al ganado?)

En cuanto el manejo, el profesional menciona que hay que saber abordar el tema de los potreros, de tal forma que sean instalaciones de calidad y que tengan una buena división, pues “dividir potreros es multiplicar la comida, es decir, tener potreros más pequeños hace que tengamos mejor utilización de la comida que se produce en ellos”.

Un punto clave en todo el proceso de ceba es que a los animales hay que brindarles su espacio, pues el manejo excesivo puede generar que los bovinos se estresen demasiado, por lo que lo ideal es que se convoquen a los bovinos exclusivamente para los aspectos puntuales.

El tercero de los aspectos es que el productor debe tener cuidado con la comercialización, debido a que “esta debe ser acorde con los precios que se tienen en el mercado. Es indispensable cuidar que no se presenten pérdidas en el embarque y en el transporte para que los animales no pierdan mucho peso”.

Este aspecto deriva del cuarto que está relacionado con las condiciones de bienestar que deben tener los animales tanto en su proceso de crecimiento en la finca, como en los momentos de embarque cuando se da la comercialización.

De acuerdo con Arenas, “las condiciones de bienestar durante toda la vida del animal hacen que estos engorden más rápido. Un animal que tiene sombras, agua, pasto y que está en un medio tranquilo dentro de un lote de ganado que no hay jerarquía, puede llegar a engordar de forma más fácil y rápida”.

Finalmente, el quinto aspecto está relacionado con la nutrición, pero enfocado en aspectos como la suplementación con sales minerales, pues específicamente para la ceba, “las sales son necesarias para la dieta de los animales. Es importante no solo dárselas, sino saberlas suministrar, pues hay que hacerlo en saladeros de fácil acceso para los bovinos, que no se mojen, que sean sales con dosis bien dadas y cuidadas”, concluye Arenas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí