Los productores de piña en Costa Rica y la República Dominicana dicen que la exportación de piñas sin corona, lo que permite dar cabida a dos piñas más por caja, no es un concepto nuevo, y han aprendido por experiencia que muchos mercados no la recompensan adecuadamente. Se refieren al hecho de que el retailer holandés Albert Heijn haya anunciado recientemente la venta de piñas sin corona.

Las coronas, aunque su ausencia aligera el transporte, se prefieren en muchos mercados, según los exportadores, por cuestiones estéticas y como señal de la salud de la fruta.

José Carlos Chaves, responsable de ventas comerciales de la productora y exportadora de piña costarricense Tropicales Del Valle, explica: «En este momento no suministramos directamente a Albert Heijn, pero trabajamos piñas sin corona con otros supermercados. No obstante, es un negocio que, desde hace muchos años, está más orientado a la industria o la IV gama. Si quieres vender la piña completa, las coronas siguen siendo un elemento de atracción si están en buenas condiciones, pues que hacen que la fruta se vea mejor, con una apariencia más estética siempre que las coronas estén turgentes y sanas. Sin embargo, es fruta, y hay veces que las coronas en realidad están llenas de hongos o se ponen marrones en el destino, y esto, por ejemplo, en ciertos supermercados, especialmente los alemanes, es motivo de rechazo».

«La idea de exportar sin la corona es buena y también desde el punto de vista del flete. Exportamos piña sin coronas a Israel por aire (debido a su normativa), por lo que el mercado ya está acostumbrado a ello. También hay un tema de precio; si en una caja entran seis piñas, cortando la corona entran dos piñas más del mismo calibre en la misma caja, y muchas veces es difícil que los clientes paguen el precio que deberían. Entonces pierdes dos piñas y aumentas el costo de empaque al tener que emplear a un equipo de personas para cortar coronas».

Kisha Rodríguez Then, de la productora de piña Caralinda Agroindustrial, sita en la República Dominicana, dice que exportan piñas sin corona a Israel. «Exportamos la fruta sin corona a Israel porque así lo solicitan. En nuestro caso, usamos esas coronas como semillas de plantación y tenemos campos que se cultivan a partir de estas coronas».

Añade que, para solucionar el problema de que la caja pesa más y es más cara debido a que caben dos piñas extra, utilizan cajas más pequeñas. «Lo que sucede con la exportación sin la corona es que si empacas en la caja estándar para 12 kg, la caja lleva dos piñas más de lo que llevaría si las piñas tuvieran corona, por lo que pesa más y es más cara. En el caso de Israel, tenemos una caja más pequeña para 10,5 kg, que es especial para trabajar las piñas sin corona».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí