Mediante técnicas especializadas de análisis de ADN, un estudio de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) identificó por primera vez en el país el virus sincitial respiratorio bovino y el virus de la parainfluenza bovina o respirovirus bovino, en terneros provenientes de fincas de la Sabana de Bogotá y Antioquia. Este valioso aporte al diagnóstico y la prevención de dichas afecciones evitaría pérdidas económicas por la disminución de carne y leche.

Dichos virus son los principales causantes de problemas respiratorios en los terneros, produciendo tos, secreción nasal, pérdida de peso y en ocasiones la muerte. Además, gracias a una alteración de la respuesta inmune y a factores ambientales, su progresión permite la infección pulmonar por bacterias oportunistas como Mannheimia haemolytica, Pasteurella multocida, Histophilus somni y Mycoplasma bovis, las cuales complican el cuadro produciendo neumonía grave.

“La base del problema está en que, en la etapa de infección viral, los signos clínicos no son muy obvios, y en las etapas avanzadas –cuando se llega a producir neumonía bacteriana o grave– se evidencia con mayor facilidad el animal enfermo”, asegura Adriana Carolina Carrillo, magíster en Salud y Producción Animal de la UNAL.

En ese escenario, y con el apoyo del profesor Jaime Correa, del Departamento de Salud Animal, y del Centro de Investigación en Infectología e Inmunología Veterinaria de la Universidad, la magíster estudió los 4 principales agentes virales que causan la enfermedad respiratoria bovina poniendo en jaque la producción de las fincas lecheras en el mundo. Estos son: herpesvirus bovino 1 (BoHV-1), diarrea viral bovina (BVDV-1), virus sincitial respiratorio bovino. y respirovirus bovino.

El análisis genético ofrece respuestas

Para el estudio se analizaron muestras de tejido nasal y pulmonar –regiones del organismo en las que es posible evidenciar el mayor daño– de 96 terneros provenientes de hatos lecheros de la Sabana de Bogotá y de la región antioqueña, que estaban en una planta de beneficio.

Luego de los estudios de laboratorio, y por primera vez en Colombia, identificó el genoma viral del virus sincitial respiratorio bovino y el respirovirus bovino, ¡un hito para la ganadería! y todo gracias a las técnicas moleculares: reacción en cadena de polimerasa (PCR) –que se clasifica como convencional– y PCR cuantitativa en tiempo real (qPCR), las cuales consisten en extraer una muestra de ADN o ARN del tejido de estos animales y amplificar sus secuencias con el fin de determinar cuáles corresponden a estos agentes virales.

Con la primera técnica se detectó el virus sincitial respiratorio bovino en el 25 % de las muestras nasales, mientras que el respirovirus bovino se halló en un 14,6 % en tejido nasal, y en un 4 % en pulmonar.

Por otro lado, la técnica de PCR en tiempo real tuvo resultados que mejoraron considerablemente el hallazgo, pues del respirovirus bovino se obtuvo un 41,3 % en muestras de tejido nasal y 26 % en pulmón. Cabe resaltar que para los otros dos agentes virales incluidos en la investigación no hubo detecciones, aunque faltan más estudios que indaguen en el ganado proveniente de otras regiones.

Además de estas técnicas moleculares, en el Laboratorio de Virología de la UNAL también se realizó la secuenciación de un gen del respirovirus bovino para reconocer su árbol filogenético, y por ende su origen.

La detección viral se complementó con un estudio de tejido afectado por el virus (histopatológico) para comparar los resultados de pruebas anteriores con la presencia de lesiones pulmonares.

“En el contexto ganadero colombiano la enfermedad respiratoria bovina se encuentra subdiagnosticada y aun no se ve el problema de su negativo impacto para la economía de la industria lechera y cárnica; además de las implicaciones en el bienestar animal”, concluye la experta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí