Noventa productores, dedicados al cultivo de frutas, reciben capacitación teórica – práctica en la escuela de campo para la reactivación de frutales caducifolios, impulsado por el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP) y el Programa de Fruticultura del Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIAP).

El propósito es entregar a los agricultores conocimientos, habilidades y destrezas para el manejo adecuado de sus cultivos, implementando procesos de transferencia especializados con calidad.

Luis Naranjo, técnico del MAGAP, indicó que la asesoría se la realiza por módulos de tres meses de duración. Los huertos de los agricultores sirven como aulas para las prácticas.

La escuela de campo inició en octubre del 2015. En las 16 sesiones de capacitación se han tratado temas prioritarios en: riego, nutrición, controles fitosanitarios, podas, aplicación compensadores frío con BPA, cosecha y poscosecha.

El presupuesto es de alrededor de 300 mil dólares. Aportan el MAGAP, a través del Programa Buen Vivir; Municipio de Cevallos; Mancomunidad del Frente Sur Occidente, y los agricultores.

Cada productor recibió plantas de manzana, pera, uvilla, claudia y durazno, además plantas de mora.

Rosario Aguilar, productora del sector Agua Santa, manifestó que actualizar los conocimientos es valioso. Consideró que al sumar sus conocimientos tradicionales con los técnicos, le permitirá producir una mejor fruta.

Diana Bayas, productora de la Asociación El Belén, mencionó estar complacida por los emprendimientos que desarrolla el MAGAP. “Es una motivación retomar la producción frutícola de nuestro cantón”, dijo.

El proyecto de reactivación de los huertos frutales, a más de la entrega de las plantas, incluye un reservorio de 100 metros, sistema de riego por goteo y micro aspersión, cinco libras de semilla de alfalfa nacional y 8.5 sacos de abono orgánico.

Fuente: MAGAP | ElProductor.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here